FANDOM


Creador

Lgarabato

Fanons que intervienen por orden de aparición junto a sus creadores

Personajes:

Organizaciones y Bandas piratas:

Hydra

Un enorme dragón ataca la base del Daku Gorosei

Base del Daku Gorosei ubicada en una isla remota del South Blue. Es plena noche.

Torre de control.

Operador: Eeeeh... Señor. Veo algo acercándose. Algo grande.

Capitán del Daku Gorosei: Será el cargamento que tenía que venir mañana. Han llegado mucho más pronto...

Operador: Pero señor, viene demasiado rápido y...

En ese momento, un enorme dragón dispara tres grandes bolas de fuego a la torre, destruyéndola por completo.

Eso moviliza a todos los soldados, que se ponen a disparar al monstruo con sus cañones pero él esquiva todos los disparos y se dirige al almacén donde un soldado gigante intenta interceptarlo con su hacha.

Gigante del Daku Gorosei:¡Toma esto, monstruo!

Sin embargo, el dragón recubre su cola con Haki y destruye el hacha, impactando al gigante. Luego, un gran escuadrón dispara a la bestia con fusiles pero ella se queda indiferente. Acto seguido lanza un potente rugido, haciendo que la mayoría del escuadrón caigan desmayados. Contra los que quedan en pie, invoca a una serie de guerreros-esqueleto para que los combatan para que así él pueda acceder al almacén y llevarse dos contenedores que había dentro. Acto seguido alzó el vuelo y desapareció en el cielo.

Kunoichi, sede principal del Daku Gorosei.

Daku Gorosei

El Daku Gorosei

En la isla de Kunoichi, el vicealmirante Cervantes va corriendo por un pasillo hasta el despacho del almirante Hanran (también conocido como Sanguinem), donde están reunidos los demás vicealmirantes.

Cervantes: ¡Hanran!

Sanguinem: ¿Qué ocurre?

Cervantes: ¡Nos han robado!

Cifer: ¿Qué?

Hanran: ¿Quién?

Hanran Portrait

Hanran (alias Sanguinem), almirante del Daku Gorosei.

Cervantes: Según los de la base del South Blue, un monstruo gigante ha robado dos contenedores del almacén.

Sr. Papuru: Uuuuuh. ¿Acaso no tenemos defensas suficientes para frenar a un monstruo salvaje?

Cervantes: ¡Ese "monstruo" salvaje conoce los tres tipos de Haki con los que ha diezmado a una gran parte de la división!

Hanran: Moviliza las tropas.

Cifer: No. Iré yo a por él. No quiero más bajas innecesarias.

Hanran: Serás convocado cuando se te necesite, Cifer. Cervantes...

Cervantes coge un Den Den Mushi.

Cervantes: ¡Atención a todas las divisiones! ¡Permaneced alerta al posible ataque de un enemigo no identificado de gran tamaño! Si se aparece ante vosotros, no dudéis, abatidlo.

Hanran: Alguien está tramando algo que requiere de nuestra tecnología. Y quiero saber quién es.

Capítulo Uno: Los Piratas Del Cielo Oscuro

Tsu

Uchiwa Tsubaki, capitana de los Piratas Del Cielo Oscuro.

En otro lugar del vasto mar, una pequeña banda pirata anda con escasez de comida y se ve obligada a pescar para llenar la tripa.

Kitanai: Me abuuuuurro.

Nathan: Ídem. Si almenos picara algo...

Vero: Vosotros mismos pero si no hay pesca, no hay comida.

Star: La verdad es que sí que es aburrido.

Kitanai: Si almenos...¡Oye tú!¿Y si nos ayudas un poco?

La capitana Tsubaki está tumbada en una hamaca leyendo.

Tsubaki: Yo superviso. Además, soy la capitana.

Kitanai: ¡Vaya morro!

En ese momento, un enorme monstruo volador pasa volando por encima a gran velocidad sorprendiendo a toda la banda.

Star: Tsubaki...

Tsubaki: Eso es...

Impacto

El monstruo golpea a Tsubaki y Star con un gran chorro de agua.

Nathan, Vero y Kitanai: ¡COMIDA GIGANTE!

Tsubaki y Star, con sus poderes, emprenden el vuelo para ver qué o quién era ese monstruo, al que logran alcanzar en poco rato. Se quedan impresionados con el aspecto de aquel monstruo: un dragón de tres cabezas enorme. En cada pata lleva una especie de contenedor de metal.

La bestia no se alegra mucho de haber sido alcanzada y rápidamente se gira y empieza a disparar bolas de fuego a los dos piratas.

Star: ¡Agh! ¡No es muy amigable!

Tsubaki: ¡Enjeru furaito: Jisoku satsujin!

Tsubaki da un gran y doloroso corte al dragón lo que le hace perder uno de los contenedores. El monstruo se lanza desesperádamente a recogerlo y, cuando lo hace, da un poderoso rugido.

Acto seguido, un enorme pilar de agua se eleva de la superfície marina y impacta de lleno sobre los dos piratas, haciéndoles caer al mar.

Star está tan aturdido por el golpe que solo se mantiene unos segundos consciente para ver lo ocurrido: está bajo el mar, hundiendose con su capitana inconsciente debido al brutal ataque del monstruo e incapaz de emerger debido a ser usuario de Fruta del Diablo. Finalmente, el cansancio y la asfixia acaban por hacerle perder el conocimiento y precipitarse hacia las profundidades marinas.

Capítulo Dos: El misterioso buen samaritano

Veroo17

Vero, cocinera de los Piratas Del Cielo Oscuro

Nathan: Eh.

Kitanai: Chicos, despertad.

Nathan da unas palmaditas en la cara de Star, haciendo que se despierte. Tsubaki, que está a su lado también está volviendo en sí.

Tsubaki: ¿Eh? ¿Qué ha pasado?

Kitanai: Unos minutos después de que os fuerais tras el bicho ese, el mar os escupió al barco.

Tsubaki: ¿Nos "escupió?

Vero: Sí. Un chorro enorme de agua apareció al lado de nosotros y de él salisteis vosotros inconscientes.

Kitanai: Además. ¡Mira la de peces que ha escupido además vosotros!

Kitanai enseña varias bandejas llenas de pescado.

Nathan

Nathan Boom, tirador de los Piratas Del Cielo Oscuro.

Nathan: ¡No cabe duda de que hay un buen samaritano ahí debajo, jajajaja!

Vero: Mejor vamos a comer y nos contáis como os ha ido con el monstruo desconocido aquel.

Zeus 2

Star D. Zeus, médico de los Piratas Del Cielo Oscuro.

La banda va tranquilamente a comer y Star y Tsubaki hablan al resto de la tripulación de su corto encuentro con el dragón de tres cabezas y de aquel chorro de agua que, al parecer, tras derrotarlos, les había salvado la vida.

Kitanai: ¿Y esa especie de contenedores a los que tenía tanto apego, por casualidad habéis visto lo que contenían?

Star: No... Han estado cerrados todo el rato. Pero el monstruo llegó a dejarnos de lado para recuperar uno que se le había caído.

Nathan: Puede que contengan materiales valiosos.

Kitanai: Cierto... Si consiguiéramos esos contenedores, podríamos tratar de venderlos y a ver si ganamos algo de dinero.

Vero: No se... ¿Qué opinas, capitana?

Kitanai

Kitanai, carpintero de los Piratas del Cielo Oscuro.

Tsubaki: mmm... Qué narices, averigüemos que tienen de especial esos contenedores como para que ese monstruo haya querido matarnos a Star y a mí para protegerlos.

La tripulación llegó al acuerdo de perseguir al monstruo y puso rumbo a la dirección por la cual se había ido con la intención de averiguar el contenido de esos misteriosos contenedores.

Capítulo tres: Cizaña

En otra isla, esta vez en el North Blue, se encuentra otra base de la siniestra organización conocida como Kuro Nodo.

Hay dos guardias vigilando la puerta principal.

Guardia: Oye ¿No te parece raro estar vigilando la base si nadie en este condenado mar sabe dónde estamos?

Guardia: Sí, pero hay que estar alerta, si alguien pasa de esta puerta, podemos darnos por muertos y enterrados. ¿Alguna vez has visto al mandamás? Dicen que está como una cabra.

Guardia: Sí, eso he oído. Dicen que devora a sus enemigos.

Sanguifista

El Sanguifista, robot de combate del Daku Gorosei.

Guardia: Un momento... ¿Qué es eso?

En ese momento, un enorme Sanguifista lanza un potente rayo de energía a la puerta, destruyendola por completo. En ese momento, un montón de guerreros-esqueleto entran por el boquete y empiezan a atacar a los soldados.

Mientras, el Sanguifista mete el brazo en el almacén y se lleva dos contenedores que había dentro y emprende el vuelo.

Acto seguido, los guerreros-esqueleto se desvanecen dejando a los soldados del Kuro Nodo dejándo a los soldados entre los destrozos.

Soldado: ¿A dónde han ido?

Soldado: Oooooh, tío.

Soldado: Sí. El jefe nos va a matar...

Base principal del Kuro Nodo

Un soldado entra lentamente en el laboratorio de uno de los líderes de la organización: "La Mente depredadora" Kodona Haigatai.

Kodona: Estoy ocupado. ¿Qué pasa?

Kodona loco

Kodona Haigatai, líder del Kuro Nodo.

Soldado: Esto... Han atacado una de nuestras bases en el North Blue.

Los guardias están observando la conversación desde fuera de la habitación.

Kodona: ¿Y...?

Soldado: Se ha-han llevado dos contenedores del almacén.

Kodona: ¿QUÉ?

Soldado: ¡Ha sido un robot del Daku Gorosei! ¡Por favor no me mate!

Reina el silencio...

Kodona:...Je...Jejeje...¡JAJAJAJAJAJA! -cogiendo al soldado por el hombro- ¡Tranqui, tío!¿Qué crees que soy, una espécie de monstruo?¡JAJAJAJAJAJA!

Soldado: Je...jejejeje. Pues no, no me parece usted un monstruo jejejeje.

Kodona: JAJAJAJAJA. Pues mira, me halaga de que no pienses eso.

De repente, Kodona se transforma en un dinosaurio Troodon y le arranca la cabeza al soldado de un mordisco dejando aterrados a los guardias.

Kodona (lamiendose la sangre de la boca): Pero me temo que tienes un punto de vista equivocado. Ahora haremos una visita a nuestros amigos del Daku Gorosei.

Capítulo Cuatro: Información cara

Yakan infobox

Yakan, tirador de los Piratas del Sueño.

Valeria: Yakan... ¿Me puedes decir qué hacemos aquí?

Yakan: Shhhhh... Un momento.

Los Piratas del Sueño, capitaneados por Valeria Utamine, se encuentran en una isla pantanosa, al parecer están esperando a alguien.

Anna: ¡Eh, mirad, una luz!

Una luz se dislumbra entre la niebla.

Yakan: Ya está aquí.

Valeria: ¿Quién?

Utamine Valeria Post-Timeskip Anime

Valeria Utamine, capitana de los Piratas del Sueño.

En ese momento aparecen en una barca dos hombres de gran tamaño armados con bazookas y un encapuchado.

Doa: Un momento... ¿Ese no es...?

El encapuchado se baja de la barca y se acerca a Yakan.

Encapuchado: ¿El señor Yakan?

Yakan: Soplón...

Anna: ¿Quién es?

Doa: En los Bajos Fondos es conocido como "El Soplón". Trafica con información vendiéndola a quién está más interesado por un alto precio.

Soplón: Antes de nada, son Berrysymbol100.000.000 por la información.

Yakan:...

Soplón

El Soplón.

Valeria: ¿Tanto?

Soplón: También podría venderla a la Marina. Se volverían locos por ella.

Yakan al final cede y le entrega un maletín al anciano. Tras verificar el contenido se lo entrega a los matones y comienza su relato.

Soplón: El caso es que al Daku Gorosei les han robado dos contenedores de contenido desconocido y están desesperados por recuperarlos.

Yakan: ¿Quién ha sido?

Soplón: ¿Sabe lo que es una hydra, señor Yakan? Pues eso es lo que lo ha robado.

Yakan: Me parece un disparate.

Soplón: ¿Cuestiona mis fuentes, señor Yakan? Eso no me gustaría. Siempre puede comprobarlo en la base que hay al noreste de aquí. En fin, esa era toda la información de la que disponía. Pasen todos ustedes un buen día.

El Soplón desaparece de repente junto a sus matones.

Doa cara

Doa, guía de los Piratas del Sueño.

Valeria: ¿De qué va todo esto?

Yakan: Ahora tengo una oportunidad de atraparles.

Valeria: ¿A quienes? Como capitana te ordeno que me cuentes qué pasa.

Yakan: Unos criminales que llevo persiguiendo hace tiempo han cometido un error y ahora puedo aprovecharme de ello. Solo tenemos que encontrar unos contenedores que han perdido y que, al parecer, son de gran importancia para ellos. Aunque según el Soplón los tiene una "hydra"...

Anna: Pues se los quitamos a la hydra. Así de fácil.

Doa: Si es para detener a algún malvado, me apunto a lo que sea que quiera hacer Yakan.

Valeria: ¿Todos? Vale, en ese caso yo también me apunto. Consigamos esos contenedores.

Anna Portrait

Anna, luchadora de los Piratas del Sueño.

Yakan: Primero deberíamos dirigirnos a la base que mencionó el Soplón.

Valeria: ¡En marcha tripulación!

Anna: ¡Volando!

Capítulo Cinco: Los Piratas del Sueño

Los Piratas del Cielo Oscuro llegan a una base del Daku Gorosei con la ayuda del Soplón que, al igual que ha hecho con los Piratas del Sueño, también ha ganado una buena suma de dinero con ellos.

Tsubaki: Según el viejo ese, debería ser aquí.

Kitanai: ¡Más le vale! ¿Habéis visto lo que cobra por un par de frases?

Star: Chst.

A lo lejos se pueden ver dos guardias con uniformes del Daku Gorosei que van a recibir a alguien que está saliendo de un gran barco. El personaje resulta ser un hombre enmascarado y con una larga capa.

Guardia: Saludos, y bienvenido a esta fortaleza, gran Sanguinem.

Star: Sanguinem...

Nathan:...

Kitanai:¿? Lo siento, pero no se quién es ese fantasma.

Tsubaki: No, si yo tampoco se quién es.

Vero: Seguro que Sanguinem es un alias. Ningún padre en su sano juicio pondría a su hijo "Sanguinem".

Guardia: Es un gran honor que haya querido venir a esta base.

Sanguinem: Ahórrese el palique, soldado, no he venido por cortesía.

Sabguinem (Hanran disfrazado) se pone de camino, acompañado por los guardias, al interior de la base. Del barco también salen los vicealmirantes veteranos del Daku Gorosei: Aschert (Cifer disfrazado), "El Morado" Sr Papuru y "El amo del tablero" Cervantes Monarch. Todos entran en la base.

Kitanai: Vaya panda de frikis ha salido de ese barco.

Sanguinem cuerpo

Sanguinem (Hanran disfrazado) llega a la base del Daku Gorosei.

Nathan: Cierto.

Tsubaki: No perdamos tiempo. Solo tenemos que preguntar por el contenido de los contenedores al primer guardia que aparezca haciendo la patrulla.

Kitanai: Eso déjamelo a mí.

Kitanai se acerca al poste de iluminación más cercano.

Kitanai: Koteji -Kitanai se mete dentro del poste-.

Cuando el guardia pasa justo al lado del poste, Kitanai lo agarra del brazo y susurra "Pamisshon" y arrastra al guardia otra vez al interior del poste. Luego hace lo mismo con sus compañeros.

Una vez dentro del poste empieza el interrogatorio.

Tsubaki: Muy bien, soldado. Vas a responderme unas pocas preguntas: ¿Cual es el contenido de los contenedores que os robaron el otro día?

Guardia: ¿Eh? ¿Los contenedores? ¡Y yo qué sé, yo trabajo fuera de la base! ¡Soy centinela!

Nathan golpea al guardia con un mazo de madera.

Guardia: A-aunque no hace falta estar dentro de la base para ver que es algo sumamente importante para el líder Sanguinem. Ha-ha venido con todo su séquito a proteger los contenedores de esta base.

Tsubaki: ¿"De esta base"? ¿Aquí hay más?

Guardia: Eeeeeeeh... ¿sí?

Tsubaki: Grácias. Eso es todo.

Nathan vuelve a golpear al guardia con el mazo, esta vez dejándolo inconsciente.

Star: Vale. Ahora sabemos el nivel de importancia de esos contenedores. Ahora quedaría encontrar al monstruo.

Tsubaki: Cierto, vamos.

Star es el primero en salir del poste pero justo al sacar la cabeza alguien lo saca fuera bruscamente, alarmando al resto de la tripulación. Cuando salen los demás, ven a otro grupo de piratas que están atacando a Star. Rápidamente sacan todas sus armas y amenazan al otro grupo de armar un escándalo si no sueltan a Star.

El hombre que tiene a Star les pregunta:

???: ¿Qué clase de piratas se encierran en el interior de un poste eléctrico?

Tsubaki: ¿Qué clase de persona ataca a alguien porque sí?

???: Alguien que no puede permitirse dejar escapar a un posible enemigo.

Valeria: Apuntad bien chicos.

El grupo saca sus armas.

Tsubaki: ¿Y vosotros sois?

Valeria: Somos los Piratas del Sueño.

Capítulo Seis: Nuevo ataque

Sr Papuru

El Sr Papuru, vicealmirante del Daku Gorosei.

Kitanai: ¡Sueltalo, caratinta!

Kitanai intenta atacar a Yakan con su gólem pero es detenido por Anna.

Nathan: ¡Tú! -Nathan saca su ametralladora gigante-.

Las dos bandas están a punto de enfrentarse entre ellas pero son detenidos por Vero, quién explica a sus compañeros quienes son los Piratas del Sueño y hace las presentaciones formales, dejando claro que no son enemigos. También les cuenta la historia de su experiencia con el dragón de tres cabezas a lo que Valeria respondió que ellos también lo estaban buscando.

Yakan: En ese caso... -ayuda a Star a levantarse- te debo una disculpa, chico, lo siento.

Vero: ¿Qué hacéis aquí?

Valeria: Estamos investigando unos contenedores que pueden ser de gran ayuda para detener a unos criminales que están ahí dentro.

Tsubaki: ¿Vosotros también?

Nathan: Parece que estamos en el mismo barco.

Doa: ¿En serio? El mundo es un pañuelo...

Star: ¿Y qué queríais hacer ahora vosotros?

Valeria: Encontrar la forma de entrar

Doa: ¡Un momento! -Doa nota algo con su Kenbunshoku Haki- Algo viene hacia aquí... Y es muy fuerte.

Aschert

Aschert (Cifer disfrazado), vicealmirante del Daku Gorosei.

Interior de la base del Daku Gorosei

Sanguinem y los demás vicealmirantes están haciendo una visita por la base para evaluar sus defensas contra el posible ataque del dragón de tres cabezas.

Guía: ¿Y bien? ¿Qué le parece?

Sanguinem: Los cañones parecen en buen estado y disponen de munición de sobra.

Aschert: Igualmente, creo que debería quedarme aquí por un tiempo hasta estar seguros de que el dragón no vendrá.

Papuru: Uuuuh ¡Oh, cálmate, hombre!

Cervantes Monarch

Cervantes Monarch, vicealmirante del Daku Gorosei.

Cervantes: No, tiene razón. Al haber sido ese monstruo capaz de destruir una de nuestras bases, debemos estar preparados en medida extrema. Aunque tampoco es que vaya a aparecer justo ahora.

De repente, una gran explosión abre un boquete en el techo.

Guía: ¡Ah! ¡Qué ha sido eso!

Aschert: Ha venido. El dragón ha venido aquí también.

Sanguinem: Me temo que te equivocas, Aschert. No es el dragón quien nos visita ahora.

Por el boquete se puede ver un enorme dirigible que va lanzando proyectiles a la base. Lleva el emblema del Kuro Nodo. En el puente de mando se encuentra Kodona pilotando la nave.

Kodona: ¡Iba a atacar la primera base que encontrara para llamar tu atención, Sanguinem! ¡Pero voy y me encuentro contigo y tu séquito a la primera! ¡JAJAJAJAJAJAJA! ¡Soy un tío con suerte!

Capítulo Siete: El Kuro Nodo

El enorme dirigible empieza a soltar cápsulas que caen al suelo y se abren, dejando salir a varios soldados del Kuro Nodo que empiezan a invadir la base.

Guía: ¡IAAAAAAAH!

Papuru: Uuuuuh ¡Relájate, hombre! -Papuru manda a volar a doce soldados enemigos de un puñetazo- ¡Los cumpleaños de mi abuela son más duros que esto!

Cervantes: ¡Estúpidos! ¿Mandáis un ejército a por ejército a por mí? -Cervantes convierte a varios enemigos en peones de piedra- ¡Eso será vuestro fin! ¡Al ataque, mis piezas!

Chesu

Cervantes convierte a los soldados del Kuro Nodo en fichas de ajedrez.

Cifer: Sanguinem, vuelve al barco. Nosotros podremos con estos payasos.

Sanguinem: El Kuro Nodo... Ellos deben ser los que robaron los contenedores...

Cifer: ¡Sanguinem, vuelve al barco!

Sanguinem se marcha con el guía derrotando a los soldados que se le enfrentan con la ayuda de su armadura.

???: Itami.

De repente, Sanguinem comienza a sentir un profundo dolor en la cabeza.

Sanguinem: ¡AAAAAAAAAAAGH! ¡ÑÑÑÑÑAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!

???: Cucú. ¿Quién soy?

Kino

Kino, sub-comandante del Kuro Nodo.

De entre una nube de polvo causada por uno de los proyectiles aparece "Dolor y Sufrimiento" Kino, sub-comandante del Kuro Nodo y usuaria de la Kega Kega no Mi, con la que puede causar un gran dolor a los demás a distáncia. De una patada, Kino manda a volar al guía y se acerca a observar el dolor de Sanguinem, que se encuentra en el suelo agarrándose la cabeza.

Kino: ¿Qué tal? No te veo con buena cara. Pero tranquilo, ricura, pararé cuando llege Qym o Kodona y decida qué hacer contigo por robarnos los contenedores. Pero de momento, me quedaré aquí contigo.

Sapōto

Tsune y Tsumo, "los hermanos destructores" del Kuro Nodo.

Papuru: Uuuuuh ¡Ni en tu mejor día, bruja retorcida!

Papuru da un buen golpe a Kino y la manda a volar varios metros haciéndola atravesar la pared.

Mientras, Cervantes es interceptado por los "hermanos destructores" Tsune y Tsumo, que se ponen a apuntarle cada uno con su pistola.

Cervantes: ¡Apartaos, mocosos! Esto es un asunto de mayores.

Tsumo: Mmmm... Un abuelo interesante. ¿Qué deberíamos hacer con él, Tsune?

Tsune: Jijiji, yo digo que le vayamos pegando 5 tiros 5 veces durante las próximas 5 horas.

Tsumo: Eso sería interesante. Son muchos tiros en total.

Cervantes: Más interesante será la forma que tengáis cuando os transforme en parte de mi tablero.

Mientras, Papuru y Sanguinem llegan a los conductos de ventilación, por donde debe meterse Sanguinem para escapar.

Kodona culturista

¡"SAAANGUI", "KODY" ESTÁ EN CAAASA!

Papuru: Uuuuh ¡Metete ahí y sal de la isla, nosotros nos las apañaremos!

Sanguinem: ¡Ni hablar, me quedo con vosotros!

Papuru: ¡No, tú eres el cerebro de todo esto, no podemos perderte, ya lucharás otro día!

Sanguinem: Pagarán por habernos robado...

Papuru: Sisí, como quieras, pero ahora métete ahí.

Sanguinem se adentra en los conductos y Papuru los cierra y derrota a los soldados que había cerca.

Pero su suerte cambia cuando una sombra menuda se acerca a Papuru...

???: ¿Y bien? ¿Dónde está tu jefe?

Papuru: Uuuuuh ¡Ja! ¡Como si fuera a decírtelo!

???: Tú mismo. Atarashi kami.

Desde los conductos de ventilación, Sanguinem es capaz de oír un grito de Papuru.

En los pasillos que conectan los conductos de ventilación se ve una enorme y verde figura que avanza por ellos destrozando sin esfuerzo cada obstáculo. De entre los rugidos del monstruo se distingue la siguiente frase:

Kodona: ¡"SAAANGUI", "KODY" ESTÁ EN CAAASA!

Capítulo Ocho: El Demonio Blanco y el Demonio Negro

Mientras la invasión del Kuro Nodo progresa, los Piratas del Sueño y los Piratas del Cielo Oscuro se han ocultado en el exterior de la base para pensar qué hacer ante tal situación.

Anna: Tenías razón, Doa. Ha venido alguien fuerte.

Doa: Lo dices como si tuviera que alegrarme de que mi predicción se haya cumplido. ¡Ahora tenemos al Kuro Nodo justo al lado!

Tsubaki: Deberíamos retirarnos.

Yakan: ¡Nosotros aún no hemos terminado de hacer lo que queríamos hacer aquí!

Tsubaki: No hablaba contigo sino con mi tripulación. ¡Nos vamos!

Los Piratas del Cielo Oscuro se van de camino a su barco.

Valeria: Se que esto puede ser duro para ti, pero lo mejor sería que nosotros también nos fuéramos ahora que todavía no nos han visto.

Yakan:... ¡Agh, vale! Tú mandas...

Mientras, en el interior de la base, el Sr Papuru ha desaparecido y Cervantes continúa su pelea contra los gemelos. Aunque la cosa no va bastante bien para el Amo del tablero.

Cervantes: ¡Aaaagh! ¡Maldición, me están acorralando! ¿Dónde narices está Papuru?

Cifer: Se fue escoltando a Sanguinem -golpea a varios soldados- Aparecerá tarde o temprano.

Cervantes: ¡Más le vale! ¡Estos críos no saben respetar a los mayores, pero yo les enseñaré!

Keruberosu

Ikari "El Perro del infierno", sub- comandante del Kuro Nodo, hace acto de presencia ante Cifer.

Tsune: 5 son 5, 5, 5, 5. 5 son 5, 5, 5 son.

Tsumo: ¿Quieres calmarte, hermana? Acabaremos enseguida.

Tsune: Vale. ¡Vamos allá!

Tsune y Tsumo a la vez: ¡Kumiawase no shotto!

Mientras, Cifer se encuentra con un individuo bastante extraño.

Cifer: El aire que desprendes no es el de un soldado normal...

Ikari: Tú lo has dicho. Ikari "El Perro del infierno", encantado.

Cifer: Un enemigo educado... Eso es nuevo. Por desgracia yo suelo ir directamente a finalizar mi trabajo sin distracciones.

Ikari: Por supuesto.

Cifer: ¡Risaru mata!

Ikari: ¡Kasai satan!

Los dos ataques chocan entre ellos provocando una fuerte explosión que destroza gran parte de la sección de la base. Cervantes y los gemelos son enviados a volar hasta la otra punta de la base. Por otro lado, en los pasillos de ventilación, Kodona es alertado por los temblores de dicha explosión mientras busca a un aterrorizado Sanguinem.

Capítulo Nueve: Frenados

Kodona ha llegado a las alcantarillas de la base prosiguiendo su caza de Sanguinem.

Kodona: No te molestes en esconderte. Sé que estás por aquí (sniff, sniff). Te huelo.

De repente aparece Sanguinem con una tubería y golpea a Kodona en la cara. El golpe no le hace ningún rasguño pero es suficiente para pillarlo por sorpresa y aturdirlo. Sanguinem abre la rejilla de su máscara por la que se ve su ojo izquierdo y dice:

Sanguinem: Detente.

De repente Kodona se queda tieso como un palo, sin poder moverse.

Sanguinem: Regresa a tu forma original.

Kodona, sin saber por qué, regresa a su forma humana, aunque sigue sin poder moverse. Cuando vuelve completamente a su forma humana, Sanguinem empieza a goplearle con la tubería sin que él pueda hacer nada.

Derrota de Kodona

Kodona sangrando por la brutal paliza de Sanguinem.

Sanguinem: ¡ME ROBAS! ¡AMENAZAS A MIS HOMBRES! ¡ME AMENAZAS A MÍ! ¡CÓMO TE ATREVES!

Sanguinem recubre la tubería con Busoshoku Haki y pega a Kodona todavía más fuerte, haciendo que este empiece a sangrar.

Sanguinem: ¡¿AHORA TE VAN LOS ROBOS?! ¡CONTESTA!

Kodona (escupiendo sangre): No se... de qué me estás hablando...

Kodona lanza barro a Sanguinem de forma que le tapa el ojo y aprovecha para volver a su forma anterior, coger a Sanguinem y lanzarlo al fondo del pasillo.

Kodona: ¡No sé que trucos has usado contra mí, pero yo aprendo de mis errores!

Kodona va corriendo hasta Sanguinem y lo levanta en el aire.

Kodona: ¡Y ME ASEGURO DE QUE NO LOS VUELVO A COMETER!

El grito de Sanguinem se oye por toda la base por los conductos de ventilación.

Mientras, Cifer sigue luchando contra Ikari. Ambos están agotados pero están convencidos de que se alzarán vencedores de este combate. Sin embargo, la cosa se complica para Cifer cuando aparece otra persona junto a Ikari, un hombre jóven, bien arreglado y con sombrero de copa. Se trata de "Mago Negro" Qym, líder del Kuro Nodo junto a Kodona. Junto a él revolotean unas mariposas negras.

Qym: ¿Cómo vas, Ikari?

Teez Qym

Qym, líder del Kuro Nodo, aparece en el peor momento para Cifer.

Ikari: Este diablillo no se va a dejar ganar tan fácilmente.

Qym: ¿Y los demás?

Ikari: Creo que los gemelos están luchando contra otro oficial del Daku Gorosei y Kodona está luchando con Sanguinem. A Kino no la he visto

Qym: Como estáis tardando tanto, he decidido venir a echar una mano.

Ikari: Por mí perfecto, señor.

Cifer:¿? (No podré con los dos a la vez. ¡Hanran, sal de aquí enseguida!)

Capítulo Diez: El pájaro y el Espantapájaros

Los Piratas del Sueño y los Piratas del Cielo Oscuro van de camino a sus respectivos barcos cuando se encuentran con dos individuos vigilándolos.

Valeria: ¡Ah!

Doa: Oh, cielos.

Tsubaki: ¿Y esos?

Los dos individuos, una chica pelirroja y un espantapájaros viviente se giran. Resultan ser dos afiliados al Kuro Nodo: Karasu "El Espantapájaros" y Alessandra "Pájaro Asesino".

Karasu: ¡Hala, cuanta gente!

Alessandra: ¿Todos estos son los propietarios de estos barcos? Un momento... ¡Tú!

Vero se encoge de hombros.

Vero: Hola Alessandra...

Karasu: ¿La conoces?

Alessandra

Alessandra, del Kuro Nodo, se sorprende al reencontrarse con Vero.

Alessandra: ¡Traidora! ¡Pertenecía al Kuro Nodo pero nos traicionó! ¡Y a varios de ellos también los reconozco!

Valeria y compañía se quedan callados.

Tsubaki: Bueeeno, veo que vosotros ya os conocéis así que, nosotros iremos tirando.

Karasu: No tan rápido.

Karasu corta el paso a Tsubaki con su guadaña.

Tsubaki: ...

Karasu: Para dejar pasar a unos humanos por mi lado debo cobrar un impuesto. De lo contrario...

Tsubaki: (¿Qué me está contando este tío?)

Karasu

Karasu, del Kuro Nodo, considera inferiores a aquellos que no son cyborgs como él.

Karasu levanta su guadaña y se dispone a atacar a Tsubaki.

Karasu: ¡No pasaréis!

Nathan bloquea la guadaña de Karasu con su biga de hierro recubierta con Haki.

Nathan: No se quién eres, espantapájaros. ¡Pero está claro que tienes un problema!

Nathan golpea al cyborg y lo manda a volar. Sin embargo, este cae perfectamente de pie al suelo.

Karasu: ¡Alessandra, enseñemos a estos estúpidos a caer con estilo!

Alessandra: Será un placer.

Kitanai: ¡Ja! ¡Somos nueve contra dos! ¡Lo tenemos tope de fácil!

Yakan: No te creas. Aún así, son dos asesinos muy poderosos.

Kitanai: Ah. En ese caso os animaré desde aquí.

Y así empieza el combate entre los dos Insada del Kuro Nodo y los Piratas del Sueño y los Piratas del Cielo Oscuro por el derecho a poder zarpar de la isla. Yakan tenía razón, no son moco de pavo. Entre el fuego de Alessandra y la guadaña de Karasu, a los piratas les era imposible acceder a los barcos. Finalmente, a Yakan se le ocurrió una idea para no perder más tiempo.

Yakan: Hebi Aki.

Yakan imprime una cadena atada a un yunque y la usa para atar tanto a Karasu como a Alessandra, inmovilizándoles.

Yakan: ¡Tú, "coloso"! ¡Necesito que me hagas un buen lanzamiento!

Nathan: ¡Vale!

Nathan se puso a hacer girar la cadena e hizo un espectacular lanzamiento de martillo, mandando al dúo de asesinos muy lejos, en dirección al mar.

Capítulo Once: Protocolo de emergencia

Kumiawase no shotto

Tsune y Tsumo siguen disparando a Cervantes.

Tsune y Tsumo: ¡Kumiawase no shotto!

Tsune y Tsumo siguen disparando a Cervantes sin parar y este empieza a cansarse.

Cervantes: ¡Maldita sea! ¡Ya estoy harto! ¡Titan Punch!

Cervantes da un puñetazo en el aire tan potente que crea una unda expansiva que levanta por los aires a los gemelos. Mientras están cayendo, Cervantes se pone justo entre ellos.

Cervantes: ¡Hundimiento!

Justo cuando pasan por su lado, Cervantes les da a cada uno, en la cara, un puñetazo recubierto con Haki. Eso provoca que cada uno salga volando hacia cada lado de la sala, cayendo derrotados al instante.

Cervantes: Es lo que yo digo siempre: Mientras tenga mi bigote, no tendré nada que temer.

Mientras, Cifer tiene serios problemas para protegerse de Ikari y Qym a la vez, empieza a deseperarse. Entre que Ikari puede convertirse en un cerbero y Qym puede manipular el entorno, ya no le quedan muchas opciones.

Cerbero

Ikari puede convertirse en Cerbero.

Teez

Las misteriosas mariposas de Qym.

Ikari: Eres como la horma de mi zapato, no te dejas vencer tan fácilmente.

Qym: Solo es cuestión de tiempo. Todo el mundo tiene su límite. Teez.

Un montón de mariposas negras empiezan a ir a por Cifer, que está demasiado cansado como para moverse lo suficiente como para esquivarlas todas.

Cervantes: ¡Armada Invencible!

Cervantes logra dispersar todas las mariposas.

Cervantes: ¡No te preocupes, Cifer! ¡Ya estoy aquí!

Cifer: Je... ¿Por qué has tardado tanto?

Cervantes: Los niños, ya sabes como son. Ahora enseñemos a estos principiantes cómo las gastamos en el Daku Gorosei.

Cifer: Estoy contigo.

Cervantes: ¡Hundimiento!

Cifer: ¡Kenmei sonora!

Mientras, en las alcantarillas, Sanguinem se encuentra en el suelo, vivo grácias a su armadura, pero muy débil. Kodona, de nuevo en su forma humana, está de pie delante de él.

Kodona: Esto es gracioso ¿sabes? Me presento aquí para recuperar lo que es mío y tú me robaste y cuando llego, tú eres el primero en acusarme de robarte a tí.

Sanguinem: Tú... tú enviaste a un monstruo de los tuyos a robarme dos contenedores.

Kodona: Nonono, TÚ enviaste a un robot de esos tuyos a robarme a mí dos contenedores.

Sanguinem: Eso es mentira. Yo no he autorizado ningún ataque a tu territorio.

Kodona: Me temo que no te creo y voy a terminar lo que he venido a hacer aquí.

Kodona se convierte de nuevo en dinosaurio pero antes de que pueda hacer nada, Sanguinem saca un Den Den Mushi y dice:

Sanguinem: Autorizo el protocolo de emergencia nº1, base 16, contraseña: Naks.

Capítulo Doce: Segundo asalto

Kino está investigando la base por su cuenta y llega a una sala oscura llena de contenedores y cajas y con lo que parece una enorme computadora en el centro de la sala.

Kino: Esto debe ser el almacén, aquí deben tener guardados nuestros contenedores.

Kino empieza a buscar los contenedores que robaron al Kuro Nodo pero no encuentra nada. Cuando empieza a ponerse nerviosa, la computadora comienza a hablar.

Computadora: Queda autorizado el protocolo de emergencia nº1 para la base 16 del Daku Gorosei. Cuenta atrás en 5, 4...

De repente, todos los contenedores y cajas de la sala empiezan a desaparecer uno tras otro y los soldados inconscientes del Daku Gorosei hacen lo mismo para asombro de Kino, que empieza a darse cuenta de lo que va a pasar cuando termine la cuenta atrás. Los oficiales del Daku Gorosei, incluido Sanguinem, también desaparecen para asombro de algunos y para la ira de otros como Kodona, aunque no puede hacer nada.

Computadora: ...2, 1.

Explosión

El protocolo de emergencia para la base del Daku Gorosei.

Desde los barcos de los Piratas del Cielo Oscuro y los del Sueño se pueden ver varios Sanguifistas venir a gran velocidad y bombardear la isla con todas sus armas, provocando una devastadora explosión.

Tsubaki: !!!!

Valeri: ¡Aaah!

Yakan: ...

Kitanai: ¡La madre que...!

Vero: ...

Doa: Cielos...

Nathan: Tíiiio, qué suerte hemos tenido. ¿Y ahora qué?

Tsubaki: No lo sé, Nathan. A-ahora no estoy de humor...

Las dos bandas están realmente conmocionadas por la magnitud de la explosión y pasan bastante rato en silencio. Pasado ese rato, Star alza la vista a las estrellas. Pero lo que ve es precisamente una estrella.

Star: Chicos... Mirad.

Justo encima de ellos se encontraba el dragón de tres cabezas con el que se habían cruzado el otro día y, por sus rugidos, no parecía muy contento.

Tsubaki: ¡Es él! ¡Eh, los del otro barco! ¡El dragón que buscabais está justo encima de nosotros!

Los piratas reaccionan rápidamente y se ponen a atacar al dragón. Tsubaki, Star, Valeria y Anna levantan el vuelo para intentar atrapar al dragón con la ayuda de los demás. Doa pide a Vero que levante una ola con sus poderes de manipulación de la naturaleza y él la congela con su martillo, creando una rampa para acercarse mejor al monstruo junto a Yakan. Por otro lado, Nathan y Kitanai disparan desde el barco al dragón mientras Yakan trata de inmovilizarlo con sus cadenas y tenerlo quieto mientras Tsubaki, Star, Valeria y Anna atacan al dragón con sus ataques. Sin embargo, Yakan ve en la cabeza central del monstruo lo que parece una sonrisa. Acto seguido, el dragón rompe las cadenas y, de un coletazo imbuido con Haki, hace caer a sus atacantes aéreos y devuelve los proyectiles a Nathan y Kitanai. Yakan le lanza otra cadena que le envuelve la cola pero el dragón se eleva todavía más en el aire llevándose con él a Yakan, que se niega a soltar la cadena.

Valeria. ¡Yakan, suelta la cadena, te vas a matar!

Yakan: ¡Le tengo!

El dragón sigue volando a gran velocidad intentando hacer que Yakan suelte la cadena. Finalmente, sus dos cabezas laterales se giran para disparar dos bolas de fuego a Yakan y este, al ver que la situación estaba en su contra, decide soltar la cadena y dejar marchar al dragón. Durante la caída, es rescatado por Tsubaki y llevado a su barco.

Valeria: ¡En qué estabas pensando, podrías haberte matado!

Yakan: Sí... Lo siento, Valeria. He ido demasiado rápido...

Anna: Eh, chicos. Mirad a quién he encontrado escondido en la bodega.

Anna tiene cogido por el brazo a un hombre delgado, despeinado, cuya única vestimenta son unos pantalones rotos y un parche en el ojo derecho.

Valeria: ¿Un polizón? Bueno... ¿Cómo te llamas?

Polizón: Yoi... Mi nombre es Dr Yoi.

Capítulo Trece: Un nuevo Yo

En la isla de Kunoichi, concretamente en el interior de la base principal del Daku Gorosei aparecen de repente los oficiales y Sanguinem, junto con todos los materiales importantes de la base destruida.

Cifer

Cifer preocupado por la desaparición de Papuru.

Cervantes: ¿Qué narices ha sido eso? ¡Estábamos a punto de darles para el pelo!

Cifer: Eso ha sido el protocolo de emergencia nº1 ¿Tan desesperada era la situación, Hanran?

Hanran se quita el casco de Sanguinem para respirar mejor.

Hanran: ¡Sí, Cifer, ese psicópata casi me mata!

Cervantes: Un momento... ¿Dónde está Papuru?

Cifer: ¿Cayó derrotado en combate en algún momento?

Hanran: Creo que Kodona le venció aunque yo no lo vi. Aunque eso da igual, debería haber vuelto con nosotros.

Cifer: A no ser... que no se encontrara en el interior de la base al inicio del protocolo.

Cervantes: ¿Por qué iba a estar Papuru fuera de la base?

Cifer: Quizás porque ya no sea Papuru.

Hanran: !!!

Cervantes: ¿Eh, qué estás diciendo?

Mientras, en el barco de los Piratas del Sueño se está interrogando al que dice ser un científico de la Marina, a quién se le ha entregado algo de ropa. Los Piratas del Cielo Oscuro también están presentes.

Yakan: ¿Y bien? ¿Qué hacías en esa isla?

Yoi: Yo... no lo recuerdo.

Yakan: Ya, un científico de la Marina amnésico que no recuerda nada de los últimos meses. ¿Qué relación tienes con el Daku Gorosei?

Yoi: ¿El Daku Gorosei? ¿Esa isla que acaba de explotar entera era del Daku Gorosei?

Anna: Sí. Y dentro estaban sus mandamases ¿Por qué?

Yoi se lleva las manos a la cabeza y empieza a reír.

Yoi: Je... jejeje... soy libre... jejejeje.

Yakan: ¿Perdón?

Yoi: Bueno, je, puede que os sorprenda, pero se podría decir que soy el "álter ego" del Sr Papuru. ¿Le llamáis así, verdad?

Yakan: ¿QUÉ?

Yoi: ¡Sé que puede resultar una estupidez pero tanto el Sr Papuru y yo somos usuarios de la Seikaku Seikaku no Mi. Esta fruta estimula todos los pensamientos oscuros del usuario y les da vida propia! Yo consumí esa fruta por curiosidad y me convertí en el Sr Papuru. Mientras Papuru no fuera dejado inconsciente, yo no podría volver a tomar el control. Pero ahora, he vuelto. Y encima, la base del Daku Gorosei ha desaparecido con sus líderes en su interior. ¿Qué puedo hacer para agradeceros el recogerme?

Yakan: Eeeeh...

Anna: Estamos buscando un monstruo gigante.

Yoi: ¿Un monstruo gigante?

Valeria: ¿Sabría decir si este monstruo pertenece a la Marina?.

Valeria hace un dibujo del dragón y se lo entrega a Yoi.

Yoi: Jajaja. Me temo que no, jovencita. La Marina no tiene bestias tan... tan... tan llamativas. Ya tenemos el programa Pacifista. Pero... no debería deciros esto pero el mejor sitio para vosotros sería el Mercado Negro de Trade Valley. No es que sea de mi agrado pero es frecuentado por gente poderosa y la Marine no lo cierra. Allí se reúnen varios piratas, soldados, agentes de los Bajos Fondos... Seguro que allí encontrareis algo de información. Yo podría llevaros.

Tsubaki: Vaya, grácias.

Capítulo Catorce: El Mercado Negro

En la isla destruída por el Daku Gorosei ahora solo quedan los escombros de la base que, anteriormente, se encontraba allí. De entre esos escombros se alza una mano que, apartando los escombros, revela ser la de Kodona Haigatai, que aún sigue vivo. De entre los escombros también aparecen Qym, Ikari, Kino, Tsune y Tsumo. Ellos parecen ser los únicos supervivientes de la explosión.

Ikari: ¿Y bien?

Qym: Menudo contratiempo. ¿Estás bien, Kodona?

Kodona está de pie, mirando a la luna.

Kodona: ... ¡SANGUINEEEEEEEEEEM!

Dr Yoi

Yoi se despide de los piratas y se vuelve a la Marina.

Lejos de allí, se encuentra la isla de Trade Valley, una de las "franquicias" de los Bajos Fondos. Los Piratas del Cielo y los del Cielo Oscuro han atracado allí con la ayuda del Dr Yoi.

Yakan: Bueno. Grácias por la ayuda, doctor.

Yoi: De nada, ahora cogeré el próximo barco que me lleve a alguna isla civilizada lejos de aquí. Aunque ha sido un placer viajar con vosotros, os deseo suerte en vuestra búsqueda.

Valeria: De nada. Me cuesta creer que el Sr Papuru y tú seais la misma persona.

Yoi: ¡Ja! ¡Me halagáis, señorita!

Una vez llegados al interior del barco que ponía rumbo al Archipiélago Sabaody, se despidieron de nuevo y se separaron finalmente.

Tsubaki: Bueno. ¿Por dónde empezamos a buscar?

Nathan: Seguidme, cuando trabajaba por libre recibía mis encargos en sitios como este, conozco este ambiente.

Cuando empiezan a caminar por las calles de la ciudad, Kitanai, que había comprado un helado en el puerto, tropieza y le mancha la pierna a un hombre gigantesco sin querer.

???: ¡Mira por donde vas, estúpido!

Kitanai: ¡Oye, menos humos, eso se lava y punto!

???: ¡Nadie le habla de este modo a Spartan, campeón gladiador!

Tsubaki: Kitanai. ¿Qué haces?

Kitanai: Un momento, capitana. Estoy charlando con este hombre.

Spartan: Eres un listillo. ¡Y a mí no me gustan los listillos! ¡Te voy a enseñar a hablar con los mayores!

En menos de cinco minutos, Kitanai ha organizado una pelea en medio de la calle con todo un público que se pone a animar a los dos luchadores. Sin embargo, todos los gritos son interrumpidos por el sonido de una pistola.

Hombre: ¿Quién...?¡Agh!

Hombre: Es el garabateador!

Todos abrieron paso al autor del disparo. Este resultó ser un chico con gafas de sol, capa, sombrero y un cetro gigante. Junto a él iban otro chico y una chica.

???: ¡Caballeros, por favor! ¡Esto es la vía pública, no un ring de boxeo! ¡Para ello ya tenemos el estadio! ¡Tú, muchachote, lárgate!

Spartan: ¡Quién eres tú para darme órdenes! -Spartan va corriendo a por el chico del sombrero- ¡Te voy a...!

Antes de que pueda terminar la frase, el chico da un gancho tan fuerte a Spartan que lo manda a volar varias decenas de metros.

???: Me llamo Maxwell.

Capítulo Quince: El garabateador

Todos se quedan impresionados ante el poderoso golpe de ese chico llamado Maxwell, sobretodo Tsubaki y los demás.

Maxwell: Ya está. Chicos... ¿Qué imagen estamos dando de este sitio? Aquí se reúnen las altas esferas. ¡Mirad, justo ahí está el Barón Támago, de los Piratas de Big Mom, una Yonko! No la liemos más. ¡Marchaos!

Todos los presentes en la pelea retoman su camino y Maxwell se acerca a Kitanai.

Maxwell: ¿Y bien? ¿Qué has hecho?

Garabato

Maxwell Scribble, traficante de armas de los Bajos Fondos.

Kitanai: Ha sido un accidente...

Maxwell: Bueeeeno. Por hoy pase, pero procura no volver a liarla.

Tsubaki le pregunta a un hombre por Maxwell, sorprendida por su influencia.

Hombre: Ah, sí. Le llaman Maxwell Scribble "El garabateador". Es un traficante de armas muy popular. Tiene una recompensa de Berrysymbol315.000.000, por eso no hay mucha gente que se enfrente a él o a sus hombres. Tiene muchos clientes importantes, reinos enteros.

Tras oír eso, Tsubaki va a parar a Maxwell, viendo en él la mejor forma de obtener información.

Tsubaki: ¡Perdona, pero no he podido evitar ver que tienes bastante controlada a esta gente! ¿Puedo hacerte unas pregutas?

Maxwell: ¡Ah! Perdón... ¿De qué se trata?

Tsubaki: ¿Sabes si hay alguien interesado en la compra de material secreto del Daku Gorosei?

Los dos compañeros de Maxwell se quedan callados.

Maxwell: Je... ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJA! ¿Habéis oído, Laura, Cosmo? ¡Del Daku Gorosei! ¡JAJAJAJAJAJAJA!

Tsubaki: ¿?

Maxwell: Lo siento, señorita. Pero nadie le roba al Daku Gorosei así como así.

Laura: Lo sentimos. Pero podrías preguntar a alguien de la tripulación de un Yonko. Ellos controlan bastante el mar así que...

Cosmo: Sentimos no poder ayudarte.

Los tres piratas se dieron media vuelta y siguieron su camino.

Star: Pues vaya.

Vero: Habrá que preguntar a otro.

Tsubaki: No... Creo que esconden algo.

Nathan: ¿Ah, sí?

Tsubaki: Vosotros dispersaos. Yo seguiré a ese chico. Os llamaré por el Den Den Mushi cuando averigüe algo.

Los Piratas del Cielo Oscuro se van por su cuenta mientras Tsubaki sigue el camino de Maxwell.

Capítulo Dieciséis: El campeón

Los Piratas del Sueño han llegado a un lugar llamado "El Estadio" donde, al parecer, se va a celebrar un gran combate. La banda decide ir a echar un vistazo y, de paso, investigar.

Anna: ¡Un combate, qué ilusión!

Doa: Tiene buena pinta, sí.

Yakan: ...

Valeria: Vamos, ya tengo las entradas.

El interior del estadio es enorme y está lleno hasta los topes. El área de combate consiste en un cuadrilátero de boxeo mucho más grande que uno normal. En él está el comentarista, quién empieza a dar la presentación.

Comentarista: ¡Muyyyy buenas, Trade Valeyyyyyy! ¿Listos para un combate de verdad?

Público: ¡SÍIIIIIIIIIIII!

Comentarista: ¡Pues empecemos! ¡En la esquina izquierda, una mole, un gigante de los golpes! ¡Machaka Machakaplasta!

Machaka

Machaka Machakaplasta

Por el pasillo aparece un boxeador enorme y musculoso, con cara de poder levantar una montaña, con una máscara de lucha libre roja. El gigante entra al cuadrilátero con mucha calma.

Comentarista: ¡Y en la esquina derecha! ¡Un campeón de la Tribu Brazos Largos! ¡Aquel que siempre nos deleita con su maestría en combate! ¡El que sigue la filosofía de que siempre hay un rival más fuerte aunque él aún esté buscando! ¡"El Gigaimpacto" Roco Craaaaaaaasssshhh!

En ese momento el público enloquece y por la puerta entra un hombre musculoso aunque de estatura normal. Tiene los brazos larguísimos y musculosos. Este entra en el ring mucho más animado que Machaka.

Comentarista: ¡Que empiece la lucha!

Machaka da un potente puñetazo a Roco, quién sale volando hasta chocar con uno de los postes. Luego, se gira para saludar al público. Eso es justo lo que esperaba Roco ya que, al bajar Machaka la guardia, fue directamente hacia él y le dio otro puñetazo a él, esta vez, el suyo fue tan fuerte que le hizo salir de cuadrilátero. Yakan está sorprendido por la estratagema de Roco de hacerse el débil. Machaka vuelve a subir al ring y vuelve a atacar a Roco, quién esta vez, dice antes de ser gopleado:

Roco: ¡Journey to the Moon!

Y, de una potente patada, manda a volar a Machaka tan alto que llega un momento en que no se le ve.

Yakan: Vaya...

Anna: ¡Hala!

El público enloquece y se pone a aplaudir a Roco, quien ha ganado en el primer asalto.

Yakan y Anna deciden informarse sobre Roco después del combate y descubren que Roco Crash pertenece a la banda de Maxwell Scribble, traficante de armas. Eso hace que Yakan tenga curiosidad por conocer a Maxwell. Tras enterarse de que Maxwell suele tener su puesto de venta en los astilleros, decide ir allí.

Una vez que llega a los astilleros encuentra a Tsubaki escondida detrás de un árbol.

Yakan: ¿Qué haces aquí?

Tsubaki: ¡Ah, me has asustado! ¡Corre, escondete!

Yakan decide hacer caso a Tsubaki y se esconde con ella.

Yakan: ¿Me vas a explicar de qué va todo esto?

Tsubaki: Estoy siguiendo a un chico llamado Maxwell. He hablado con él y creo que sabe más de los que dice.

Yakan: ¿Tú también estás siguiendo a ese chico? Vaya, qué casualidad.

Tsubaki: ¡Mira, mira, mira! ¡Ahí está!!

Yakan y Tsubaki ven a Maxwell entrando en uno de los almacenes al lado de los astilleros y deciden entrar ellos también.

Dentro del almacén, lo único que ven son muchas cajas de madera y poca cosa más. Los dos piratas llegan al fondo del almacén pero no encuentran a Maxwell.

Emboscada

Tsubaki y Yakan son sorprendido por la hydra.

Tsubaki: Pues no está...

Yakan: Qué raro. Salgamos fuera, puede que haya salido sin que nosotros nos diéramos cuenta.

Justo después de darse la vuelta, algo atraviesa la pared. Yakan y Tsubaki se quedan impresionados con la identidad del responsable: La cabeza roja del dragón. La hydra les ha encontrado.

Capítulo Diecisiete: El responsable

Yakan y Tsubaki se ven obligados a dejar su búsqueda aparte y luchar contra la cabeza de la hydra. Los dos piratas atacaban a la hydra con todo lo que tenían pero ella resistía los golpes y les lanzaba bolas de fuego mientras daba golpes al suelo y al techo del almacén.

Yakan: ¡Buki inku!

Yakan imprime un bazooka y dispara a la hydra. Luego, Tsubaki usa su ataque Tentai Kikku: Yajirushi para rematar el gople pero justo cuando va a dárselo, la hydra arranca medio almacén del suelo y levanta el vuelo con los dos piratas estando todavía en el pedazo de almacén que tiene la hydra. Por el agujero que ha quedado por la separación del edificio asoma la otra cabeza para ayudar a su compañera mientras intenta quitarse el edificio de encima.

Tsubaki: ¡Tú te quedas con la roja y yo voy a por la azul!

Yakan: ¡De acuerdo!

Yakan y Tsubaki siguen su pelea contra las cabezas de la hydra pero, de repente, la cabeza roja consigue soltarse del almacén y lo lanza por los aires para lanzar un potente rayo de fuego combinado por las tres cabezas a la vez. El rayo provoca la destrucción completa del almacén.

Por suerte, Tsubaki sale volando con Yakan en brazos y consiguen escapar de la explosión y, una vez en tierra, ven a Maxwell Scribble con cara de sorprendido.

Tsubaki: ¡TÚ! ¡Tú eras el responsable de todo este lío! ¡La hydra es tuya!

Maxwell: Ups. Jijiji...

Maxwell sale corriendo y Tsubaki y Yakan se ponen a perseguirle pero Maxwell saca una pistola que dispara un líquido pegajoso a la pierna de Tsubaki, dejándola inmovilizada en el suelo sin poder moverse.

Tsubaki: ¡Cógele, Yakan! ¡Que no escape!

Yakan continúa persiguiendo a Maxwell hasta entrar en otro almacén. El traficante consigue esconderse de Yakan.

Yakan: ¿Dónde estás?

Maxwell: Fríiiio...

Yakan: ¿?

Maxwell: Caliente... ¡Caliente!

Maxwell aparece por sorpresa e intenta golpear a Yakan con su cetro pero este bloquea el golpe y le quita el cetro. Desde ese punto, la pelea pasa a ser a golpes.

Maxwell: Vaya, a la chica me la he encontrado antes en la calle pero tú eres nuevo.

Yakan: ¡Soy el hombre que te va a hacer devolver todo lo que has robado con tu mascota!

Yakan intenta dar un puñetazo a Maxwell pero este lo esquiva y da un salto hacia atrás. Entonces saca un pedazo de papel de un cuaderno que llevaba en el bolsillo y lo convierte en un enorme cañón.

Cañón

Maxwell dispara a Yakan con un enorme cañón.

Yakan: ¡Pero qué!

Maxwell: ¡FRITANGA!

Maxwell dispara el cañón y le da de lleno a Yakan derrotándolo y dejándolo en el suelo sin poder moverse.

Maxwell: Tranqui. Sé que debes estar preguntándote qué demonios acaba de pasar. La respuesta es simple, machote: soy usuario de la Duro Duro no Mi. Soy capaz de convertir en realidad todo lo que se me pase por la cabeza con solo dibujarlo en un papel. ¿Chula, eh? Bueno, tengo que dejarte, es que tengo asuntos pendientes y requieren mucho tiempo. ¡Mezcla wings!

Maxwell convierte su capa en unas alas y sale volando después de recuperar su cetro.

Maxwell: ¡Me ha encantado el combate! ¡JAJAJAJA!

Capítulo Dieciocho: El gigante del viento

El Dr Yoi está de viaje en un barco que le llevará a Sabaody para reunirse con la Marina. Sin embargo, allí es sorprendido por un hombre que, de un martillazo, lo deja inconsciente. El hombre se lleva a Yoi a su camarote y saca un Den Den Mushi.

???: Aquí Fencing. Le he encontrado. Coincide con el aspecto que me dijeron. Es él.

Hanran: ¿Cómo está?

Fencing: Desmayado.

Hanran: Bien. Enviaré a un grupo a recogeros. Buen trabajo.

De vuelta a Trade Valley, Yakan es despertado por su tripulación y por la de Tsubaki. Los piratas ya están al corriente de la artimaña de Maxwell gracias a Tsubaki.

Valeria: ¡Hay que encontrarle y hacerle devolver los contenedores! ¡A saber para qué los querrá!

Vero: Pero no sabemos dónde está y buscarlo en el mar será como encontrar una aguja en un pajar.

Star: No exactamente... Después de que Tsubaki se fuera, averigüé algo más de Maxwell. Me enteré de que tiene una base llamada Funny Empire. Está al norte de aquí.

Anna: ¡Pues a qué esperamos, vamos a buscarle!

Pero cuando los piratas salen del almacén, de repente empieza una violenta tormenta y, justo delante de ellos, aparece un gigantesco torbellino del que sale un gigante de piedra con un solo ojo rojo.

Gigante: Por orden del Capi no se os dejará pasar a partir de este punto.

Doa: ¡Hala, un gigante de piedra con tornado y todo! ¿Y qué harás si intentamos pasar igualmente?

El gigante se mantiene callado pero una ráfaga de viento levanta otro de los almacenes y lo lanza contra los piratas, rompiéndose y convirtiéndose en múltiples rocas que se ponen a volar alrededor del gigante.

Gigante

Rick, de la banda de Maxwell Scribble, hace acto de presencia.

Gigante: ¡Jajajajaja...! ¿eh?

Sin embargo, los piratas habían logrado esquivar el impacto y se habían subido a los trozos del almacén destruido.

Doa: Como iba diciendo...

Gigante: En caso de que os resistáis, me veré obligado a acabar con vosotros. Soy Rick "El titán de piedra" y vosotros sois mi próxima victoria.

Capítulo Diecinueve: La dama de las nubes

Los piratas luchan contra Rick con todas sus fuerzas. Pero, por culpa del viento, no consiguen acercarse a él.

Yakan: ¡Ya que hacer algo con ese viento!

Tsubaki: ¡La tormenta! ¡Hay que disipar la tormenta!

Tsubaki alza el vuelo hasta las nubes que rodean al gigante y se pone a mover sus alas a gran velocidad hasta disiparlas. Justo entonces, ve a otra persona volando entre ellas, una mujer.

???: ¡Mis nubes! ¡Tú! ... Trance symphony.

La misteriosa figura empieza a tocar una canción que deja embobada a Tsubaki. El gigante aprovecha eso para atacarla.

Rick: ¡Death Eye!

El gigante lanza un potente rayo de su ojo que impacta directamente sobre Tsubaki, derrotándola y haciendola caer. Sin embargo, es salvada por Star, quién decide llevársela a un lugar seguro.

Anna: ¡La mujer de ahí arriba! ¡Hay que acabar con ella!

Kura

La autora de la tormenta.

???: Vaya...

Anna va derecha a atacar a la misteriosa mujer pero ella susurra unas palabras.

???: Love Melody.

De repente, Anna se detiene en seco, viendose incapaz de interrumpir a la mujer nube por la canción tan bella que está tocando con su lira. Sin embargo, Yakan logra subir hasta allí con la ayuda de un globo aerostático que crea con su poder pero se detiene al escuchar la música. Sin embargo, no deja de pensar en que tiene que proteger a su compañera y logra golpear a la mujer, haciendo que se le caiga la lira y pase el efecto de la hipnosis. Eso hace que Anna despierte y golpee a la mujer. Pero no le hace ni un rasguño.

???: Lo siento. Soy usuaria de la Kura Kura no Mi, una Logia. Los ataques normales no me afectan. Rick, si me hacer el favor.

Rick: Con mucho gusto, Ana. ¡Rocket Hand!

Rick dispara sus manos a los dos piratas y la mujer nube se desvanece para no ser alcanzada. Pero, en el último segundo, aparece Nathan y destruye los puños con un puñetazo imbuido por Haki. Eso hacer que la mujer nube vuelva a aparecer e intente hipnotizarlo pero el pirata la agarra y le da tal golpe que la manda a volar.

Nathan: ¡Chúpate esa!

Rick: ¡Ana!

Nathan saca su revólver y lo transforma en un gigantesco cañón.

Nathan: ¡Yori Yori Canon!

Nathan se pone a bombardear al gigante con balas de cañón imbuidas con Haki, destruyendole por completo y convirtiendolo en un montón de ladrillos para asombro de los demás.

Nathan: Jeje. He ganado.

Kitanai: ¡Mooooola!

Capítulo Veinte: Invitación

Una vez que los dos piratas de Maxwell fueron derrotados, todos los demás fueron a felicitar a Nathan por su excelente actuación. Pero luego, entre los escombros empezó a sonar un Den Den Mushi parecido a Maxwell. Yakan supuso que sería él quien llama así que coge el auricular.

Yakan: Tus sicarios han caído, payaso.

Maxwell: ¡Hombre, el tío de la máscara! No llames "sicarios" a mis compañeros. Son mucho más que eso, esto...

Yakan: Yakan.

Maxwell: Buen nombre. ¿Sabes? Este nombre me recuerda a una clase de bovino.

Yakan: ¡Basta de gracias, di donde estás y así podré ir y hacerte una visita!

Maxwell: Pregunta a cualquier tío de la ciudad. Todos te darán la misma dirección: Funny Empire. Puedes enviarme un ramo de flores si quieres ¡Jaja!

Teléfono

Maxwell Scribble al auricular.

Yakan: ¿Qué planeas hacer con los contenedores robados?

Maxwell: ¿Por qué desvelar el final de la trama si todavía no ha empezado lo bueno? Aunque puedes preguntar a sus antiguos dueños por su contenido pero no esperes que te reciban con los brazos abiertos.

En ese momento, apareció Tsubaki cojeando y le quitó el auricular a Yakan.

Tsubaki: ¡Oye tú! ¡Sé que estás ahí! ¡Tengo una pregunta!

Maxwell: ¡Hombre, la chica cotilla!

Tsubaki: Cuando tu mascota nos atacó a Star y a mí y nos lanzó al mar luego nos salvó la vida. ¿Fuiste tú quien dio la orden? Si es así... ¿Por qué?

Maxwell: Bueno... Je ¿Qué sentido tienen los chistes si no hay nadie para reírse de ellos? Y ahora pásame de nuevo con Yakan.

Tsubaki le devuelve el auricular a Yakan.

Maxwell: Bueno, campeón. Si tienes narices ven con tus amigos a Funny Empire. Habrá todo un fiestón esperandoos a ti y a tus amigos. ¡Con alfombra roja y todo JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!

Yakan cuelga el auricular y propone ir a Funny Empire.

Vero: ¿Sabes que nos esperará con toda la artillería?

Valeria: Es muy arriesgado.

Yakan: Valeria... Por favor. Necesito cerrar este caso.

Valeria: ... Bueno... Está bien.

Tsubaki: ¿Qué decís, tripulación? ¿Terminamos lo empezado?

Piratas del Cielo Oscuro: ¡Y tanto!

Los piratas se fueron a sus barcos y pusieron rumbo a Funny Empire.

Capítulo Veintiuno: Preparativos

Maxwell cuelga el auricular y se dirige a sus compañeros. Se encuentran todos en lo que parece una sala de reuniones de ubicación desconocida.

Maxwell: ¿Rick y Ana han recibido el submarino?

Un hombre grande y gordo con una capa de la Marina toma la palabra.

???: Sí, Capi. Y han hecho un gran trabajo al comprovar la fuerza del trabajo en equipo de esos piratas.

Maxwell: Grácias, Dan. ¡Eh, Willy! ¡La chica del otro día te da las grácias por salvarla en tu misión del otro día!

El Wotan que hay sentado en la esquina de la sala se ruboriza.

Willy: Bueno. Ya sabes que aquí no somos mucho de matar al enemigo.

En la otra esquina de la sala, una sombra toma la palabra:

???: Cuidado, Willy. Dependiendo de con quién lleves a cabo esos principios podría costarte la vida. Una cosa que he aprendido sobre el enemigo es que nunca juega limpio.

Willy: Si tú lo dices...

Maxwell: Bueno. Esos piratas deben estar a punto de llegar. Hay que terminar los preparativos de la operación "Próximo Imperio" cuanto antes.

Dan: Las defensas de la isla están cargadas y preparadas. Y, como siempre, Willy cubrirá el fondo marino.

Maxwell: Veamos como las gastan esos tíos como para poner tanto empeño en descubrir nuestro chanchullo. Se enfrentarán al poderío de los Piratas Freak y a su bandera. Y me ocuparé personalmente de enseñar a ese Yakan que un día de mala suerte puede dejarte hecho polvo. Bueno, un día de mala suerte y mogollón de artillería ¡JAJAJAJAJAJA!

Freak

Los Piratas Freak hacen acto de presencia.

Por otro lado, el oficial del Daku Gorosei Fencing ha estado investigando con un nuevo Sr Papuru sobre el ladrón de contenedores en Trade Valley y se han enterado de los sucesos en los astilleros. Tras comunicarle a Hanran sobre los Piratas Freak y su probable responsabilidad en los robos, Hanran decide devolverle la "broma" a Maxwell de robarle a él los contenedores delante de sus narices no sin antes hacer una reunión diplomática con el Kuro Nodo.

Hanran: Tenemos indicios de que los responsables de todo esto son los llamados Piratas Freak. Os debo una disculpa a ti y a tu organización.

Qym: Suponiendo que tu información sea verídica. ¿Qué supones que debemos hacer?

Hanran: He pensado que ir allí y matarlo sería demasiado poco. Yo había pensado en devolverle la jugarreta y robarle nuestros contenedores ante sus narices. Además, si le matáramos haríamos enfadar a muchos de sus clientes, la mayoría gente a la que no nos conviene a ninguno de los dos tener como enemigos.

Qym: Mmm... A Kodona puede que no le haga mucha gracia esto pero... Veré lo que puedo hacer. Grácias por la información.

Una vez que ambos líderes han colgado sus respectivos Den Den Mushi se dirigen a sus oficiales y dan una órden.

Hanran: Llama al Batallón especial.

Qym: Llama a los Insada.

Capítulo Veintidós: El Coloso del Mar

Funny Empire

La base de los Piratas Freak: Funny Empire.

Los Piratas del Cielo Oscuro y los del Sueño por fin avistan la isla de Funny Empire. Esta resulta ser una enorme fortaleza formada por una muralla y una torre en su interior. La torre tiene encima una cabeza sonriente con sombrero.

Yakan: Es ahí.

Valeria: ¡Tsubaki, hemos encontrado la isla!

Tsubaki: Bien. Estemos preparados para el comité de bienvenida.

Nathan: ¡Que me lancen lo que quieran, yo lo frenaré!

En ese momento, una gigantesca ola aparece desde la isla y avanza rápidamente contra los dos barcos. De repente, esta se transforma en un gigantesco tiburón de agua que avanza dispuesto a devorar los barcos.

Nathan: ¡Excepto eso!

Doa: ¡Ya voy! ¡Sello gélido!

Doa congela el tiburón con la ayuda de su martillo, creando una enorme estatua de hielo.

Valeria: ¡Vaya, buen trabajo!

Doa: Un momento...

Doa se pone pensativo hasta que recibe una sensación de nervios.

Doa: ¡Están bajo el agua! ¡Los enemigos nos atacan desde el fondo marino!

Justo debajo de los barcos, el Wotan Willy se dispone a realizar su técnica especial:

Willy: ¡Jujutsu Gyojin-Taladro del Leviatán!

Willy lanza un enorme chorro de agua contra el espacio que hay entre los dos barcos con la intención de hacer que vuelquen. Cuando el gigantesco chorro sale a la superfície, Tsubaki y Star hacen memoria.

Star: El chorro del otro día... ¡La hydra! ¡Está bajo el agua!

Doa: No, no es la hydra, es algo más pequeño. Aunque no hay mucha diferencia.

Willy

Willy, el Wotan de los Piratas Freak, se presenta en la batalla.

Doa logra congelar el pilar de agua antes de que los dos barcos vuelquen y derrite el hielo que hay alrededor para poder continuar.

Anna: ¡Esto será un no parar!

Yakan: ¡Cierto, no podemos depender de Doa cada vez que nos ataquen por debajo! Un momento.

Yakan imprime con su habilidad unas minas submarinas alrededor de los barcos.

Yakan: Cuando veamos una explosión, todos a disparar los cañones contra ella.

Los barcos siguen avanzando hasta que ven lo que parece una explosión. Sin embargo resulta ser una de las minas que ha sido lanzada por Willy contra los barcos. Anna logra lanzarla a otra parte de una patada.

Vero: Ya estoy harta. Probaré una cosa.

Vero empieza a usar su habilidad de manipulación de la naturaleza y empieza a crear corrientes submarinas alrededor de los barcos hasta que una de ellas escupe a Willy y lo manda volando contra el barco de los piratas del Sueño.

Valeria: ¿Un Wotan? ¿Él es el que ha creado ese gigantesco chorro?

Wotan: ¡Soy Willy, de los Piratas Freak! ¡Tengo ordenes de no dejaros llegar a la isla!

Valeria: Je... Tú mismo. ¡Lightning Kicks!

Valeria empieza a dar rápidas patadas contra el Wotan pero este no parece inmutarse para asombro de la capitana pirata. Luego, Willy se coloca en posición de ataque, extiende los brazos y junta los puños.

Willy: ¿Me das una lección de fuerza? yo te daré una lección de fuerza ¡Rokushiki Ogi: Rokuogan!

Desde su barco, los Piratas del Cielo Oscuro ven como el barco de los piratas del sueño es arrasado por la mitad superior. Todos los tripulantes del barco caen al agua.

Willy: ¡Y a vosotros, que os quede bien claro que no llegaréis a poner un pie en esa isla!

Acto seguido, Willy se mete en el agua y lanza a los Piratas del Sueño al barco de Tsubaki y los demás.

Willy: Solo os queda un barco en condiciones, tendréis que buscar otra manera de pasar si no queréis que el vuestro acabe igual.

Capítulo Veintitrés: Alianza de última hora

Los Piratas del Sueño están siendo tratados por Star. Mientras intentan tomar una decisión sobre qué hacer tras la aplastante derrota de estos.

Tsubaki: Decidido. Acercarnos a esa isla es un suicidio.

Kitanai: Ese Wotan no nos va a dejar pasar nunca.

Vero: Tendremos que retirarnos.

Yakan: ¡Ni hablar!

Star: ¡Yakan, no te levantes!

Valeria: Yakan tiene razón. Esto ya es personal.

Nathan: Eso me parece muy bien pero ¿Cómo vamos a llegar a la isla sin que ese Wotan nos haga papilla?

En ese momento, un pequeño dirigible aparece en el cielo acompañado por dos peces voladores. Al parecer los dos grupos están discutiendo.

Newt

Newt, guerrero especial del Daku Gorosei.

Newt: ¡Que no, un ataque frontal no va a servir, es mejor atacar por los lados!

Karasu: ¡Silencio, humano! ¡Un ataque frontal intimidará al enemigo al ver nuestra decisión de arrasar su castillo.

En el dirigible se encuentran los Insada Alessandra y Karasu y en los peces voladores se encuentran los guerreros Newt y Darkness, del Daku Gorosei. Newt se fija en el barco destruído y rápidamente se dirige donde están los piratas.

Karasu: ¡A dónde vas! ¡No me des la espalda!

Darkness: ¿A dónde va?

Newt se acerca a los piratas y les ofrece ayuda pero ellos se niegan amablemente (aunque sorprendidos por su cortesía al ser de una organización enemiga).

Newt: Puede que pertenezca al Daku Gorosei. Pero su objetivo es crear un mundo más justo y yo considero que dejaros atrás sería injusto.

Darkness: Newt ¿qué haces? ¿quienes son estos?

Valeria: ¿Qué es esto? ¿Qué hacen juntos el Kuro Nodo y el Daku Gorosei?

Karasu se acerca al barco.

Dark

Darkness, guerrero especial del Daku Gorosei.

Karasu: Si creéis que esto nos hace gracia lo lleváis claro. La decisión viene de arriba.

Yakan: (¿Sanguinem ha hecho un pacto con el Kuro Nodo?)

Newt: Nuestra misión es atacar esa isla de allí.

Kitanai: ¡Ja! Pues lo lleváis claro, un Wotan con muy mala uva destroza a todo el que se acerca. Mira ese barco.

Alessandra: Puede que os haya destrozado el barco pero si atacamos desde el aire no nos cogerá.

Tsubaki: Bueeeno, ya que ahora están de moda las alianzas raras... ¿Os importaría llevarnos hasta la isla?

Darkness: ¿Para qué?

Yakan: Tenemos un asunto pendiente con el amo del lugar.

Newt: ... Todos a bordo.

Capítulo Veinticuatro: La Flota Sorpresa y el Marcador de Sellos

Willy continua patrullando por los alrededores de Funny Empire vigilando que los Piratas del Cielo Oscuro no se acerquen. De repente vuelve a vislumbrar su barco acercándose.

Willy: ¿Es que no aprendéis?

Willy va directo contra el barco y lo destruye con su técnica Taladro del Leviatán. Sin embargo, luego aparecen diez barcos más idénticos al que acaba de destruir.

Willy:¿Qué significa esto? ¡Es algún truco! ¡Están usando algún tipo de poder!

Luego en el aire empiezan a aparecer dirigibles del Kuro Nodo.

Willy: ¡No puede ser, nos invaden!

Willy empieza a lanzar grandes cantidades de agua a los dirigibles y a los barcos pero no dejan de aparecer más. De entre los barcos aparece uno con los Piratas del Sueño y los del Cielo Oscuro a bordo.

Valeria: Ha sido buena idea crear copias a mogollón del barco y el dirigible. El Wotan está empezando a desesperarse.

Newt: ¡Un poder impresionante, el tuyo!

Yakan: Grácias... (Jamás pensé que un miembro del Daku Gorosei iba a estar tan admirado por mi poder).

Doa: ¡Eh, cuidado!

De entre los chorros de agua que Willy lanza a los barcos, uno de ellos se dirige al barco original. Por suerte, es congelado a tiempo por el martillo de Doa.

Willy: ¡Ahí estáis!

Willy se acerca rápidamente al barco pero antes Doa salta a otro de los barcos y ataca a Willy desde allí con su sello de fuego, captando su atención.

Doa: ¡Continuad, yo me ocuparé de él!

Valeria: ¡Ni hablar, te va a matar!

Doa: ¡Me las apañaré, marchaos!

Tsubaki: ¿Estás seguro?

Doa: ¡Que sí!

Valeria: Como te mate... ¡Te mato!

Sello de Fuego

Doa desafía a Willy con su sello de fuego.

Los piratas continúan su camino dejando atrás a los dos oponentes.

Doa: ¡Te desafío, "Gigante de Mar"! ¡Vénceme si quieres ir a por ellos!

Willy: Está bien, si lo deseas, lucharé contigo y luego iré a por tus compañeros.

Doa: ¿Cómo estás tan seguro de poder hacer lo segundo?

Capítulo Veinticinco: El contenido de los contenedores robados

Los piratas han logrado entrar en la fortaleza de Funny Empire por un pequeño muelle que hay en la parte de atrás. El muelle da a un almacén.

Vero: ¡Eh, esos son...!

Kitanai: ¡Los contenedores!

Los contenedores robados por la hydra se hallan todos delante de los piratas. Los hay tanto del Daku Gorosei como del Kuro Nodo e incluso los hay propiedad de la Marina.

Kitanai: ¡Voy a abrirlos! ¡Estoy cansado de aguantarme la curiosidad por lo que hay dentro!

Darkness: ¡Espera, quieto parao!

Pero Kitanai ya ha abierto uno de los contenedores del Daku Gorosei, quedándose sorprendido por su contenido.

Tsubaki: ¿Y bien?

Star: ¿Qué hay dentro?

Kitanai: Pa... papeles... papelotes... ¡Solo hay papeles que no sirven para ná!

Yakan: ¿Qué significa esto?

Darkness: No son "papelotes". Son planos.

Valeria: ¿Planos?

Newt: Los planos de nuestras armas. Están todos aquí guardados.

Karasu: Los nuestros deben estar también en estos contenedores.

Kitanai: ¡Vaya timo! ¡Yo esperaba algo mejor! ¿Qué puedo hacer yo con esto?

Yakan: Lamentarnos no va a servir de nada. Debemos avanzar. Aunque la verdad es que yo también tengo preguntas sobre por qué Scribble querría estos planos si puede crear cualquier cosa con su poder.

Tsubaki: Es igual. Vamos.

Capítulo Veintiséis: El creador de bálsamos

Al lado del almacén hay lo que parece un laboratorio y una torre en el centro de la sala.

Yakan: De acuerdo. Este es el plan. Maxwell debe estar en la parte alta de la torre. Iremos allí y le detendremos.

Anna: ¿Y sus subordinados?

Yakan: Si aparecen los tripulantes de Maxwell dando guerra no nos quedará más remedio que seguirles la corriente. Y rezar para que no sean tan brutos como ese Wotan.

Newt: Tengo una idea. Junto a los Insada armaremos jaleo fuera para distraer a sus defensas. Total, nuestra misión consiste en recuperar los contenedores y atacar la base.

Alessandra: Teniendo en cuenta el último encuentro que hemos tenido con vosotros, no me hace gracia que vayamos a trabajar juntos.

Karasu: ¡Yo me niego rotundamente a luchar con esos monstruos!

Darkness: Mira quién habla...

Karasu: ¿PERDÓN?

Darkness: Tranqui, estás perdonado.

Karasu: ¡Te voy a...!

Tsubaki: Silencio. Viene alguien. ¡Escondámonos rápido!

Por la puerta de la torre aparece un hombre enorme con barba y capa morada.

???: ¿Dónde los habré dejado? ¡Ah, sí! Ahí están.

El hombre coge unos papeles de la mesa y vuelve a la torre. Sin embargo, justo antes de irse ve el barco.

???: Aaaaaaaaay dios mío...

El hombre va corriendo al Den Den Mushi más cercano para dar la alarma pero en un acto reflejo, Vero sale de su escondite detrás de una caja.

Vero: ¡Llamada!

Un montón de mariposas aparecen de repente y alejan al pirata del aparato. Sin embargo este las aleja atacándolas con una cerilla y un desodorante.

???: ¿Quién...?

El pirata ve a Vero a lo lejos en el muelle.

???: ¡Intrusos! ¡Demolición Pauda Pauda!

Paul

Paul, de los Piratas Freak, hace acto de presencia.

El pirata crea una enorme bola negra y la lanza contra Vero, impactando sobre su escondite con éxito.

Star: ¡Vero!

Finalmente, todos los piratas salen de sus escondites para asombro del atacante de Vero.

???: ¡Leñe! ¿Cómo habéis entrado? ¿Y Willy?

Yakan: Le hemos dejado atrás, como haremos contigo.

Tsubaki: ¡¿Qué le has hecho a Vero?!

???: Je Je Je. Le he lanzado cinco toneladas de pólvora encima.

Star: ¿Pólvora?

???: Je Je Je. Soy Paul, usuario de la Pauda Pauda no Mi. El Capi me ha dicho que eche de la isla a todo aquel que no pertenezca a los Piratas Freak y eso he hecho con vuestra amiga.

En ese momento aparece Vero de repente, dando a entender que ha esquivado el ataque de Paul con su Soru.

Paul: ¡Ah! ... Je Je Je. Eso me ha pillado por sorpresa.

Vero: ¡Te vas a enterar, gordinflón!

Capítulo Veintisiete: Una gran compañía

Vero: Continuad el plan. Yo me encargo de este.

Yakan: ¿Seguro?

Vero: ¡Marchaos!

Paul: ¡Ni hablar!

Paul intenta detener a los demás con unos tentáculos de pólvora pero Vero los corta con su espada Wind Luxy. Eso da tiempo a los Insada y a los guerreros del Daku Gorosei de salir al exterior y a los piratas entrar en la torre, preocupados por Vero. Mientras Vero está distraída asegurándose que se van, Paul coge el Den Den Mushi y da la alarma.

Paul: ¡Los piratas se han colado! ¡Que salga la caballería!

Pero Vero le quita el Den Den Mushi y lo tira.

Vero: Esto es entre tú y yo. Por tirarme esa cosa enorme.

Pauda

El poder de Paul: la Pauda Pauda no Mi.

Paul: Je Je Je.

Vero se pone a atacar a Paul con su espada pero este echa a correr por todas partes, esquivando los estoques hasta que Vero se detiene debido al cansancio.

Paul: ¿Un descansito?

Vero: Acabo de empezar.

Paul: Je Je Je. Yo no diría eso. Mira a tu alrededor.

Vero mira y se da cuenta que está completamente rodeada de pólvora. Luego ve horrorizada como Paul enciende una cerilla y, sonriendo, dice.

Paul: ¡Gran Cataclismo!

Acto seguido, tira la cerilla al suelo.

Mientras Tsubaki y los demás siguen subiendo las escaleras para llegar a los pisos superiores, se oye una enorme explosión que hace temblar la torre.

Tsubaki: Vero... Tengo que volver.

Pero en ese instante, parte de la escalera se derrumba y los piratas se ven obligados a correr para no caer. Finalmente llegan al piso superior.

Tsubaki: ¡Vero está ahí abajo! ¡Y la entrada al muelle ha sido destruída!

Valeria: Cálmate...

Tsubaki: ¡No!

Nathan: Eh, chicos... Creo que tenemos compañía. Una compañía muuuuuuy grande.

Kitanai: Oh, tío.

Anna: Salimos del fuego para caer en las brasas.

El gigante de piedra contra el que lucharon de Trade Village se encuentra justo delante de ellos, aunque a una escala reducida.

Rick: ¡Hombre, mira quienes han aparecido!

Capítulo Veintiocho: El demoledor y la toma a tierra

Los piratas están alarmados con la aparición del gigante, sobretodo Tsubaki, que aún no se he recuperado completamente de su derrota contra él.

Rick: Tenemos a unos malotes armándola gorda ahí fuera. ¿Vienen con vosotros?

Nathan: Pues sí, mira.

Rick: Tú... Me acuerdo de ti. Eres el gordo de Trade Valley.

Nathan (sacando su cañón): ¿Perdón?

Star: ¡Oye, tú! ¡Vamos a llegar al final de la torre quieras o no!

Rick, sin decir nada, golpea las paredes provocando un desprendimiento que hace que los piratas se dispersen. Tsubaki se encuentra ante un pasillo junto a Anna y Kitanai.

Tsubaki: ¿Estáis todos bien?

Kitanai: ¡Sí, estamos bien!

Star: ¿Holaaa? ¿Tsubaki? ¡Estamos bien, aquí estamos Valeria, Yakan y yo!

Tsubaki: ¡Tardaremos mucho en mover estas rocas, propongo que nos dividamos hasta que nos reencontremos!

Kitanai: Un momento... ¿Nathan no está con vosotros?

Valeria: No ¿Con vosotros tampoco?

En la parte de delante del montón de rocas se encuentra Nathan solo delante del gigante.

Rick: Vaya, vaya. Esto me huele a revancha. Solos tú y yo, uno contra uno.

Cosmo

Cosmo, de los Piratas Freak, se une a la batalla.

Nathan: ¡Ja! ¡No te hagas ilusiones, no tengo el apodo de "El demoledor" en mi cartel de "Se busca" por nada!

Mientras, en el exterior de la torre, los cañones no dejan de disparar a los pequeños invasores que están volando por sus alrededores. Newt y Darkness consiguen esquivar mejor los disparos mientras vuelan en sus peces voladores. Los que tienen más problemas son Karasu y Alessandra, quienes van montados en su pequeño pero lento dirgible.

Karasu: ¡Maldita sea! ¡No hay quien pilote así! ¡Alessandra, ayúdame un poco!

Alessandra están intentando destruir los misiles con sus bolas de fuego pero hay demasiados.

Alessandra: ¡Eso intento!

En ese momento, un chico con bata blanca sale por un balcón y saca cuatro pelotas de goma, toca un botón de sus gafas y estas se ponen a volar en dirección al dirigible y destruyen los mandos y los motores.

Karasu: ¡Nos estrellamos!

Pero los dos tripulantes son salvados por Newt y Darkness y llevados a la superfície de la torre.

Newt: Creo que un ataque aéreo no ha sido una buena idea. Mejor escalamos la torre.

Alessandra: Mira. Creo que te sigo. Más que nada para no toparme con ese chico de ahí arriba.

Karasu: Me da mala espina. ¿Qué nos ha lanzado que ha podido derribar el dirigible.

Más arriba, el chico de la bata blanca coge un Den Den Mushi.

Cosmo: Aquí Cosmo, los invasores han decidido escalar la torre.

Maxwell: Vale. Te mando refuerzos. ¿Podrás entretenerles mientras llegan?

Cosmo: Eso espero. De momento parecen fáciles.

Maxwell: Eso está bien.

Capítulo Veintinueve: Choque de Nitoryu

El grupo formado por Tsubaki, Kitanai y Anna avanza por el pasillo en el que han quedado atrapados por el desprendimiento provocado por Rick. Mientras avanzan, un Kanshi Den Den Mushi los graba sin que ellos lo sepan. Las grabaciones llegan a la cima de la torre, donde Maxwell vigila las pantallas.

Maxwell: Parece que se nos han dispersado. Rick ha sido listo. Divide y vencerás, es una estratagema básica.

Amar

Amar, médico de los Piratas Freak, aparece para detener a Tsubaki, Anna y Kitanai.

El espadachín que hay detrás de él le pregunta:

???: Podría ocuparme de esos tres en un instante.

Maxwell: Si quieres, son todos tuyos, Amar. Pero te recomiendo que te lleves a alguien más contigo.

Dan

Dan, navegante de los Piratas Freak.

Dan: Maxwell tiene razón.

Amar: Si esas son las órdenes...

Tiempo después, el grupo de Tsubaki se encuentra con Amar en el pasillo.

Tsubaki: ¿Y tú quién eres? ¿Eres de los Piratas Freak?

Amar (haciendo una reverencia): Me presento. Soy Amar, médico de los Piratas Freak. He venido a eliminaros.

Kitanai: ¡Inténtalo, machote! ¡Gólem, dale un patadón a este beduino!

???: ¡Rebota-rebota! ¡Y en tu cara explota!

De repente, una pelota aparece de repente y tumba al gólem de un golpe. Luego se estampa contra la cabeza de Kitanai, tumbándole a él también.

Amar: Mika, has ido muy rápido. ¿Dónde está el respeto al adversario?

La pelota se transforma en una niña extremadamente diminuta, vestida con lo que parece un traje de payaso.

Mika: ¡Si iba a partirte la cara!

Amar: Lo habría detenido. Ahora, si me disculpas...

Amar saca dos cimitarras de sus mangas y se dirige a gran velocidad contra Tsubaki. Sin embargo, es detenido por Anna, que ha detenido las cimitarras con sus dos espadas.

Anna: ¡Corre, Tsu! ¡Llega al final de la torre!

Tsubaki decide hacer caso y empieza a correr.

Mika-0

Mika, la Tontatta de los Piratas Freak.

Mika: ¡No ta rápido!

Mika se convierte otra vez en una pelota y se lanza contra Tsubaki pero es interceptada por Kitanai y su Gólem.

Kitanai: ¡Nosotros nos ocupamos de estos dos, capitana, tú sigue!

Tsubaki: Vale... Tened cuidado.

Amar lucha contra Anna, quién se defiende de sus ataques con sus dos katanas.

Amar: De modo que sabes utilizar el Nitoryu, esto se pone interesante, puede que hasta llegue a divertirme de verdad.

Anna: Lo divertido será tu estado tras este combate.

Amar: Ya veremos... Fuego.

De repente, las espadas de Amar se prenden fuego, asustando a Anna.

Amar: ¿Te gusta? Esto es la versión mejorada del estilo con espada. Te presento el arte de la Esgrimagia.

Anna: Valeee... con esto no contaba.

Capítulo Treinta: El señuelo

Star, Valeria y Yakan siguen su camino esperando subir la torre. Mientras van caminando, son avistados también por otra de las cámaras de vigilancia. Dan, quien está vigilando ahora las pantallas, pulsa un botón y, en ese momento, tres trampillas se activan bajo los tres piratas, haciendo que Yakan y Star caigan por unas trampillas y Valeria salga despedida hacia los pisos superiores. Cuando Valeria llega a sus destino se encuentra sola en medio de un pasillo oscuro.

Valeria: ¿Hola? ¿Yakan? ¿Star?

En sus respectivos paraderos, los dos piratas también están confusos.

Star: ¿Chicos?

Yakan: Maldición, hemos caído en una trampa.

Valeria ve delante de ella el que parece Doa tendido en el suelo, al parecer está herido.

Valeria: ¡Doa!

Valeria va corriendo a ayudar a Doa y a verle las heridas. Sin embargo, cuando está a punto de tocarlo, Doa se levanta y le agarra el brazo a Valeria.

Doa: ¡Informe médico! ¡Empieza!

Valeria: ¡Ah, Doa! ¿Cómo has llegado aquí? Estás herido y... un momento... ¡TÚ NO ERES DOA!

Skorup

El tirador de los Piratas Freak.

Maxwell disfrazado de Doa: ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAAAA!

Por otro lado, Star se encuentra en una sala circular, al parecer sin puertas, y el suelo es de color blanco y rojo, con unos números estampados en fila. Al instante, Star se da cuenta que está encima del centro de una enorme diana y, justo cuando echa a correr para alejarse del círculo en el que estaba quieto, una bala impacta contra el suelo.

Star: ¡Quién hay ahí, muéstrate!

???: ...

Star: ¡Shokan akuma!

Star se pone a golpear las paredes y el techo de la sala con un demonio creado por él hasta que por fin, alguien se muestra al esquivar su ataque. El tirador resulta ser un hombre alto vestido de vaquero que apunta a Star con un revólver.

???: Me has asustado con esa técnica, chaval. ¿Cómo lo has hecho?

Star: Tengo mis métodos.

???: Ja. Me gustas, chico. Pero me temo que me ha tocado asegurarme de que no sales de esta sala.

Star: ¡Akuma no ken!

Star intenta golpear al vaquero con una mano gigante pero el oponente da simplemente unos pasos a la derecha para esquivarlo.

???: Huuuuuy. Predecible, predecible.

Star: ¿?

???: Esto sí que te va a encantar.

Rápidamente, el vaquero enfunda su revólver, sacando en su lugar un cuchillo kukuri. Medio segundo después se dirige hacia Star a tal velocidad que, antes de que el pirata pueda esquivarlo, ya ha recibido el corte en el hombro izquierdo.

???: Me gusta que la gente sepa quién será aquel que vaya a tirar por los suelos su récord de victorias personal. Mis amigos me llaman Skorup.

Capítulo Treintaiuno: El asesino, el parasol y la caída de la naturaleza

Mientras Star es atacado por Skorup y Valeria ha sido emboscada por Maxwell, Yakan se ha encontrado con un hombre con prótesis mecánicas en la cara, en un brazo y en una pierna. Este, sin decir palabra, ha desenvainado su espada roja y ha empezado a atacar a Yakan.

Saigo Tepes

El asesino de los Piratas Freak.

Yakan: ¡Un momento! ¡Quién eres! ¿Te envía Maxwell?

Pero el espadachín sigue sin hablar, de modo que Yakan decide pasar a la ofensiva e imprime una espada para igualar fuerzas con el oponente. Pero cuando va a cortarlo, su espada choca contra algo invisible, dejando atónito a Yakan.

Yakan: ¿Qué? ¿Qué significa esto?

El espadachín sigue atacando sin decir nada.

Yakan: ¡Eres un usuario! ¿Cual es tu habilidad?

De repente, Yakan es golpeado en la cabeza por algo invisible.

Espadachín: Haz el favor de callarte.

Yakan se levanta tocándose la cabeza.

Yakan: (¡No puedo luchar en estas condiciones! Mejor será que me retire y siga buscando a los demás)

Yakan echa a correr esquivando al oponente.

Espadachín: ¿Ahora te da por huir?

El espadachín extiende el brazo izquierdo y se pone a disparar a Yakan con el cañón que tiene acoplado en la muñeca. Pero Yakan logra evitar los disparos y escapa del oponente. El espadachín, sin embargo, no va tras él sino que saca un Den Den Mushi.

Espadachín: Capi.

Maxwell: ¡Saigo, campeón! ¿Cómo vas?

Saigo: Me he enfrentado al enmascarado pero se he retirado. ¿Voy tras él?

Moovi

Laura Moovi, Primer Oficial de los Piratas Freak.

Maxwell: No, no. Grácias por preguntar. Mejor ve a detener a los invasores que hay fuera, he mandado a los demás allí también. Yo ya he terminado con la capitana de Yakan así que me ocuparé de él personalmente.

Saigo: Como quieras.

Maxwell: Desea buena suerte a los demás ahí fuera cuando llegues.

Por otra parte, Tsubaki sigue corriendo por la torre hasta que es detenida por la chica que acompañaba a Maxwell en Trade Village: Laura.

Laura: ¡No des un paso más!

Laura levanta su parasol hacia Tsubaki.

Tsubaki: Tú eres la chica que acompañaba a Maxwell en Trade Village. ¿Qué vas a hacer con ese parasol?

Laura: Asegurarme de que no llegas al siguiente piso.

Tsubaki: Tú misma.

Laura: ¡Paraguabomba!

Mientras, el muelle de la base está realmente dañado por las explosiones de Paul. Pero ahora todo está en calma y Paul está de pie frente a una pared.

Paul: Je Je Je. ¿Ya está? Qué poco has durado, reina.

Vero se encuentra apoyada en la pared, derrotada. Intenta decir algo pero se desmaya antes de hacerlo.

Paul: Je. Bueno, creo que esta ya no será un problema. Ahoraaaa... la entrada a la escalera está destruída así que... ¿Cómo salgo de aquí? ¡Ah, claro, el montacargas!

Paul se convierte en pólvora, se dirige al tubo del montacargas y se pone de camino a los pisos superiores.

Paul: ¡Dulces sueños, Je Je Je!

Capítulo Treintaidós: Dificultades

Doa se esfuerza todo lo que puede en evitar los ataques de Willy. Sin embargo, debido al cansancio acaba recibiendo tal golpe que sale volando al barco de al lado. Willy lo alcanza de un salto y se dispone a realizar otra de sus técnicas.

Willy: ¡Golpe Verdadero de las 3000 Tejas!

Pero Doa logra esquivarlo y golpea a Willy con su Sello de Fuego y Cielo, creando una gigantesca serpiente de fuego y electricidad que logra hacer mucho daño al Wotan debido a que está mojado. Pero no es suficiente para hacerle caer. Doa se hace a la idea de que el combate va a ser largo.

En la torre, Nathan sigue luchando contra Rick.

Nathan: ¡Yori Yori Canon!

Golem

Rick tiene la habilidad de convertirse en un gigante de piedra.

Nathan dispara a Rick con su cañón en el brazo y se lo destroza, convirtiéndolo así, en un montón de rocas.

Nathan: ¡Ja, toma!

Rick: No tan rápido.

De repente, las rocas empiezan a moverse y vuelven a formar el brazo perdido de Rick.

Nathan: ¡Quéeeeeeeee!

Rick: Como lo ves. Con la habilidad que me ha dado la Hito Hito no Mi:Modelo Gólem nada puede pararme mientras tenga mi habilidad de regeneración.

Nathan: ¡Eso es trampa!

Nathan sigue disparando y destrozando miembros del gólem pero este sigue regenerándolos.

Rick: ¡Death Eye!

Rick lanza a Nathan un rayo láser que sale de su visor pero este lo esquiva.

Pero los que lo están pasando peor son Newt, Darkness, Alessandra y Karasu, que están subiendo la torre desde el exterior. A ellos les están atacando varios miembros a la vez de los Piratas Freak: Cosmo, Dan, Ana y Roco Crash. Hace solo unos instantes, Saigo también se ha unido a ellos.

Newt: ¡Hala, un Brazo Largos boxeador!

Darkness: ¡Igual que el señor Cervantes!

Roco Crash se lanza al ataque contra Newt.

Roco: ¿Otro boxeador Brazos Largos? Je, eso tiene grácia.

Karasu: ¡Agh, son demasiados!

Alessandra: ¡Esto es un asco!

Alessandra va lanzando bolas de fuego a Ana pero esta sale indemne de cada ataque y responde con rayos.

Dan: ¡Seguid así, que no lleguen arriba!

Capítulo Treintaitrés: Confrontación

Yakan ha llegado a una gran habitación llena de cajas de madera apiladas una encima de la otra.

???: Y aquí llega el héroe que relataba la profecía. Es broma.

Yakan: ¡Scribble!

Maxwell se encuentra sentado encima de una de las pilas de cajas.

Maxwell: Mira que la habéis liado tú y tus amigos ¿eh?

Yakan: ¡Es para pararte los pies! ¡No se para qué quieres esos planos ni se lo que es esa "Operación Próximo Imperio" pero no tiene buena pinta! ¿Por qué haces todo esto?

Maxwell: Bueno. Si tanto te interesa te lo contaré. Verás, el Nuevo Mundo (donde estamos ahora) está gobernado por los Yonko, como sabrás: El Pelirrojo, Big Mom, Kaido y Barbanegra. Desde que Barbablanca murió no han dejado de pelearse por los territorios de ese gran hombre. ¡Pues ya la han liado bastante! ¡Mi objetivo es amansarlos ni que sea un poco!

Yakan: ¡Con que es eso, quieres gobernar a los Yonko!

Maxwell: Bueno... Es otra forma de verlo.

Yakan imprime una pistola.

Maxwell: ¡Eieieiey, si lo haces no te podré decir donde está tu amiga del pelo verde!

Yakan: (¡Valeria!) ¡Dónde la tienes, loco!

Maxwell: ¡Tendrás que arrancarme la respuesta de la boca, pringao!

Maxwell saca un cañón y salta de la pila hacia Yakan.

Maxwell: ¡Di "Queso", jajajajajajaja!

Maxwell dispara a Yakan pero este esquiva el disparo.

Maxwell: Aunque sí tengo una pregunta que hacerte desde que te vi. -Maxwell señala la máscara de Yakan- ¿Qué clase de forma de vida inteligente va por la calle con eso en la cara? Hablando de atuendos... ¿Crees que este es un buen "look" para mí?

Yakan se enfurece y logra darle un puñetazo a Maxwell en la cara y le manda a volar unos pocos metros.

Yakan: Entonces, ¿por qué tanta molestia en conseguir los planos del Daku Gorosei y el Kuro Nodo? ¡Si puedes crear todo lo que quieras!

Maxwell: Jeje. Me preguntas esto sin ni siquiera saber lo que voy a hacer con ellos. Aunque lo verás dentro de... cinco minutos. Tic, tac, tic, tac.

Yakan: ¿Qué pasará dentro de cinco minutos?

Lo único que Yakan recibe como respuesta es una sonrisa por parte de Maxwell de modo que Yakan coge a Maxwell por el cuello de la camisa y vuelve a repetirle la pregunta.

Yakan: ¡QUÉ PASARÁ DENTRO DE CINCO MINUTOS!

Maxwell: Te pillé.

De repente, una trampilla se abre en el sombrero de Maxwell y de él sale disparado un guante de boxeo que le da a Yakan en la cara y le hace caer al suelo. Luego, Maxwell corre hacia Yakan con la idea de disparar de nuevo al pirata con el puño pero este reacciona y le quita el puño cuando Scribble se lo lanza. Luego intenta golpearle pero Maxwell detiene el golpe con su brazo recubierto con Busoshoku Haki y golpea a Yakan con ese brazo, haciéndole bastante daño.

Maxwell: ¡Y el tiempo corre, tic-tac-tic-tac!

Yakan imprime una ametralladora y empieza a disparar a Maxwel pero este esquiva todos los disparos hasta que Yakan se queda sin balas. Entonces, Maxwell saca un cuaderno y un lápiz.

Maxwell: Mi turno.

Capítulo Treintaicuatro: Sello estampado y el duelo de los caballeros negros

Willy: ¡Shigan!

Doa: ¡Tekkai!

Doa sigue aguantando los ataques de Willy hasta que, desesperado, salta a uno de los botes y huye propulsándose con su Sello de Fuego. Willy va tras él.

Doa: (¡No sobreviviré si esto continúa!)

En ese momento, Willy sale del agua justo delante de él y agarra a Doa.

Willy: ¡No irás a ninguna parte!

Willy lanza a Doa de vuelta al barco. El impacto es tan fuerte que rompe parte del casco y el trozo del barco en el que se encuentra Doa se hunde un poco en el agua aunque no del todo. Willy se pone delante de un destrozado Doa y se dispone a realizar su técnica más potente de nuevo.

Willy: ¡Rokushiki Ogi: Rokuogan!

Doa: Se... Sello de Hielo...

Uchu

La habilidad de Cosmo.

Doa intenta golpear a Willy pero ya no tiene fuerzas ni para levantar el martillo. Sin embargo, de repente, el agua que hay alrededor de su martillo empieza a congelarse rápidamente, alcanzando también al Wotan.

Willy: ¿Hielo? ¡Aaaaargggh!

El hielo acaba recubriendo por completo el cuerpo mojado de Willy, dejándole totalmente inmovilizado ante la sorprendida mirada de Doa.

Doa: Tíiiiio... Menuda suerte acabo de tener... Creo... creo que me quedaré aquí tumbado un ratito. Los demás podrán apañarselas sin mí...

Mientras, en la torre, Cosmo sigue empieza a usar su poder la la Uchu Uchu no Mi para lanzar meteoritos a Newt, Karasu y los demás. Newt empieza a tener dificultades contra Roco.

Darkness: ¡Voy en tu ayuda, Newt!

Saigo: No tan rápido. Baluarte.

De repente, Darkness choca con lo que parece una pared invisible y luego empieza a elevarse en el aire.

Saigo: Prodigioso. ¿No crees?

Saigo está detrás de Darkness lo que le hace pensar que está en una área entera invisible.

Darkness: ¿Eso es lo que haces, creas cosas invisibles?

Saigo va a contestar pero Darkness utiliza su distracción para atacarle. Pero Saigo reacciona extremadamente rápido, detiene el corte y luego corta a Darkness con un potente movimiento.

Darkness: ¡Aaaaaargh!

Saigo: Prensa.

Darkness es aplastado por lo que parecen dos gruesas losas invisibles.

Alessandra: ¡Eh, tú!

Alessandra dispara una bola de fuego a Saigo pero él la detiene antes de que impacte contra él.

Saigo: Falange.

Alessandra es cortada por unos objetos invisibles.

Saigo: No te metas, bruja. O será peor.

Darkness: ¡Qué... agh... qué clase de poder tienes!

Capítulo Treintaicinco: Goleada

Mika: ¡Rebota-rebota!

Mika sigue atacando a Kitanai además de no dejarle atacar debido a su velocidad.

Kitanai: ¡Estate quieta, narices!

Kitanai vuelve a recibir otro golpe.

Kitanai: ¡LEÑE!

Mika: Jijiji. Tengo el poder de la Boru Boru no Mi. Boto, boto y reboto y nada me puede detener cuando lo hago.

Por suerte, Kitanai se encuentra en el interior de su gólem, por lo que los ataques no le hacen demasiado daño a él. Sin embargo, el caso del gólem es otro. Tantos impactos seguidos están empezando a poder con él.

Boru

Con la Boru Boru no Mi, Mika puede convertirse en una pelota de goma y botar por las paredes.

Kitanai: ¡Mi gólem!

Mika: Protégete todo lo que quieras. Me aseguraré de sacarte de ahí para garantizar que se hace la Operación Próximo Imperio.

La pelota vuelve a lanzarse contra el gólem. Y esta vez se recubre con Busoshoku Haki, lanzando al gólem al fondo del pasillo.

Kitanai: (¡Mi gólem, se está haciendo pedazos, tengo que hacer algo!)

Mika: Se acabó. Yo gano.

Mika se pone a rebotar contra las paredes para ganar impulso y posteriormente se lanza contra el gólem, directamente hacia la cintura, con la idea de partirlo por la mitad.

Kitanai: ¡BASTA!

El gólem golpea a Mika con todas sus fuerzas justo antes de que ella realizara su ataque. El puñetazo es tan potente que Mika vuelve a su aspecto original y, tras escupir sangre y desmayarse, sale despedida hacia la otra punta del pasillo, desapareciendo durante el camino de lo largo que es el pasillo.

Golem

El gólem de Kitanai queda bastante dañado tras el combate contra Mika.

Kitanai: ... ... ¡TOOOOOOOOOOMA! ... Ay...

El gólem cae al suelo.

Kitanai: Tendré mucho que arreglar cuando todo esto acabe.

Amar queda sorprendido al ver pasar a una derrotada Mika volando a su lado.

Amar: Mika...

Anna: Parece que el duendecillo verde lo ha conseguido.

Amar: Esto no cambia nada.

Anna: Ya veremos...

Mientras, varios pisos más abajo...

Star: ¡Akuma no ken!

Eric Skorup: ¡Traga plomo, pardillo!

Skorup sigue disparando a Star pero este bloquea las balas con sus brazos de demonio y logra golpear al pirata, lanzándole a la pared.

Star: ¿Y eso qué te ha parecido?

Para sorpresa de Star, Eric logra levantarse, aunque está bastante herido por el golpe.

Eric: Je... Un mero calentamiento...

A medida que la nube de polvo provocada por el impacto se disipa, Star ve que el aspecto de Skorup ha cambiado. Ahora es el doble de alto, tiene la piel roja y una enorme cola que le sale de la espalda. Skorup se ha convertido en un escorpión rojo gigante.

Star: ¡Qué...!

Eric: ¡Contempla la Kumo Kumo no Mi:Modelo Escorpión Rojo!

Capítulo Treintaiséis: El escorpión, el demonio y el inicio

Star: ¿Escorpión?

Eric: ¡Warning Tail!

Eric vuelve a avanzar hacia Star y esta vez le clava su aguijón en el mismo hombro en el que le había herido antes con su cuchillo. Star cae de rodillas.

Escorpion rojo

La habilidad de Skorup.

Eric: Ya no te queda mucho tiempo. La toxina que acabo de inyectarte te dejará tieso como un palo en pocos minutos. Cuando eso pase... Jejeje.

Eric sigue golpeando a Star con sus cuatro brazos. Cuando Star intenta atacarle, él le inmoviliza los brazos y le golpea con los otros dos hasta que lo manda volando a la otra pared. Luego saca su revólver y apunta a Star.

Star: (Ya casi no puedo moverme... tendré que... sí, eso)

Eric: Se acabó.

Eric aprieta el gatillo.

Star: Taimu toraberu...

De repente, justo antes de que Star reciba la bala, todo empieza a ir marcha atrás en la sala, incluso Star vuelve a ponerse en la posición en la que estaba al entrar en la sala y ve a Skorup retrocediendo en el tiempo hasta cuando sale de su escondite y se prepara para dispararle. Cuando el tiempo deja de retroceder y Star se encuentra en el momento justo antes de que Skorup le disparara por primera vez, se anticipa a los hechos.

Star: ¡Shokan akuma!

Star golpea a Skorup con un gigantesco brazo de demonio creado por él, derrotándolo al instante y haciendo que caiga al suelo.

Eric: ¿Co... cómo lo has...?

Star: Tengo mis métodos.

Eric: Jjjjj... ja... M-me gustas, chico... Bien jugado...

Eric se desmaya.

En los pisos superiores, Tsubaki lucha contra Laura.

Laura: ¡Reproducción!

Laura hace aparecer un Pacifista delante de Tsubaki que dispara un rayo láser.

Tsubaki: ¡Otro Pacifista!

Laura: Y podemos seguir así todo el día. Sin embargo, creo que la operación empezará en segundos.

En el combate de Yakan contra Maxwell.

Maxwell: Chst ¿Oyes eso?

Yakan: ¿El qué?

Maxwell: El sonido de la Operación Próximo Imperio empezando.

Capítulo Treintaisiete: La Operación Próximo Imperio

De repente, la isla entera empieza a temblar. Todos los ocupantes de la isla son alertados.

Imperio

El aspecto completo de Funny Empire.

Star: ¡Eyeyey!

Anna: ¡Ah!

Laura: Ya empieza...

Dan: ¡Todos, agarraos bien, esto va a ser movidito!

El barco en el que se encuentra Doa descansando es levantado de repente por lo que parece un brazo gigante. Doa, al ver que el barco está a punto de ser destruído, corre hacia el brazo y se agarra a una escalerilla que hay ahí.

Doa: ¡Qué narices está pasando!

A medida que la isla se eleva, se puede ver un cuerpo mecánico debajo de ella. La isla entera es un robot gigante.

Yakan: ¡Qué es esta locura!

Maxwell: ¡UN ÉXITO, ESO ES LO QUE ES! ¡FUNCIONA!

Mientras, bajo el agua, la estatua de hielo que retenía a Willy es destruída por los temblores y el Wotan salta a la superfície y se agarra a la pierna del robot.

Willy: ¡Ya voy, Capi! ¡Esto no me lo pierdo!

Yakan: ¿Qué vas a hacer con eso?

Maxwell: Armar el follón más grande de la historia. Ni los Yonko juntos podrán detener esto.

Yakan: Yo sí.

Maxwell: Creí haber dejado claros mis motivos para hacer esto.

Yakan: No son suficientes para hacer que un gigante mecánico corretee por el Nuevo Mundo.

Maxwell: Es que me encanta. Ni siquiera conoces los detalles y ya quieres pararlo todo. En fin, tendré que asegurarme de que no te conviertes en un grano en mi culo.

Yakan: ¡Buki Inku!

Maxwell: ¡Mezcla-battlefield!

De repente, un gran destello sale de Maxwell y ciega a Yakan durante unos segundos. Cuando recupera la visión, el entorno ha cambiado drásticamente de aspecto.

Yakan: ¿Dónde estoy?

Capítulo Treintaiocho: Scribble City

La anteriormente sala circular en la que se encontraba Yakan anteriormente, ahora es una gigantesca ciudad parecida a Trade Valley. Sin embargo, hay algo diferente. Está llena de cosas que recuerdan a Maxwell, incluso hay una estatua con una efigie de Maxwell en ella. De repente, la luna que hay en el cielo se gira mostrando un rostro idéntico al de Maxwell.

Yakan: ¡Scribble!

Maxwell: ¡Bienvenido a mi mundo! ¡Esto es el resultado de mezclar esta sala con mi poder!

Yakan: ¿Y qué vas a hacer con todo esto?

Maxwell: La pregunta sería qué vas a hacer tú. Tu amiga verde se encuentra aquí. A ver si tienes narices de encontrarla y salir de aquí.

Yakan: ¡Dónde está Valeria!

Maxwell: Tendrás que resolver esta prueba tú solito. Yo solo soy el encargado de los obstáculos.

De repente, la estatua de Maxwell libera un gran chorro de lava que se dirige hacia Yakan, pero él logra apartarse rápidamente. Sin embargo, una madre con un bebé lo están pasando peor.

Madre: ¡Socorro!

Yakan logra salvar a la madre y al niño pero cuando les ve las caras ve horrorizados que se trata de dos Maxwells disfrazados.

Mamá-Maxwell: ¡Has picado!

Bebé-Maxwell: ¡Gugú!

Yakan: ¡Basta de juegos! ¡Dónde-está-Vaeria!

Mamá-Maxwell: ¡Nunca hablaré!

Acto seguido, la madre y el bebé se arrancan literalmente la boca como si de un esparadrapo se tratara y las tiran al suelo. Yakan decide seguir con su camino al ver que las bocas empiezan a reírse en el suelo. Durante su camino observa que todos los habitantes de la ciudad, tanto hombres, mujeres o niños son Maxwell.

Yakan: ¿Tanto puede hacer esta fruta suya?

Niño-Maxwell: ¡A que no me pillas, cara de papilla!

Yakan: ¿?

Yakan observa como un niño se mete dentro del teatro así que decide seguirlo. Una vez en el escenario, todo está oscuro y solo se oye una voz:

???: ¿Yakan? ¡Socorro, sálvame, sálvame!

Yakan: ¿Valeria?

Pero en realidad resulta ser solo una marioneta de madera parecida a Valeria que se encuentra en el interior de una caja.

Marioneta-Valeria: ¡Está oscuro y hace frío!

Yakan ve como otra marioneta, esta vez parecida a él, dirigiéndose hacia la otra marioneta.

Marioneta-Yakan: ¡Ya voy Veleria!

Pero justo cuando se acerca a la caja, esta explota quemando a las dos marionetas para horror de Yakan.

Maxwell: Ouch, eso debe doler.

De repente, las luces del escenario se encienden y resulta esta lleno de clones de Maxwell que no dejan de reírse a carcajadas. Luego, otra marioneta parecida a Maxwell pero con un traje de médico se acerca a la marioneta quemada de Yakan.

Marioneta-Maxwell: Tu obsesión por liarla siempre parda acabará provocando que tu cerebro haga "cucu".

Acto seguido, la cabeza de la marioneta de Yakan se abre y deja salir a un cuco que se pone a hacer precisamete "Cucú, cucú".

Clones de Maxwell: ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!

El Maxwell original también aparece al lado de Yakan partiéndose la caja. Yakan agarra al pirata pro este no puede dejar de reír.

Yakan: ¡DÓNDE ESTÁ VALERIA!

Maxwell: ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!

Harto, Yakan golpea a Maxwell, haciendo que los clones dejen de reír y se lancen a por él, tumbándolo e inmovilizandolo en el suelo.

Maxwell: ¿Cuantos Maxwells hacen falta para cambiar una bombilla? Quién sabe... ¡ESTÁN DEMASIADO OCUPADOS ZURRANDO A YAKAN!

Maxwell y sus clones: ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!

Yakan empieza a ponerse nervioso. No puede pensar con claridad con tanta risa. La situación escapa a su control.

Yakan: Jeje...

Yakan se está volviendo loco.

Yakan ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!

Capítulo Treintainueve: La danza del ángel caído

Rick

Rick, de los Piratas Freak, revela su verdadera apariencia.

Rick: ¡Rocket Hand!

Nathan: ¡Se acabó, te venceré como en la otra vez! (Nada de miembros separados, me lo cargaré todo de golpe) ¡Yori Yori Canon!

Nathan logra tunear aún más su cañón, logrando crear el cañón más grande que ha hecho nunca y se pone a disparar al gólem. Esta vez, los disparos son tan fuertes que el gigante ya no puede regenerarse a tiempo y acaba derrumbándose por completo. Sin embargo, al volver a su forma humana, se dispone a transformarse de nuevo pero es noqueado por Nathan, quién golpea al hombre con su biga recubierta con Haki, derrotándolo al instante.

Nathan: ¡Ja, soy el mejor!

Más adelante, Amar se ha retirado de su combate contra Anna para socorrer a Mika. Y en el exterior, Dan muestra sus poderes de la Tanku Tanku no Mi para dañar seriamente a Karasu.

Karasu: ¡Aaaaaagh!

Dan: Eso pasa cuando te enfrentas a alguien mejor entrenado.

Darkness: ¡Toma esa, vejestorio!

De repente, Darkness ha aparecido delante de Dan y se dispone a cortar al pirata pero este se protege con Haki y dispara a Darkness, dándole de lleno. Sin embargo, él se levanta con mucho esfuerzo. Mientras, Newt es derrotado por la colosal fuerza de Roco y Alessandra lo está pasando realmente mal con Ana y Cosmo. Darkness ha sido el primero en llegar al balcón principal.

Saigo: No te escaparás. No se como has salido de mi baluarte pero te aseguro que no volverá a pasar.

Dan: Aquí somos dos contra uno. Estás en desventaja chico.

Darkness: Yo iba a decir lo mismo de vosotros.

Saigo: Serás...

Tanku

Los efectos de la Tanku Tanku no Mi.

De repente, Laura aparece volando por la puerta. Está destrozada.

Dan: ¡Laura!

Saigo: ¿Qué...?

???:¡Tsubaki no dansu:Jinsokuna Danto!

De repente, Tsubaki sale disparada por la puerta y corta a los dos piratas tan rápido que no lo ven venir, derrotándolos a ambos. Esta vez, por alguna razón, sus alas son negras en lugar de blancas.

Darkness: ¡LOOOOOOL!

Tsubaki: ¡Estoy harta! Pacifista por aquí, Pacifista por allá ¡YA VALE!

Saigo y Dan se encuentran tumbados en el suelo heridos de gravedad.

Saigo: (Agh... Capi... Lo siento... Me he dejado cegar por la ira) Al infierno.

Aereo

Darkness se lanza a proteger a Tsubaki aunque eso le cuesta el combate.

De repente, la espada de Saigo se eleva y se recubre por un aura roja.

Darkness: ¡Tú! ¡Cuidado!

La espada da un gran giro y lanza una onda cortante circular que habría herido seriamente a Tsubaki si Darkness no llega a ponerse delante para protegerla con su escudo. Aunque no es suficiente porque el escudo se rompe por la fuerza de la onda e impacta en el espadachín, derrotándolo.

Tsubaki: !!!!!

Saigo esboza una pequeña sonrisa antes de perder el conocimiento por completo.

Capítulo Cuarenta: El fin de la gira

Alessandra sigue sin poder golpear a Ana, debido a su fruta Logia. La insada está desesperada.

Ana: Pierdes el tiempo.

Alessandra: ¡Eso lo decido yo!

Ana: Tormenta.

Un gran rayo sale de las nubes de Ana e impacta contra Alessandra, derrotándola. Una vez que baja a verificar la derrota de la Insada y recupera su forma humana, Karasu la ve desde lejos.

Karasu: ¡Alessandra!

Ana: Otro contrincante...

Karasu: ¡Te dejaré hecha polvo, bruja!

Karasu empieza a acercarse corriendo a Ana preparándose para atacar pero ella saca su lira.

Ana: Love melody.

Ana empieza a tocar su lira con la idea de hipnotizar a Karasu con su música.

Karasu: ¿Qué esperas conseguir con eso? ¡Puede que Alessandra sea inferior a mí! ¡Pero sigue siendo mi aliada!

Ana: ¡!

Karasu: ¡Netsu ken!

Ana: ¡Ay!

Ana vuelve a convertirse en nube con la idea de escapar de Karasu pero este recubre su brazo mecánico con Haki y logra golpear a la músico. Debido a la poténcia del ataque, Ana es derrotada.

Karasu: ¡Me das pena, tanta que no merece la pena matarte, considérate afortunada!

Sin embargo, Roco golpea a Karasu mandándolo varios metros adelante.

Crash

Roco Crash, boxeador de los Piratas Freak.

Roco: ¡Nadie vence a un camarada mío y se va de rositas!

Karasu: ¡Tú serás el siguiente si tant lo deseas!

Mientras, Yakan ha quedado débil por el ataque psicológico de Maxwell. Ahora se encuentra encadenado en algún lugar.

Maxwell: Ya está.

Yakan: ...

Maxwell: Ahora estás donde perteneces: ¡EL LOQUERO!

La sala en la que se encuentran resulta ser una habitación acolchada.

Maxwell: Bienvenido al resto de tu vida.

Yakan no puede ni hablar. Solo piensa. De repente, le vuelven a la cabeza todas las personas por las que lucha: su amigo Neiru, sus compañeros, y especialmente Valeria. Eso le vuelve a dar fuerzas e imprime la llave de sus esposas, con la que se libera.

Maxwell: ¡¿Qué?!

Yakan agarra a Maxwell.

Yakan: Ahora me toca a mí.

Maxwell: ¡GHAAAAAAAAAH!

De repente, Maxwell se encuentra de nuevo inexplicablemente en la sala donde empezó su combate contra Yakan.

Yakan: Buenos días.

A su lado está Valeria.

Valeria: Eso, buenos días.

Maxwell: ¡Ah! ¡No puede ser! ¿Cómo la has encontrado?

Yakan: No ha sido difícil. Se interrogar muy bien.

Maxwell: ¡Pero aunque supieras que estaba bajo el escenario no deberías haber sabido qué cable cortar de la bomba! ¿Cómo sabías que era el verde? A no ser... Un momento...

De repente, Valeria se quita una careta y resulta ser otro Yakan disfrazado. La sala resulta ser de cartón y aún siguen en el lugar creado por Maxwell. Los dos Yakans dicen a la vez:

Yakan: Grácias por tu colaboración.

Acto seguido, encierran a Maxwell en una jaula de acero que han imprimido.

Maxwell: ¡NO, MALDITA SEA!

Maxwell se queda en la jaula mientras Yakan se dirige al teatro a salvar a Valeria.

Capítulo Cuarentaiuno: Segunda ronda

Yakan encuentra una trampilla en el escenario del teatro y en su interior encuentra a Valeria atrapada dentro de una caja sorpresa conectada a una bomba. Yakan solo tiene que cortar el cable verde de la bomba para desconectarla y poder sacar a Valeria de la caja sin problemas.

Valeria: Grácias, Yakan... Creía que ahí me quedaba.

Yakan: Traqnuila, ahora solo queda salir de aquí.

Valeria: ¿Cómo?

Yakan: Podríamos probar con las salidas de emergencia.

Y en efecto, una vez cruzan una puerta con un letrero de salida de emergencia se hallan de nuevo en el interior de Funny Empire.

Valeria: ¿Y el pirado ese?

Yakan: Tranquila, está a buen recaudo. Debemos detener el robot.

Valeria: ¿Qué robot?

Mientras, Maxwell se encuentra en el interior de su jaula hablando con Paul por un Den Den Mushi.

Maxwell: ¿Dónde está Ana? ¡Se suponía que la operación ya debía haber concluido!

Paul: Lo siento, Capi. Ha habido un contratiempo con los intrusos y ha sido derrotada. Por suerte he podido curarla con mis bálsamos.

Maxwell: ¿Derrotada? ¿Y los demás?

Paul: No sabemos nada de Willy y Amar ha encontrado inconscientes a Rick, Mika y a Eric. Yo he logrado llevarme a Dan, Saigo y Laura.

Maxwell: ...

Paul: Eeeeeh... ¿Capi?

La jaula que contenía a Maxwell explota y de ella sale el pirata rojo de ira.

Maxwell: ¡Lleva a Ana a la cabeza, yo voy enseguida! ¡QUIERO A TODOS LOS DEMÁS RECUPERADOS Y LISTOS PARA VOLVER A DAR CAÑA!

Paul: Amar podrá ocuparse de ello.

Maxwell: ¡Cuento con ello! Por cierto, buen trabajo rescatando a los demás.

Paul: Je Je Je, grácias, Capi.

En el área del torso del robot, Anna se ha perdido persiguiendo a Amar y ha llegado a un lugar lleno de mecanismos y engranajes. De repente, le parece ver una silueta al otro lado del pasillo y se dirige a atacarlo, pensando que es Amar.

Anna: ¡Te pillé!

Doa: ¡AAAAH!

Anna: Ah, eres tú, Doa.

Doa: ¡ME HAS DADO UN SUSTO DE MUERTE!

Anna: Perdona, perdona. ¿Oye, has visto a un tío vestido de beduino del desierto?

Doa: No... ¿Por qué?

Anna: Es que...

Willy: ¡AQUÍ ESTÁS!

Doa: Ay...

Anna: ¡UAAAAAAAH¡ ¡Qué narices...!

Willy se encuentra justo detrás de ellos.

Doa: ¿Es que no te rindes nunca?

Willy: ¡Me crié aprendiendo a hacer lo contrario! ¡Me las pagarás por congelarme!

Willy desenvaina su gigantesca espada.

Doa: Vale... Eso es nuevo...

Capítulo Cuarentaidós: El punto culmen

En la parte superior de la torre se encuentran Maxwell, Paul y Ana que, grácias a los brebajes de Paul se ha recuperado completamente.

Maxwell: A ver, repasemos. Ana se pone a tocar su "concierto hipnótico" en ese escenario. Paul activará los altavoces que hay en los hombros del gigante que creé inspirándome con los planos del Daku Gorosei, el Kuro Nodo y la Marina, la canción se oirá por todo el planeta y, debido a la amplificación, ¡los efectos hipnóticos serán permanentes!

Ana: ¿Y no os afectará a vosotros también?

Maxwell: La hipnosis provocará que nadie quiera hacerte daño y te obedezcan. Nosotros nunca te haríamos daño y siempre nos puedes pedir lo que quieras.

Ana

Ana, músico de los Piratas Freak y punto clave en la Operación Próximo Imperio.

Paul: Por lo que nosotros somos inmunes. Los Piratas Freak seremos imparables.

Ana: Con todo el mundo a nuestros pies, me encanta.

Maxwell: Y todo grácias a ti, querida. Ahora, si haces el favor...

Ana: Ahora mismo, Capi.

Ana sube al escenario que hay en el centro de la sala y se acerca al micrófono con su lira.

Maxwell: Basta de guerras estúpidas. Basta de Yonko. La actual Era de los Piratas termina aquí.

De repente, toda la sala empieza a temblar.

Maxwell: ¡Qué narices...!

Paul: ¡El gigante! ¡Se está tambaleando!

Ana: ¿Hay alguien en el torso?

En la sala de máquinas del torso, Willy ha entrado en pánico debido al ataque de Doa, que ha destruído parte de los mecanismos con su Sello de fuego y cielo.

Willy: ¡Qué has hecho!

Doa: ¡Atacarte, hombre!

Willy: ¡Has destruído el mecanismo de funcionamiento del gigante! ¡A este paso se desequilibrará y caerá!

Anna: ¿?

El gigante empieza a tambalearse debido a la rotura del mecanismo que se encarga de mover las piernas. Al final, tropieza y empieza a caer de espaldas.

Maxwell: ¡Nos la vamos na pegar!

Maxwell crea unas burbujas con su poder.

Maxwell: ¡Proteged a todo bicho viviente que esté en esta base, rápido!.

Las burbujas salen volando y cubren a todos los que se encuentran en la base, los Piratas del Sueño, los Piratas del Cielo Oscuro, los Insada, los guerreros del Daku Gorosei y, por supuesto, todos los Piratas Freak. Una vez que la última burbuja ha envuelto a Maxwell, el gigante impacta contra el suelo.

Capítulo Cuarentaitrés: La hydra

El gigante se encuentra tumbado en el agua. Todos los presentes están horrorizados ante la idea de haber estado a punto de morir.

Cosmo: No... El gigante... Se lo han cargado...

De repente, el Den Den Mushi de Cosmo empieza a sonar.

Cosmo: ¿Si?

Maxwell: ¡Cosmo! ¿Estás bien?

Cosmo: Ah, Capi. Sí, estoy bien, Roco también está bien. Ahora está luchando con una especie de espantapájaros... Pero, Capi, el gigante, la operación...

Maxwell: ¡Olvida la operación! ¡Esto es un desastre, la cancelo, protocolo de emergencia, demos una buena paliza a estos pesados!

Tsubaki: ¿?

Cosmo: A la órden.

Cosmo cuelga el Den Den Mushi y dice:

Cosmo: ¡Última frontera!

Un enorme resplandor alcanza a Tsubaki y a todo el gigante. Cuando este cesa, Tsubaki alucina con lo que ve: están en un gigantesco asteroide en medio del espacio.

Karasu: ¡Qué demonios...!

Roco: Cosmo...

Ultimafrontera

Cosmo: ¿Y a quién llamas gafotas?

Tsubaki: ¡Tú, gafotas! ¿Dónde te has metido?

???: Aquí.

Un enorme gigante formado por pequeños planetas aparece al lado del asteroide.

Cosmo: ¿Y a quién llamas "gafotas"?

Yakan y Valeria logran salir del gigante y se quedan sorprendidos por el entorno.

Valeria: Yakan...

Yakan: Esto sí que no se como explicarlo.

Maxwell: ¡Interrúmpeme si ya has oído esto antes!

Maxwell aparece por detrás y ataca a Yakan con su cetro. Valeria intenta protegerle pero es retenida por Paul y Ana.

Maxwell: Un médico contacta con su paciente: "Tengo malas notícias y notícias peores". "Oh, cielos. ¿Cuales son las malas?" pregunta el paciente.

Yakan intenta defenderse de los golpes de Maxwell.

Maxwell: Entonces el médico dice: "Solo te quedan 24 horas de vida". "¡Es terrible!", dice el paciente. "Pues esto podría ser peor".

Maxwell logra lanzar a Yakan varios metros más lejos de un golpe.

Maxwell: "¡He estado intentando contactar contigo desde AYER!" ¡JAJAJAJAJAJAJA!

Yakan: ¿Qué significa todo esto, Maxwell? ¿Dónde estamos?

Maxwell: Estamos en el lugar que te condenará a comer con pajita durante el resto de tu vida. Me has cabreado de verdad, tío. Ahora viene la parte en la que te arrepientes por arruinar mi plan. ¡SCRIBBLE-AVATAR!

Maxwell coge uno de sus dibujos y se lo estampa en el pecho. De repente, un gran torbellino negro y morado cubre a Maxwell y, cuando se desvanece, Yakan, Valeria y Tsubaki no pueden dar crédito a lo que ven.

Tsubaki: ¡No puede ser!

Yakan: ¿Tú?

Ante ellos se alza la hydra que llevan persiguiendo desde el inicio de todo este caos.

Maxwell: ¡JAJAJAJAJAJAJAJA!

Yakan: ¡¿TÚ ERES LA HYDRA?!

Capítulo Cuarentaicuatro: El mazazo decisivo y el resurgimiento del fénix

Willy sigue atacando a Doa y a Anna. Anna intenta cortarle con sus espadas pero el Wotan se protege con su Tekkai o con su Kami-e. Acto seguido les ataca con su espada pero ellos se protegen con su Busoshoku Haki.

Willy: ¡Patada de flecha de tiburón!

Willy da una patada que alcanza a Anna y la manda al fondo del pasillo. Doa aprovecha que Willy baja la guárdia con el movimiento para asestarle un golpe.

Doa: ¡Crece!

Willy: ¡Tekkai!

Doa agranda un montón su martillo y golpea a Willy en el vientre lo suficiente fuerte como para levantarlo un poco, aunque el Wotan no recibe daño al estar protegido con el Tekkai.

Willy: Casi, casi.

Doa: De eso nada, "gigante de mar". ¡Sello de viento!

Sello del Cielo

Doa usa el Sello de viento para golpear a Willy.

De repente, un gran vendaval sale del lado del martillo que está en contacto con Willy y lo manda a volar tan alto que perfora el techo y sigue más allá. Una vez en el exterior, acaba chocando con el brazo del Cosmo-gigante mientras iba a golpear a Tsubaki. El impacto es tan fuerte que Willy escupe sangre. Cuando el Wotan vuelve a caer al suelo, Doa contempla con alivio que se ha desmayado por el impacto anterior y por la caída.

Anna: Qué bestia.

Doa: Tuve que congelarlo para llegar hasta aquí pero ni de ese modo pude contenerlo. Ha sido muy duro de pelar... Aunque admito que me he divertido. Un poco...

Mientras, Vero ha recobrado la consciencia y anda perdida por las ruinas del gigante buscando a los demás. Al final ve a Amar con todos los Piratas Freak que han sido derrotados amontonados delante del médico.

Amar: Pronto estaréis bien, amigos. Solo serán necesarios unos segundos. ¡Espada bendita!

Las cimitarras de Amar se rodean de una especie de aura verde que, al acercarse a los piratas derrotados, empiezan a cicatrizar sus heridas.

Vero: ¡Ah, no, ni hablar!

Vero saca su espada y se dirige rápidamente a por Amar. Sin embargo, él nota su presencia y desvía una de sus cimitarras para defenderse de Vero, haciendo que el aura curativa salga disparada hacia las ruinas.

Vero: ¡Abejas por doquier!

Vero trae a unas abejas que se ponen a volar alrededor de Amar e intentan picarle. Pero él las quema con sus espadas de fuego. Pero, para su desgracia, nota otra presencia en los alrededores y una enorme llamarada sale de entre las rocas y se dirige hacia los indefensos piratas. Amar, al ver que, en su estado, sus compañeros podrían morir si reciben semejante llamarada, corre a interponerse entre los piratas y la bola de fuego y es alcanzado por ella antes de poder hacer nada, cayendo derrotado por las quemaduras.

Vero: ¿?

Alessandra: ¡No sé qué ha sido eso verde que me ha alcanzado pero grácias a ello me siento de fábula!

Vero: Alessandra...

Alessandra: ¡Ah, hola, Vero! ¿Quienes son estos? Están hechos una pena. ¿Has visto a Karasu?

Vero: Eh... no...

Alessandra: ¡Pues vamos a buscarle! ¡Jo, de qué buen humor estoy!

Capítulo Cuarentaicinco: El combo de las tres estrellas

Maxwell: ¡Retrato-Ryusei Kazan!

Maxwell se pone a disparar bolas de magma desde sus tres cabezas y estas se ponen a caer por todas partes.

Yakan: ¡Heinshi inku!

Yakan hace aparecer un gran número de copias suyas a su alrededor, cada una armada con un cañón.

Yakan: ¡Ahora!

Todos los clones se ponen a disparar a Maxwell a la vez. Sin embargo, Maxwell se protege con sus alas recubiertas con Haki y lanza una potente llamarada que destruye a los clones.

Valeria: ¡Lightning kicks!

Valeria se dirige hacia Maxwell para golpearlo a patadas pero el monstruo se defiende contraataca con su cola recubierta con Haki.

Maxwell: ¡Debiste quedarte en la jaula en la que te metí!

Valeria: ¡Te haré tragar tus palabras, rarito!

Valeria sigue atacando a Maxwell sin éxito provocando la risa de este.

Maxwell: ¡Esta pelea es entre mayores, esfúmate mocosa!

Maxwell vuelve a dar un coletazo a Valeria y la hace salir volando hacia unas rocas.

Yakan: ¡Valeria!

Maxwell: ¿Por dónde iba? Ah, sí... ¡Scribble-fusion motosierra!

Maxwell transforma su cola en una motosierra gigante y ataca a Yakan, quien intenta defenderse con una gruesa espada que ha creado con su poder.

MikaRNI

Mika activa el RNI para enfrentarse a Maxwell.

Maxwell: ¡JAJAJAJAJAJA!

Yakan observa aterrado como el filo de la espada empieza a agrietarse.

Maxwell: ¡Se acabó!

Pero, en ese momento, es golpeado por Valeria. El golpe es tan potente esta vez que Maxwell sale disparado.

Yakan: ¿?

Maxwell: ¿QUÉ...?

Valeria se encuentra de pie, con un aspecto más imponente. Tiene un ojo rojo.

Yakan: Valeria... ¿Eso es...?

Valeria: ¡VOY A CARGARME A ESE TÍO!

Maxwell: !!!!!!!

Mientras, Roco y Karasu están ya realmente agotados.

Roco: Creo... creo que no vamos a llegar a ninguna parte si esto sigue así...

Karasu: Cierto... ¿Pero qué importa?

Roco: Tienes razón... ¡Alma Titánica!

Karasu: ¡Hapon jigoku!

Roco: ¡Gigaimpacto!

Roco incremeta su masa muscular y se lanza contra Karasu mientras este le ataca con su guadaña eléctrica a plena potencia. La colisión de ambos golpes es tal que ambos salen disparados hacia direcciones contrarias, siendo derrotados y acabando su combate en empate.

Gigaimpacto2

Roco aumenta su musculatura al usar su técnica Alma Titánica.

Por otro lado, Tsubaki decide alejarse de Cosmo debido a la poca magnitud de sus golpes frente a un gigante como él. Cuando ve a Maxwell luchar contra Valeria y Yakan decide ir a ayudarles.

Tsubaki: ¿Maxwell ha liberado a la hydra?

Valeria: ¡ÉL es la hydra!

Tsubaki: ¡¿Qué?!

Yakan: Es largo de contar...

Maxwell: ¡Eh, tres contra uno no vale! ¡Esto no es justo!

Tsubaki: ¡Enjeru furaito: Jisoku satsujin!

Valeria: ¡Senretsukyaku!

Yakan: ¡Chimamire no shi!

Maxwell: !!!!!!!!

Los golpes que Maxwell recibe son lo bastante poderosos como para hacerle escupir sangre.

Capítulo Cuarentaiséis: Fin de partida

Maxwell cae al suelo por el golpe recibido.

Ana y Paul: ¡CAPI!

Los dos piratas se dirigen a atacar a Yakan, Valeria y Tsubaki pero una explosión que aparece justo ante ellos los detiene.

Yori

Nathan aparece para proteger a Tsubaki y los demás.

Paul: ¿?

Nathan: ¡Casi!

A lo lejos se encuentra Nathan con Star y Kitanai hechos una pena.

Tsubaki: ¡Nathan!

Nathan: ¡Tsu! ¿Qué te cuentas?

Paul: ¡Aún quedan otros piratas! ¡Impulso Pauda Pauda!

Paul pega un gran salto hacia Nathan propulsándose con una gran cantidad de pólvora que sale a chorro de su cintura. Durante el salto prepara su Garra Pauda Pauda.

Paul: ¡Ahora verás!

Pero, antes de poder llegar, Vero aparece delante de él y le estampa una potente patada recubierta con Busoshoku Haki en la cara, mandándolo a volar.

Vero: ¡Esto por lo de antes!

Nathan: ¡Hombre, Vero! ¿Cómo estás? Por casualidad no sabrás donde demonios nos hemos metido...

Ana pasa a convertirse en nube y se prepara para provocar una tormenta pero justo en ese momento recibe una cornada recubierta con Haki de Anna convertida en ciervo por su poder.

Anna: ¿Tú no eras la que tenía un nombre parecido al mío?

Ana solo puede escupir sangre por el golpe. Acto seguido, Anna le da una coz a la músico de los Piratas Freak y la manda a volar hacia arriba.

Cosmo: ¡Malditos...!

Cosmo se prepara para eliminar a todos los piratas de un solo golpe pero Tsubaki alza el vuelo y se pone delante de él.

Tsubaki: (Espero estar preparada para esto...) ¡Eien ni go aisatsu!

Tsubaki rodea su mano con una especie de aura y da un puñetazo al gigante Cosmo en el vientre. Esta vez, el golpe es lo bastante grande como para hacerle mucho daño. Por otro lado, Yakan y Valeria siguen luchando contra Maxwell, esta vez con la ayuda de los demás piratas que aún pueden seguir en pie: Nathan, Kitanai (armado con un cañón), Vero, Alessandra y Doa.

Maxwell: ¡ESTO-NO-ES-JUSTO!

Yakan: Se acabó, Maxwell.

Maxwell se lanza a la desesperada a atacar a los piratas con sus dos cabezas de dragón pero Nathan y Doa las golpean, haciendo retroceder al dragón contra las rocas.

Yakan: ¡Hebi aki!

Yakan imprime unas cadenas que atan a Maxwell a las rocas, inmovilizándolo.

Maxwell: ¡AAAAAAARGH!

Yakan: ¡AHORA, TODOS!

En ese momento, todos se ponen a golpear y a disparar a Maxwell con todo lo que tienen. Aunque el pirata intenta protegerse recubriéndose con Haki, la mayoría de los golpes que recibe están también recubiertos con Haki. Maxwell sigue recibiendo golpes hasta que, finalmente, cede.

Capítulo Cuarentaisiete: Párame si ya lo has oído antes

Cuando cesa la polvareda provocada por los golpes, los piratas ven que Maxwell ha regresado a su forma humana y se encuentra sentado en el suelo, magullado y jadeando. Yakan se acerca a él.

Maxwell: ¿Y bien? ¿Qué parte viene ahora...?

Yakan: ...

Maxwell. ...

Yakan: Te dejamos marchar.

Todos: ¿?

Maxwell: ¿?

Yakan: Así quedamos en paz.

Maxwell: ...

Yakan: Las burbujas raras esas que nos salvaron durante la caída del gigante... Fueron obra tuya ¿no?

Maxwell sonríe.

Maxwell: Cosmo ¿Sigues ahí?

Cosmo: Sí, Capi.

Maxwell: Llévanos a casa, por favor.

De repente, el paisaje vuelve a convertirse en el océano de siempre y Cosmo vuelve a su forma humana.

Yakan: Grácias.

Valeria: Nos vamos.

Los piratas se dan la vuelta y empiezan a hacer su camino a sus respectivo barcos. En ese momento, Maxwell se levanta y apunta a los piratas con su sombrero.

Maxwell: ¡Hat-Rocket!

Desde su sombrero, Maxwell dispara un cohete que va directo hacia los piratas. Sin embargo, ellos lo esquivan. Luego Yakan se gira y corre hacia Maxwell.

Yakan: Párame si ya lo has oído antes.

Yakan da una patada a Maxwell y lo vuelve a lanzar contra las rocas.

Yakan: Un hombre choca contra una roca y dice... "Au".

Maxwell: ¿? Je... Jejejejejeje, es bueno, jejejejejejeje, dice "Au"... ¡Jajajajajajajajajajajajaja! ¿QUIÉN IBA A IMAGINÁRSELO? ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!

Los piratas vuelven a irse mientras Maxwell y Cosmo se quedan rodeados por lo que queda de su Operación Próximo Imperio. Maxwell sigue riendo a carcajadas.

Capítulo Cuarentaiocho: Despedida

Los Piratas del Sueño y los Piratas del Cielo Oscuro se preparan para partir.

Valeria: Bueno...

Tsubaki: Bueno...

Valeria: Menuda aventura...

Nathan: ¡Y que lo digas!

Star: Me he dado cuenta de algo...

Todos: ¿?

Star: Al final ninguno ha logrado el objetivo que se había fijado al principio de este embrollo.

Kitanai: ¡BUAAAAAAAAAAAH!

Anna: ¿?

Vero: Pobre, quería vender los contenedores robados pero resulta que han desaparecido.

Doa: Ah. Oye, Yakan, eso que querías hacer...

Yakan: Quería detener a Sanguinem, cierto. Pero tendrá que ser otro día.

Tsubaki: Bueno, en nombre de toda mi tripulación, os doy las grácias por toda vuestra ayuda y os deseo mucha suerte en vuestros próximos viajes.

Valeria: Igualmente.

Las dos tripulaciones suben a sus respectivos barcos y zarpan.

En el barco de los Piratas del Sueño, Valeria va a ver a Yakan.

Valeria: Oye, Yakan. ¿Crees que Maxwell volverá a...?

Yakan: ¿Repetir la operación? No creo.

Valeria: ¿Y eso?

Yakan: Para él ya no tendría la misma grácia.

Valeria: ¿Solo por eso?

Yakan: Maxwell no es el típico supervillano que hace planes malvados cada día. Además, ni siquiera creo que sea malo de verdad. Solo está... desesperado.

Valeria: ¿?

Yakan: Me dijo que el propósito de su plan era detener las guerras entre los Yonko. Es cierto que hay mucha gente que está sufriendo por ello. Maxwell simplemente tenía métodos equivocados.

Valeria: Si tú lo dices...

Por otra parte, en el barco de los Piratas del Cielo Oscuro.

Star: Yo solo pregunto, si Maxwell ha intentado matarnos,¿por qué nos salvó la vida a Tsu y a mí la primera vez que nos encontramos?

Nathan: Yo qué se.

Vero: No, piensalo. Es una buena pregunta.

Tsubaki: No a todos los malos de turno tiene por qué gustarles matar.

Kitanai: Es igual. Sigamos nuestro viaje a ver si esta vez encontramos algo que vender a buen precio.

Tsu: Estoy de acuerdo.

Los piratas siguen su camino a la espera de nuevos lugares que visitar.

Star: ¡Un momento!

Todos: Qué.

Star: ¿Alguien sabe qué ha sido de los benditos contenedores?

En la isla de Kunoichi, Hanran se encuentra sentado en su trono oyendo el relato de Newt y Darkness sobre su ataque a Funny Empire.

Newt: ¡Lo hemos reducido hasta los cimientos, jefe!

Darkness: ¡Tendría que habernos visto! ¡Cincuenta mil ninjas contra nosotros dos! ¡Y luego nos atacaron trescientos Reyes Marinos! ¡Y nosotros ahí PAM, PUM, PLAM!

Hanran: Dejaos de cuentos, por favor. ¿Tenéis los contenedores?

Newt: ...

Darkness: ...

Hanran: Lo tomaré como un no.

Newt: Lo sentimos mucho. ¡Pero medio gigante se hundió en el mar!

Darkness: ¡Y ninguno de los dos sabemos nadar, no podemos!

Hanran: ...

Newt: ...

Darkness: ...

Hanran: (suspiro) Bueno, qué le vamos a hacer, tampoco es qüestión de pedir lo imposible. Marchaos, buen trabajo.

Newt y Darkness: ¡Grácias!

Los dos guerreros salen corriendo de la sala.

Hanran: Bueno... algo es algo. No todos los días te vengas de alguien a lo grande... Piratas Freak... Vaya un nombre para una tripulación. Bah, es igual, tengo planos de sobras de otros proyectos más modernos, mejor que me preocupe más por esos, total, los otros habrán sido destruídos por el agua.

Hanran se levanta de su trono y abandona la sala.

Muy lejos de ahí, en un gigantesco y pintoresco barco, se ven dos contenedores mojados y oxidados en la bodega y solo se oye lo siguiente

Maxwell:
Freaky Soul

¿FIN?

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar