FANDOM



Los piratas de Joanne lograban evadir cualquier patrulla de la marina que intentaba localizarles sin ningún contratiempo, ya estaban completamente seguros, a pesar de esto la tripulación de Joanne estaba decaída con la moral por los suelos sin saber que hacer tras la heroica muerte de Okinawa. Joanne se quedó en su camarote llorando continuamente bebiendo ron sin parar mientras su hijo era cuidado por su tripulación que le trataban con cariño. Un día sin más Joanne salió del camarote con una botella de ron medio vacía en la mano izquierda

-capitana necesitamos que nos dé una orden-dijo el segundo al mando

-¿queréis una orden?, yo os daré una, pongamos rumbo de una puñetera vez al Grand line-respondió Joanne

-pero capitana, su hijo no puede venir con nosotros al Grand line, será un viaje demasiado peligroso para un bebe-

-tienes razón-dijo Joanne lanzando la botella por la borda–. Entonces creo que lo mejor será dejarle en algún lugar del East blue donde no sea buscado por la marina para que crezca alejado del peligro.

 -¿A dónde lo llevaremos capitana?-pregunto el segundo al mando

-ponen rumbo a la isla de Dawn-ordeno Joanne subiendo al castillo de popa –dejaremos a mi hijo en esa isla a cargo de alguien de nuestra tripulación

-lo que usted mande capitana-dijo el timonel. El barco tardo dos días en llegar a la isla de Dawn llendo con cuidado para que no les viera ningún barco de la armada, para ir con más cautela cambió las negras velas por unas blancas y quitaron la bandera para que ningún mercante informara de su presencia. Bordearon la isla de Dawn mirándola desde lo alto del palo mayor con un catalejo. Desde ahí vieron la orgullosa ciudad de goa considera por ellos como un lugar hipócrita y demasiado irritante por su desprecio hacia la gente pobre que vive en el vertedero gris de afuera de la ciudad que se podía ver desde lo alto del barco. Media hora después vieron la villa fuusha que parecía ser muy tranquila

-dejaremos a mi hijo en esa villa-dijo Joanne. El barco a media milla de la costa hecho el ancla     

-bien capitana ¿Quién se hará cargo de su hijo?-pregunto el segundo ha mando

-John tu eres mi más fiel tripulante-dijo Joanne poniendo su mano sobre el hombro del segundo al mando -, tú serás el que esté a cargo de mi hijo para que le cuides y protejas

-¿estas segura capitana?-pregunto John

-tu eres el que más me ha apoyado y eres el más indicado para educar a Kuzunoha por los grandes conocimientos que más de una vez has demostrado-respondió Joanne

-mi capitana será un honor para mí hacerme cargo de Kuzunoha y ser un padre modelo para el-dijo John. Joanne cogió a su hijo con lágrimas en sus ojos

-Kuzunoha, tu madre tiene que marcharse y dejarte solo, pero no temas que algún día estoy segura de que volveré a verte-dijo Joanne, la capitana saco de su bolsillo un colgante dorado y se lo entrego John

-¿y este colgante capitana?-pregunto John

-este colgante fue un regalo que mi padre le entrego a mi madre para mostrarle su amor, cuando zarpe para convertirme en pirata ella me la entrego-respondió Joanne –. Quiero que se lo entregues a Kuzunoha cuando cumpla los diez años y le digas que es de parte de su madre para que sepa que su madre siempre le quedra pase lo que pase, que nunca dejare de pensar en él y que la estará esperando en el Grand Line

-confié en mi capitana, dentro de diez años hare justo lo que tú has dicho, prometo que nada de lo que tú me has dicho hoy se me olvidada-dijo John

-entonces, bájate ya del barco, debemos de marcharnos antes de que sospechen de nosotros-ordeno Joanne. La capitana puso en los brazos de John al pequeño Kuzunoha que dormía plácidamente, además de varios millones de berries para que pudiera comprar una casa y comida hasta que encontrar un oficio del que sacar el suficiente dinero conque mantener el sustento seguro. John bajo del barco y fue en bote hasta la costa, Joanne no podía evitar que las lágrimas cayeran en la madera viendo como no volvería a ver a su hijo al menos en mucho tiempo.

-¡recoged anclas y desplegad velas!-ordeno Joanne. El barco zarpo en dirección al Grand line, Joanne estaba en el castillo de popa mirando cómo se alejaba cada vez más de su hijo. John con el pequeño Kuzunoha en brazos estuvo en la playa hasta que el barco desapareció en el horizonte

-bien pequeño Kuzunoha es hora de que busquemos una casa en la que podamos vivir-dijo John. Fue a la villa, contemplo el verde prado y la buena cantidad de molinos que hay se encontraban. Las casas tenían un diseño humilde, fue preguntando por ahí buscando al alcalde, una mujer le señalo al alcalde que estaba sentado en una silla leyendo un periódico y fumando en pipa, se acercó a el

-perdone señor alcalde, soy nuevo en la villa y quería preguntarle si podría yo y este pequeño quedarnos a vivir en este tranquilo lugar-dijo John    

-creo que lo más adecuado sería que me dijera su nombre, señor-dijo el alcalde

-si perdón, mi nombre es John y este pequeño es mi hijo-dijo John    

-yo me llamo Woop Slap y soy el alcalde de villa Fuusha-dijo el alcalde echando un anillo de humo –. Me has dicho que quieres vivir aquí ¿es verdad?

-si-afirmo John

-tenemos una casa que todavía no ha sido comprada pero cuesta medio millón de berries, ¿puedes pagar esa cantidad?-explico el alcalde. John saco una bolsa de dinero y mostro el medio millón

-¿servirá?-pregunto John    

-servirá-respondió el alcalde, Woop plegó su periódico y lo dejo en la silla, con un movimiento de mano hizo saber que quería que le siguiera hacia la casa.

-¿y déjame señor John donde está su esposa?-pregunto el alcalde

-¡¿mi esposa?!-pregunto alarmado John

-sí, me parece raro que no hayas venido con la madre de tu hijo a vivir aquí-respondió el alcalde. John estaba un poco nervioso todavía no se había inventado nada al no esperar que le preguntaran eso, “¿y que dijo?” pensaba John tratando de buscar algo que pudiese convencer al alcalde

-mi esposa murió al dar a luz a mi hijo-respondió John con sudor en su frente

-lamento oír eso-dijo el alcalde –. Contésteme a esta pregunta señor John ¿de dónde viene usted?

-yo vengo de una pequeña ciudad legos de esta isla-respondió John -, cuando mi mujer murió me sentí tan desolado que quería vivir en un lugar tranquilo junto a mi hijo y por eso vine aquí

 -comprendo-dijo el alcalde que parecía haberse tragado esa trola pue seguía andando y fumando tranquilamente. Tras esta charla llegaron a la casa, era de un solo piso pero parecía el lugar ideal en el que vivir.

-puede que sea pequeña pero es mejor que nada-dijo el alcalde –. Pero antes de que puedas entrar tendrás que darme el dinero

-tome-dijo John entregando más de medio millón de Berries al alcalde Woop. 

 -entonces usted ya puede entrar a la casa señor John junto a su hijo-dijo el alcalde –a. h, por cierto todavía no me ha dicho como se llama su hijo

-mi hijo, él se llama Kuzunoha-respondió John sin creer que eso les traería problemas sin esperarse que en esa villa aparecería alguien que no esperaba. Tres meses después al puerto de la villa llego el barco del almirante Garp que estaba ahí para descansar unos días. John se acercó a mirar algo nervioso, unos marines estaban repartiendo entre los habitantes unos folletos y se acercó a coger uno, lo que no se esperaba era que esos folletos eran carteles de se busca de la capitana Joanne, era un precio que era de cincuenta millones de Berries por capturarla viva o muerta. John no se esperaba que Garpa apareciese, le siguió en silencio para ver a donde iba. Se sorprendió aún más que Garp se reuniese frente a la taberna con una mujer alta con sobrepeso acompañada de dos niños pequeños.

-¡abuelito!-dijo el más mayor de los dos

-hola Ace, veo que has crecido un poco-dijo Garp -, bien Dadan me alegra que sigas con tu promesa de cuidar a mis nietos

-Garp, no me gusta nada que vengas acompañado de tus marines asustando a mis aldeanos con sus carteles de se busca inundando las paredes de las casas-dijo el alcalde

-no se alarme alcalde Woop, solo estaré aquí un par de días y luego me marchare con mi tripulación-dijo Garp -, por cierto ¿hay alguna noticia interesante?

-ah sí, hace dos meses un hombre acompañado de un bebe vino a vivir a la villa Fuusha-  respondió el alcalde

-¿y quién es?-pregunto Garp

-si quieres saber quién es, está ahí mismo mirándonos-dijo el alcalde señalando a John que en cuanto Garp le echo la mirada encima salió corriendo hacia su casa, Garp fue tras el interesado en conocerle. John llego su casa con sudor en la frente, en su cara se mostraba claramente su miedo, al abrir la puerta vio a Kuzunoha gateando frente a él y lo cogió

-¿Por qué has salido corriendo?-pregunto Garp detrás de él, al darse la vuelta Garp vio a Kuzunoha -¡ese bebe es el hijo de Joanne!

-¡por favor vicealmirante Garp deje que el viva en paz en esta villa junto a mí!-suplico John

-tu eres, un pirata y ese bebe es el hijo de la pirata Joanne NewGate hija del pirata Shirohige-dijo Garp -, no sé si estará bien que tú lo eduques

-señor Garp, yo ya no soy un pirata y Joanne me confió el cuidado de su hijo a mí para que tuviera una vida que se mereciera, por favor permítanos vivir en paz sin que la armada nos moleste-pidió John

Garp miro al pequeño Kuzunoha fijamente durante unos segundos, cerró los ojos para respirar bien hondo y luego decir

-está bien, dejare que tú y Kuzunoha NewGate viváis en esta aldea, será un secreto entre tú y yo para que crezca como debe, después de todo es lo que yo tenía pensando para Kuzunoha y creo que a Dadan no le gustaría nada que le pusiera otro niño bajo su cargo

 -¡gracias Vicealmirante Garp!-dijo John con una solemne reverencia. Tras esto Garp se marchó a los dos días partiendo en su buque, los años pasaron tranquilamente en la villa Fuusha, Kuzunoha crecía sano y feliz bajo la educación de John, enseguida se hizo uno de los mejores amigos de los nietos de Garp, Monkey D Luffy y Ace. El día de su décimo aniversario Kuzunoha estaba andando por la villa, fue al puerto a mirar el barco de Garp que había llegado para estar con sus nietos

-que barco tan grande-dijo Kuzunoha mirando el enorme buque acercándose a mirarlo, tenía una mirada de ilusión mirando el excéntrico mascaron de proa en forma de perro, habían marines armados con rifles vigilando que no entrara nadie no autorizado a la nave.

-¿te gusta mi barco Kuzunoha?-pregunto Garp

-¡sí!-respondió enérgicamente Kuzunoha

-por favor Kuzunoha ven conmigo al bar-dijo Garp con una sonrisa. Al entrar en el bar de la villa vio a un gran número de personas

-¡feliz cumpleaños!-gritaron todos, entre ellos estaban John, los nietos de Garp, el alcalde de la villa y otros habitantes.

-Bwa Ha ha ha ha, hoy Kuzunoha cumples diez años-dijo Garp. Media hora después el cartero entro con un paquete

-busco a Kuzunoha, ha llegado un paquete para el-dijo el cartero. Kuzunoha cogió el paquete y lo abrió, era un pequeño cofre, al abrirlo había en su interior una extraña fruta de color rojo con espirales

-que fruta tan rara-dijo Kuzunoha. “esa fruta no puede ser” pensó Garp. Kuzunoha levanto la fruta encontrándose debajo de ella una nota, en ella ponía

“te deseo feliz décimo aniversario nieto mío, aunque no esté presente espero que esta fruta que tanto me ha costado encontrar sea la que te conceda la fuerza para venir al Grand Line para puedas conocerme a mí y a tu madre. Tu abuelo Shirohige”

-Shirohige, no espere que conociera la existencia de su nieto Kuzunoha y mucho menos que le enviaría una Akuma No Mi gusto cuando el cumpliera diez años-murmuro Garp “pero sea como sea tengo que evitar que se coma la fruta, podría obtener cualquier poder y solo dios sabe lo peligroso que podría llegar a ser, podría alcanzar un poder como el de su madre o incluso llegar a ser tan poderoso como Shirohige ” pensó Garp, cuando se dio cuenta Kuzunoha ya se había comido la fruta del diablo entera. Garp lanzo un grito y cogió a Kuzunoha por los pies y trato de sacar la fruta del diablo sacudiendo su cuerpo sin éxito alguno

-¡¡escupe esa Akuma No Mi enseguida!!-gritaba Garp

-¿Akuma No Mi?-pregunto Ace

-¿es una de esas que yo me comí y que me convirtió en un hombre de goma?-pregunto Luffy

-Kuzunoha, tú te vendrás conmigo-dijo Garp llevándose a Kuzunoha a rastras fuera del bar

-suéltame-dijo Kuzunoha, sus manos estaban cambiando volviéndose peludas y saliéndole garras que parecían muy afiladas. Garp cogió a Kuzunoha por la tripa y lo cargo a hombros

-¡déjale en el suelo ahora mismo Garp!-grito John. Dos marines se interpusieron cogiéndole fuertemente por los brazos para que no pudiera avanzar. Kuzunoha fue llevado al buque de Garp. Kuzunoha fue dejado en el camarote del Vicealmirante que se sentó junto a el

-no te preocupes pequeño, he dado la orden de zarpar hacia el cuartel de la armada, una vez ahí te enseñaremos a usar los poderes que te ha concedido la Akuma No Mi -dijo Garp poniendo su mano izquierda sobre Kuzunoha

-por favor, he crecido aquí y aquí tengo a mis amigos-dijo Kuzunoha con una mirada de tristeza mirando sus manos con garras.

-ya volverás, seguramente dentro de muchos años cuando seas un gran marine-dijo Garp

 -quiero preguntarte algo-pregunto Kuzunoha

-tu pregúntame lo que quieras y te responderé a lo que sea por algo aparte de mis nietos eres a quien más aprecio tengo-dijo Garp

-¿tú sabes quién es Shirohige?-pregunto Kuzunoha –, sobre todo ¿Quién es mi madre?

-temía que me preguntaras eso, veras Shirohige y tu madre son piratas muy buscados por la armada

-¿conociste a mi madre?-

-si-

-¿Cuándo?-

-Conocí a tu madre el mismo día que tú naciste en la enfermería de una base de la armada que yo visite-respondió Garp

-¿Qué?-

-hace diez años, tus padres formaron un gran caos, todo por ti-respondió Garp -, recuerdo cuando te sostuve en mis brazos después de que los marines te quitaran de las manos de tu madre para llevarte a los míos para llevarte legos de ella

-¿Y quién es mi padre?-pregunto Kuzunoha. Garp estaba sudando por esas preguntas que resultaban tan incomodas de contestar

-ya basta de preguntas-dijo Garp, cogió una manzana y se la entregó a Kuzunoha para que se la comiera, al darle un mordisco noto algo diferente en su mandíbula

-ahora tengo colmillos-dijo Kuzunoha palpándose los colmillos caninos que le estaban emergiendo. Kuzunoha noto incomodidad en sus zapatos y se los quito viendo que estaban tomando un aspecto más canino sosteniéndose sobre la punta del pie.

-esa fruta debía de ser una Zoan-dijo Garp

-¿Zoan?-pregunto Kuzunoha

-sí, las Zoan hacen que el que se las coma pueda convertirse en un animal o tan solo en un hibrido del mismo, y asumo que te estas transformando en un canino desconozco cual

-estoy sintiendo algo-dijo Kuzunoha, se bajó un poco los pantalones y le salió una cola de Zorro con un color naranja con la punta blanca con un color marrón dividendo los dos colores

-un Zorro en eso es lo que te transformaras-dijo Garp

Se escuchó un gran revuelo en el muelle y Garp fue a mirar lo que era, John estaba abriéndose paso a la fuerza golpeando marines y lanzándoles al agua

-¡¡si no me dejáis pasar os zurrare a todos vosotros!!-grito John

-tendré que salir a detenerle-dijo Garp. Al darse la vuelta vio a Kuzunoha en el suelo transformado en un Zorro antropomorfo. Estaba claro que la Zoan ya había terminado de darle su respectivo poder al joven. Kuzunoha trato de levantare resultándole un poco difícil mantenerse equilibrado con sus pies caninos y la cola de Zorro.

-me siento raro-dijo Kuzunoha

-puede que tardes un tiempo en acostumbrarte en llegar a controlar el poder que te ha concedido la fruta del diablo y sobre todo a las formas que a las que tendrás tu ahora acceso-dijo Garp -, en cuanto pases unos meses conmigo entrenando en MarineFord podrás usar perfectamente ese poder

-me niego a ir contigo señor Garp-dijo Kuzunoha

-¿Qué?-pregunto Garp

-¡¡he dicho que me niego a ir con usted Garp!!-replico Kuzunoha cogiendo la silla lanzándosela a Garp que la rompió de un puñetazo

-cálmate Kuzunoha, seguro que debes de estar confundido por tu nuevo aspecto pero tranquilo puedes volver a ser humano solo tienes que-dijo Garp tratando de tranquilizar a Kuzunoha

-¡no digas que me calme!-grito Kuzunoha. Miro fijamente a la pared puso sus manos en cruz y corrió contra ella

-¡para te harás daños!-dijo Garp. Kuzunoha atravesó la pared de madera cayendo al agua hundiéndose fácilmente

-¿Qué ha sido eso?-pregunto el alcalde

-¡Kuzunoha!-grito John saltando al agua. Kuzunoha se estaba hundiendo en el agua de forma irremediable debido a que la Akuma No Mi impide poder nadar en el agua. John cogió a Kuzunoha por la camisa y fue nadando hacia la superficie llevándole a tierra firme, presiono sobre su pecho para que escupiera toda el agua de sus pulmones. El alcalde y los aldeanos se acercaron

-esta maldito-dijo una mujer

-se ha convertido en un demonio-dijo un hombre

-no esperad, sigue siendo Kuzunoha, solo que ahora tiene el poder de una Akuma No MI igual que Luffy-dijo John poniéndose delante del joven

-recapacita John, tu hijo ahora es un monstruo-dijo el alcalde. Un par de marines trataron de coger a Kuzunoha pero John sin vacilar les propino a ambos un potente puñetazo lanzándoles contra el suelo

-¡no dejareis que le pongáis una mano encima al hijo de Joanne!-grito John

-¿Joanne?-pregunto el alcalde -, ¿acaso es el hijo de aquella pirata llama Joanne NewGate y no el tuyo?

-¡así es!-grito Garp abriéndose paso entre la multitud

-¡nos has estado engañando!-grito una mujer

-John tú serás arrestado por agredir a soldados de la marina-dijo Garp -. Y Kuzunoha se convertida en un marine como lo fue su padre y no en un pirata como su madre o como su abuelo Shirohige-. ¿Shirohige? ¿Te refieres al hombre más fuerte del mundo?-pregunto el alcalde con cara de piedra

-no es momento de explicaciones si no de actuar-dijo Garp, movió su mano izquierda hacia John para que tres soldados le cogieran por los brazos y no pudiera reaccionar, otros cuatro marines cogieron a Kuzunoha

-¡soltadme!-grito Kuzunoha lanzando a los marines por los aires con gran fuerza, la sangre de su abuelo había comenzado a despertar

-¿pero qué?-pregunto Garp viendo a los marines caer a veinte metros de distancia, John lo aprovecho para liberarse de los marines dando codazos a dos de ellos y una patada al tercero en toda la mandíbula

-¡Kuzunoha escapa!-grito John cogiendo al joven

-¡atrapadles pero no hiráis a Kuzunoha!-ordeno Garp. Docenas de marines salieron detrás de John y Kuzunoha. John miro a los numerosos marines que iban detrás de él y se paró, saco el colgante dorado de Joanne

-toma Kuzunoha, tu madre me pidió que te lo entregara cuando cumplieras los diez y hoy los has cumplido y seguramente será mi única oportunidad de entregártelo-dijo John

-¿de mi madre?-pregunto Kuzunoha

-si-respondió John -, y antes de que sea demasiado tarde, tu madre me pidió también que te dijera que haya siempre te queda pase lo que pase, que te estará esperando en el Grand Line

-gracias-dijo Kuzunoha

-¡y ahora Kuzunoha vete al bosque!-dijo John

-¿y tú?-pregunto Kuzunoha

-les mantendré a raya para darte tiempo a que escapes y te puedas ocultar en el bosque-dijo John

-pero-

-¡¡he dicho que te escapes!!-grito John enfurecido. Kuzunoha salió corriendo rumbo al bosque

-¡tras el!-gritaban los marines

-¡no os lo permitiré!-dijo John dándose a golpes contra los marines sin darles la menor oportunidad de ir tras Kuzunoha. Los marines con sus espadas lanzaban estocadas a John causándole serios cortes en varias partes de su cuerpo, John ignoraba el dolor y seguía combatiendo con gran ferocidad contra sus enemigos, su estómago fue alcanzado por una bala cayendo al suelo escupiendo sangre y tratando de evitar que le saliera más por la herida de bala. Los soldados consiguieron ponerle gruesas cuerdas impidiendo que pudiera moverse

-no has sido tan tozudo como Okinawa lo fue para defender a su familia-dijo Garp pasando de largo camino al bosque mientras se llevaban a John al barco. Kuzunoha logro penetrar en el bosque pero su olfato de Zorro le indicaba que Garp estaba acercándose y trato de ocultarse con mucho miedo pensando en un moro de pasar desapercibido “por favor que no me atrape” pensó Kuzunoha con fuerza

-¡sé que estas por aquí Kuzunoha!-grito Garp, escucho una rama romperse y se acercó a mirar, un Zorro con un collar dorado en su cuello salto de entre los arbustos asustando a Garp que cayó al suelo “solo es un Zorro” pensó Garp levantándose “espera pero si en esta isla no hay Zorros” se dio cuenta Garp, al mirar de donde salto el zorro vio la camisa y pantalones de Kuzunoha percatándose de que ese Zorro era el joven transformado. Garp cerró los ojos y se dio la vuelta y respiro bien hondo

-¡¡escúchame Kuzunoha, algún día tendrás que salir de este bosque, la gente de la aldea te considera un monstruo por lo que no podrás volver, tu vida nunca volverá a ser lo mismo, solo la armada te podrá acoger!!-grito Garp -, ¡¡ahora me marchare y si quieres venir conmigo sal de donde te escondes, de lo contrario tendrás que quedarte en este bosque!!

-no pienso ir con el-murmuro Kuzunoha escondido en un matorral. Paso cinco minutos sin que hubiera ninguna señal de Kuzunoha

-¡¡ya han pasado cinco minutos por lo que asumo que prefieres quedarte, me marchare pero sé que algún día volveremos a vernos y cuando eso pase espero que te unas a la marina y enorgulleces nuevamente el dañado nombre de tu padre!!-grito Garp, después se marchó. Kuzunoha todavía convertido en Zorro se asomó para mirar cómo se marchaba a su barco que zarpo una hora después. Se quedó mirando hasta que ya no avistaba el barco de Garp, después de ello volvió a adentrarse al interior del bosque sin mirar atrás con lágrimas recorriendo su rostro

 Tho Be Continued


 Siguiente Capitulo: Sobreviviendo

 

 Anterior Capitulo: el hijo de la pirata y el marine

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar