FANDOM


Arco del Cazarrecompensas
Cazarrecompensas
Información
Número de capítulos 26 (376 a 401)
Fecha de creación 20/04/18
Fecha de finalización 18/05/18
Anterior Ave Azul: Strong World
Posterior Arco del Ultimátum
Creador Darkarchangel
El Arco del Cazarrecompensas es el décimo octavo arco argumental de la historia de los Piratas del Ave Azul y el primero de la Saga del Castigo.

Antecedentes

Luego de llegar a Merveille, Los Piratas del Ave Azul se enfrentan a un ex-Guerrero del Mar, que quiere convertirlos en muñecas vivientes de una colección. Aunque logran vencerle rompiendo algunos de sus principios morales, sus acciones acaban atrayendo el interés de otros.

Capitulo 376: Mirando

No ha pasado mucho tiempo desde que los Piratas del Ave Azul dejaron Merveille. El cansancio está aún presente y las heridas siguen recientes así que todos aquellos cuyo puesto no es absolutamente fundamental para el funcionamiento del barco o el cuidado de la tripulación se están tomando un descanso. Los únicos que están realmente activos son Angélique, al timón. Bert, que hace un chequeo rápido del estado de Spirit. Mia, que cocina para sus amigos, y Taylor, que continúa atendiendo sus lesiones.

Jean: ¡¡MIAAA!!

Mia: ¿¡QUEEEE!?

Jean: ¡Tengo hambre!

Mia: ¡Pues te aguantas! ¡Aún falta para la cena!

Jean: ¡Awwwwwww!

Súbitamente, aparece un News Coo volando. Los piratas han estado un rato sin noticias del mundo así que deciden comprarle un diario, del cual ,  se ponen a leer en voz alta algunos de sus encabezados.

James: “Los Piratas Indenation vuelven a causar estragos” …creo que oí de ellos alguna vez.

Evangeline:  “El Noble Mundial San Goloss visita el Reino de Ilusia” ¿Qué es un noble mundial?

James: Una persona repugnante que será mejor que nunca nos crucemos con ella.

Jean: A ver que otra cosa dice…” Los Piratas del Ala Negra hunden tres barcos de la Marine” Raro. Es la primera vez que oigo de ellos.

James: Tal vez sean una banda nueva.

Big Bird: Banda nueva ,banda nueva.

Katrina: “El rey regresa con todo. Soul King causa furor en su último concierto” Uy, déjame leer esa.

La joven músico literalmente les arranca el periódico para leer la nota sobre su ídolo. Ante esto, sus camaradas deciden ver el montón de carteles de recompensa que viene anexo, haciéndoles gracia cuando encuentran sus recompensas entre ellos otra vez.

Jean: Aish, no ha subido nada.

James: ¿Cómo quieres que suba si no hemos hecho nada?

Jean: Vencimos a un antiguo Guerrero del Mar.

James: Pero el gobierno no tiene forma de saber eso, tonto.

Jean: Hmmmmm..tiene razón.

Aparte de sus carteles, vienen los de otros piratas y criminales buscados, llamando uno su atención en particular. Tres fotografías de tres mujeres con rostros casi idénticos un solo número: Seiscientos millones de belies.

James: Raro. Es la primera vez que veo un cartel triple.

Jean: Yo he visto dobles, triples y uno que era por la tripulación entera.

Evangeline: Interesante. Sería extraño pensar que así como nosotros vemos sus carteles ahora, ellas podrían estar mirando los nuestros justo ahora y comentando al respecto….o no sólo ellas, otras personas también.

Jean: Jo. Bizarro pero muy plausible.

Katrina: Eso seria interesante.

James: Oh, ¿Ya terminaste de adueñarse del  periódico?

El tema de los carteles pronto queda de lado, aunque curiosamente, lo que Evangeline ha dicho resulta ser verdad en sus dos suposiciones. La primera de ellas, que las mujeres del cartel triple esten viendo sus carteles está sucediendo justo ahora y estás son nada más y nada menos que Tear y otras dos mujeres idénticas a ella.

¿???: Entonces, ¿Tenemos que ir a buscar a esos “Piratas del Ave Azul”?

Tear: Sip.

¿?????:¿ Aww, pero porque nosotras?

Tear: Porque Betu-san me lo pidió de favor, Gift. ¿Qué querías que hiciera? ¿Qué le dijera que no?

Gift: Ja …eso te pasa por ser buena gente.

Tear: Estos son los carteles que me dieron de ellos, tenemos que memorizarlos.

¿???: Uhh, hay algunos chicos guapos por ahí.

Tear: Jaja, Ink siendo una fangirl.

Ink: ¿Qué? También tengo debilidades.

Las tres chicas se ríen, mientras suben a un navío pequeño y se disponen a zarpar. Mientras tanto, la otra suposición de Evangeline se torna cierta en un lugar no muy lejano. Un hombre desconocido mira los carteles de Jean y compañía y a la vez mira el Ocean Spirit con unos binoculares.

¿????: Jejeje. Ahí está nuestra próxima presa. ¡Samir!

Un hombre de cabello castaño en una coleta, piezas descalzos y mirada de hastío es que incluso acude al llamado.

Samir: ¿Órdenes?

¿????: Avisa a los demás, iremos a por unos cuantos “perros de mar”.

Capitulo 377: El tipo raro

Mia: ¡Hoy hay maki de pulpo!

Jean: ¡Genial, ya tenía hambre!

Katrina: Diablos, detesto el Maki 

Mia: Pues qué lástima porque no voy a hacer dos cenas diferentes. Ahora, te comes tu maki.

Katrina: Aish… no es justo. A Big Bird le diste un durazno. 

Mia: Es diferente. Big Bird no come carne.

La noche cae, la cena está lista, y los piratas son llamados a la mesa por su cocinera, así que todos dejan su rutina y van al comedor. Distraídos por la deliciosa comida…o repugnante en el caso de Katrina, nadie nota el navío que se acerca al Spirit.

¿???: Ya saben cómo se hace, muchachos.

Mientras la joven músico de los del Ave Azul, queriendo alejarse de su comida, observa por la ventana, dándose cuenta de una sombra moviéndose afuera.

Katrina: Ahmmm, ¿chicos? Creo que hay algo en la cubierta.

Angélique: ¿Algo? ¿Qué cosa?

Katrina: No se, vi una sombra moviéndose.

James: Hmph….saldré a revisar.

El cazador se dispone a salir, agarrándose su Star Blaster al cinturón por si acaso. Saca la cabeza primero, mirando primero de izquierda a derecha sin  avistar nada.

James: Pues no veo nada por aho…

Pero al mover la cabeza en el sentido opuesto, su mirada se encuentra con un sujeto extraño. Un hombre de cabello largo y negro como ala de cuervo, tez morena y ojos grandes como de bestia, sentado en la baranda de Spirit como si el lugar le perteneciera.

¿???: Hola, amigo. Linda noche, ¿No?

James: Aha…

Ante la extraña visión, el muchacho tuerto empieza a llamar a gritos a sus amigos para avisarles.

James: ¡Chicos! ¡Hay un tipo muy raro acá afuera!

Jean: ¡¿Cómo que un tipo!?

James: ¡Pues es un tipo! 

Jean: ¿¡Y que hace ahí!?

James: ¡Yo que voy a saber!  ¿¡Que rayos haces aquí!?


¿???: Dios. ¿Te habían dicho antes lo apuesto que eres?

James: ¿¡¡…!!?

James no sabe cómo reaccionar ante tal clase de halago, y menos aún al ver que el misterioso hombre se ruboriza y empieza a actuar como una adolescente enamorada, sintiendo una mezcla de pánico e incomodidad.

James:¡Vengan aquí, demonios!

Jean: ¿Puedo al menos terminar de cenar?

James: ¡No seas mal amigo y ven aquí!

¿???: ¿Ya vas a presentarme a tus amigos? Oh, cielos. Todo está pasando tan rápido. Ni siquiera sabes mi nombre, cariño.

El hombre se levanta del barandal y súbitamente, saca un revólver que tenia guardado en el costado. James intenta desplegar su Star Blaster ante esto, pero no le da tiempo.

¿???: Soy Taze, guapo.

El hombre jala del gatillo pero en el momento en que lo hace y la bala está saliendo del cañón, esta es desviada y el arma arrebatada de la mano del atacante por una flecha lanzada por la mano de Evangeline, que había estado atenta al hombre y previó su ataque 

Evangeline: No…te…atrevas.

Taze: Woahh. ¡Pero que precisión, carajo!

Tras esta muestra hostil, todos los piratas  salen de inmediato y alzan la guardia, mientras que James despliega esta vez su rifle. Ante esto, todo lo que hace el dichoso Taze es alzar las manos, como si se rindiera, mientras se ríe con sorna.

Taze: ¿Esos son tus amiguitos, James? Qué lindos. Algunos son muy guapos. Hola.

James: Cállate y …un segundo…¿Cómo sabes mi nombre?

Taze: Se el nombre de todos aquellos que se portan mal. Y ustedes han sido chicos muy , muy malos.

Los piratas notarán entonces un montón de hojas enrolladas y a medio guardar en el bolsillo del hombre, suponiendo que debe tratarse de sus carteles de Se Busca.

Angélique: ¿Cazarecompensas?

Taze: Adivinaste, pequeña ramera. 

Angélique: ¿¡Disculpa!?

Jean: Ja, si crees que tú solo puedes venir a tratar de tomar nuestras cabezas te aseguro que estás muy mal.

James: Ahora rindete, “Taze”

Taze: Ay, claro que no, guapo. No soy tan tontito. Tú ya me presentaste a tus amigos, ¿No? Quél si les presento a los mios.

De un silbido, súbitamente los piratas se ven apuntados por al menos veinte hombres que están encaramados en los aparejos del Spirit como si fueran aves nocturnas.

Bert: ¿!Que demonios…!?

Evangeline: No me…no me di cuenta de que estaban ahí.

¿¡Rodeados!?

Capitulo 378: Behave or Behead

Los piratas, súbitamente sobrepasados en número, afianzan aún más sus defensas mientras que sus enemigos les miran fijamente a la vez que les apuntan con rifles, pistolas, cuchillos, lanzas y otras armas arrojadizas y de fuego.

Taze: Verán, pequeños. No soy un cazarecompensas cualquiera. Yo soy el líder de una gran organización de cacería y retribución de criminales…Behave or Behead.

Katrina: ¿Behave or Behead?

Taze: Eso acabo de decir. ¿Qué eres sorda o que?

Katrina: Tskk…

Taze: Nuestra organización se rige por un principio. “ O se comportan o se mueren”. Así de simple. Ustedes piratas no se han comportado para nada si es que tienen esas recompensas, así que ahora pues…les toca morir, lo siento.

El cazarecompensas emite una risita y luego hace una pausa en su discurso, para luego darle un enfoque diferente.

Taze: A menos que… se rindan justo ahora. Compórtense ahora y vivirán. Digo, a mí me van a pagar lo mismo si los llevo vivos o muertos,  pero obviamente que a ustedes les conviene vivir. Entonces, ¿Qué dicen?

Taze alza la mano como si se dispusiera a cerrar un trato, pero Jean, como es de esperarse, le responde con un zarpazo de su mano transformada.

Jean: ¡Como si fuera a aceptar un trato de una mierda de cazarecompensas!

El zarpazo va con tal fuerza que de acertar, habría de destripar a su objetivo, algo muy impropio de Jean. Por suerte para Taze,  logra esquivar fácilmente mediante un salto invertido, quedando nuevamente de pie sobre la baranda.

Taze: ¿Por qué nunca nadie toma el trato? Joder, como me repatean el hígado los criminales.

Jean: El sentimiento es mutuo.

Taze: Como sea. ¡Chicos! ¡Los criminales han escogido Behead!  ¡Traigan sus cabezas!

Hombres de Behave or Behead: ¡ROOOAR!

Jean: ¡Quitenle a Spirit estás porquerías!

Piratas del Ave Azul: ¡Siiiii!

Comienza una batalla sin cuartel a bordo de Ocean Spirit. Los Cazarecompensas, grapados aún en los aparejos del barco, lanzan sin piedad toda clase de armas con el objetivo de dejar a sus “presas” como alfileteros.

Miembros de Behave or Behead: ¡Mueran!

Katrina: Tch… ¡Replicant Fifty- Great Wall!

No obstante, Katrina detiene con facilidad las armas que se dirigen hacia sí misma y hacia sus compañeros, usando sus clones como escudo humano.

Cazarecompensas 1: ¿¡Qué demonios!?

Acto seguido, la joven músico toma su cuchillo y lo multiplica hasta veinte veces, lanzando cada una de las réplicas de su cuchillo contra cada uno de sus enemigos con gran maestría.

Katrina: ¡Copy Knife! ¡Dartboard!

La chica logra acertar a un par de sus enemigos, pero el resto muestra ser bastante ágil, esquivando con gracia y facilidad las armas de Katrina. Los cazarecompensas proceden entonces al ataque físico directo, siendo enfrentados ahora por el resto de la tripulación.

Angélique: ¡Turning Heel!

James: ¡Red Star-Coyote Waltz!

Evangeline: ¡Holy Trinity!

Taylor: ¡Coral Grab!

Mia: ¡Estilo de la Flauta Larga!

Bert: ¡Hog Chop!

Algunos de los piratas  acaban en enfrentamientos individuales. Por ejemplo, Jean, que se enfrentan a Taze el cual sigue esquivando sus zarpas.

Taze: Vaya, que uñitas tienes, guapetón. Debes ser toda una fiera en la cama.

Jean: ¡…! ¡Callate!

James y Mía se enfrentan en un uno a uno contra un hombre rubio de aspecto engreído y una mujer a la que la Bebedora se refiere como ”vestida como suripanta”

Hombre: Eres un tirador excelente, compañero. Lástima que seas pirata, habrías sido un buen sicario.

  • • Miembro de Behave or Behead: Greco

James: Nah, jamás sería sicario si tuviera que trabajar con cretinos como tú.

Mujer: ¿A quien llamas suripanta, marimacho? Solo porque me vista femenina  no significa que sea una suripanta.

  • • Miembro de Behave or Behead: Emile

Mia: Lo que digas, suripanta.

Taylor por su parte, se enfrenta al misterioso hombre castaño con la coleta, el cual le ataca valiéndose del uso de cuchillos kukri.

Samir: Lo lamento, amigo, pero es lo que debe hacerse.

El combate sigue

Capitulo 379: Justo en el nido

La batalla continua algunos minutos más. Los hombres de Taze, a diferencia de otros a los que los del Ave Azul han enfrentado antes, son bastante más fuertes. No son simples soldados rasos que caen de un solo golpe, sino que todos tienen un nivel más o menos elevado.

Evangeline: ¡Ten Commandments!

Katrina: ¡Copy Knife- Fan!

Bert: ¡Hog Trotter!

Angélique: ¡Spinning Heel!

No obstante, con algo de esfuerzo y trabajo de equipo, el grupo logra quitarse a algunos de encima. Los que están teniendo más problemas son aquellos en los combates individuales.

Taylor: ¡Python Grab!

Samir: ¡Kuroiro Giri!

Taylor intenta restringir a su rival valiéndose de sus cintas como siempre suele hacer, no obstante, este corta todas y cada una de sus cintas. Cada ataque, cada constricción, cada intento de ganar altura es reducido velozmente a un montón de retales.

Samir: Mejor ríndete. Será mejor para ti, niño.

Taylor: Tsk…No pienso rendirme.

Samir: En ese caso lo siento mucho.

James por su parte, lanza una gran cantidad de proyectiles con su Blaster.. No obstante, el tal Greco se defiende usando una alabarda. 

James: ¡Red Star-Coyote Waltz!

Greco: ¡Hellebarde Schlitz!

El cazarecompensas, haciendo gala de una maestría excepcional del arma de asta da un tajo vertical antes de que el proyectil siquiera se le acerque, generando una ráfaga de aire tan fuerte que el coyote ígneo de James se desvanece.

James: Maldición… ¡Red Star-Coyote Brawler Impact!

James prueba de nuevo, pero Greco esta vez da una estocada al proyectil con su alabarda, quebrando su estructura desde adentro y haciendo que su energía se disipe.

Greco: Ay, por favor. ¿En serio es todo lo que tienes?

James: Tch…

Greco: Bueno, ¿Qué podía esperar de unos míseros quince millones?

Este comentario hace enervar al tirador, que de inmediato sube la potencia de su arma.

James: ¡Al diablo! ¡No quería usar esto en el barco por temor a que se quemara pero ya me hiciste enojar!

Greco: Excelente, Juju.

Mia, de su lado, mantiene a raya a Emile, la cual no deja de dispararle con una pistola que se ha sacado de la media.

Emile: ¡Femme shot!

Mia: Tambalear.

Mediante el uso de Zui Quan, Mía no sólo logra esquivar las balas al punto que su enemiga agota su cargador, sino que también la logra acercar lo suficiente como para darle un golpe directo.

Mia: ¡Estilo del Bloqueo de Gargantas!

No obstante, cuando está por asestarle el golpe, Emile saca una daga oculta en su otra media y lanza una puñalada a la Bebedora.

Emile: ¡Femme Stab!

La pelinaranja logra quitarse a tiempo para evitar un golpe mortal, pero la punta del arma de su rival  logra rajarle la piel por encima de uno de sus senos.

Mia: ¡Au!

Emile: Ja, gritas como ramera.

Mia: ¡Hija de tu….!

Jean por su parte, sigue enfrentando a Taze, el cual de manera increíblemente acrobática, ha estado esquivando todos sus golpes mientras va recitando cada uno de los movimientos que realiza.

Jean: ¡Doppel Ara Schlitz!

Taze: Doble invertido y giro invertido, vuelta invertida en posición C…

Jean : ¡Ara Fausten!

Taze: ¡Spliiiiit y…!

El Cazarecompensas abre de par en par las piernas quedando por debajo de las de Jean, para luego formar un puño y…

Taze: ¡Golpe hacia arribaaa!

El puñetazo da al peliazul en la entrepierna, dañando justamente sus partes nobles. Aliados de ambos logran ver lo “brutal” del ataque, mirando e incluso sintiendo su dolor mientras que Jean se retuerce en el piso con una voz demasiado aguda para un hombre o ser humano.

James: Uy…Jean.

Greco: Justo en el nido.

Jean: ¡Mis….mis…!

Taze: Ja , que sencillo.

Acto seguido, el líder de Behave or Behead descuelga de su cinturón unas esposas y las usa para restringir a Pluma Azul Dorada, el cual de inmediato siente que se le van las fuerzas.

Jean: ¿Kairoseki?

Acto seguido, lo sostiene de forma que no pueda moverse, jalandolo su cabeza hacia arriba, obligándolo a arrodillarse y luego desenfundando rápidamente su revólver para apuntarle la cabeza.

Angélique: ¡Jean!

Taze: Muy bien, perritos. Se acabó todo.

Capitulo 380: Con lo que tenemos

Los del Ave Azul miran preocupados como su capitán está sometido y en peligro real de muerte, mientras que los de Behave or Behead ríen por la misma situación.

Taze: El juego se acabó, perros de mar. Ríndanse ahora o no respondo por lo que le pueda pasar a este ….chico tan sexy y apuesto… la verdad es que prefería no matarlo.

Jean:  Tsk…¡No lo hagan, chicos!

Angélique: ¡Suéltalo!

Big Bird: ¡Suéltalo, Suéltalo!

Taze: Ahmmm…no. Por supuesto que no. Piensen lo que van a decir tantito. No digan cosas que parecen sacadas de una novela dramática muy mala. Ahora, la cosa está así. Tengo a su capitán y lo mataré si no se rinden. ¿En serio se los tengo que repetir?

Los piratas saben que Taze tiene razón, pero no saben cómo proceder. Viendo su indecisión, Taze empieza a desesperarse.

Taze: Yo creo que querrían a si capitán mínimo un poquito. Pero bueno, les voy a dar una ayudadita. Cinco…cuatro…tres

Viendo que el Cazarecompensas va en serio y al no ocurrirseles ningún plan inteligente, a los del Ave Azul no les queda más remedio.

Taze: …dos…uno...

Angélique: ¡Espera! ¡Nos rendimos!

Jean: ¡No¡ ¿¡Que están haciendo!?

Taze: Bien dicho, ya era hora de que se comportarán. Muchachos, por favor.

Los piratas dejan caer sus armas y alzan los brazos al aire, mientras que Samir, Greco, Emile y el resto de los cazarecompensas sin derrotar proceden a subirlos a su navío para posteriormente esposarlos, y en el caso de Big Bird, enjaularlo.

Greco: Buenos chicos, buenos chicos.

James: Pagarán por esto.

Mia: De verdad van a sufrir 

La última en ser esposada es Katrina, pero esta está inusualmente sonriente al momento en el quele pondran las esposas, cosa que inquieta a amigos y enemigos por igual.

Emile: Tch…loca.

No obstante, pronto se descubre el porqué. En cuanto las esposas tocan su piel, Katrina se desvanece y deja de existir, para alarma de los cazarecompensas.

Taze: ¿¡Que demonios paso!? 

Emile: ¡Desapareció!?

Pero Katrina no ha desaparecido, simplemente  ha sido un clon y la verdadera sigue en el Spirit, armada hasta los dientes con lo que a recogido de sus enemigos vencidos.

Greco: ¡Ahí está!

Katrina: Ja. ¡Replicant One Hundred! ¡One Woman Army!

Un centenar de Katrinas se lanza contra el barco enemigo, abrumando a Behave or Behead tanto por lo sorpresivo del ataque como por la cantidad de chicas que ahora los supera enormemente en número.

Samir:¿¡Que es esto!?

Taze: No se, y no me importa. Destruyanlas.

Las Katrinas, aunque caen de un golpe, son suficientes para sobrepasar a los Cazarecompensas, derrotando a varios más y lo que es más importante, quitándoles las llaves de las cadenas de sus amigos y procediendo a liberar a los que tiene más cerca.

Taze: ¡Ah no ,no lo harás!

Justo cuando solo faltan Jean, James y Taylor por liberar, Taze lanza una granada que destroza los clones de Katrina, obliga a los piratas ya liberados a retroceder al Spirit y deja a los tres muchachos a merced de los Cazarecompensas.

Katrina: ¡chicos!

Taze, por su parte, se da cuenta de que muchos de sus hombres están heridos o noqueados y los piratas han vuelto a recuperar su superioridad numérica. Así que decide tomar una decisión, radical.

Taze: ¡Retirada, muchachos! ¡Nos vamos con lo que tenemos! 

Mia: ¿!que!?

Angélique: ¡No los dejen escapar!

Los del Ave Azul intentan de nuevo abordar para rescatar a su capitán y camaradas, no obstante otra granada se los impide, haciendo a Spirit estremecerse, mientras que el barco enemigo empieza a alejarse a gran velocidad, gracias a lo que parecen ser motores integrados.

Angélique: ¡Rápido! ¡Suelten las velas y tras ellos!

Los piratas hacen lo que su Primer Oficial ordena, pero el barco no se mueve. Para su horror, El timón se ha roto con la última granada, están a la deriva.

Angélique: ¡No! 

Evangeline: ¡Capitán! ¡James! ¡Taylor!

Jean: ¡Chicos!

Incapaces de ir tras ellos, los piratas solo observan como sus amigos son llevados por Behave or Behead.

Greco: ¿Cuál es el curso, Taze-san?

Capítulo 381: Desquitarse

Tan solo unos minutos después de lo sucedido, la situación a bordo de Ocean Spirit, es, como podría esperarse, caótica. Bert y todos trabajan a marchas forzadas para reparar el timón, esperando poder perseguir el barco de Behave or Behead, a la vez que intentan que el pánico no se apodere de ellos.

Bert: ¡Necesito más tablas y clavos de media pulgada!

Angélique: ¡Ya oyeron al hombre! ¡Rápido! ¡Tráiganle lo que pidió!

Evangeline: ¡Si, señorita Primer Oficial!

Angélique: ¡Tenemos que ir tras esos bastardos! ¡Tenemos que rescatar a los chicos!

Mia: Pero aunque reparemos el barco, ¿Cómo se supone que los sigamos? Hace un rato que los perdimos de vista.

Angélique quiere pensar que tiene un plan, pero lo real es que lo que tiene es apenas sostenible. Al igual que sus camaradas, ella también está en pánico pero tiene que actuar como líder para sus amigos.

Angélique: Trataremos de seguir su curso en base a su dirección…y…así los encontraremos.

Mia: Ok…entendido.

Mientras tanto. A bordo del navío de Behave or Behead.

Los piratas capturados han sido llevados al interior de una celda. Aún están encadenados y están  tratando de comentar ideas o planes, aunque no parezca que esto los lleve a ningún lado.

James: Jean, ¿Ahora que vamos a hacer?

Jean: No tengo idea. No puedo usar mis poderes para nada y supongo que Taylor tampoco. 

Taylor: Supones bien.

Jean: Creo que depende de ti, James.

James: ¿De mi? ¿¡Que se supone que haga!?

Jean: Volarlos en pedazos, o algo así.

James: No tengo mi Blaster, lo dejé en Spirit cuando nos “rendimos”

Jean: Diablos.

Taylor: ¿ Entonces que?

Súbitamente, los tres reciben un golpe en la nuca por parte de Greco y su alabarda, lo que los hace caer de cara al suelo.

Greco: Sin hablar, “perros de mar”. O los hare ver su suerte.

Jean: Au…

James: Carajo… eso dolió.

Por su parte, Taze está junto a Emile, revisando una y otra vez sus carteles de recompensa al interior de su camarote, así como los del resto de los del Ave Azul, y entre más lo hace más parece enfurecerse.

Taze: Ciento Veintitrés millones…entre los tres suman ciento veintitrés millones.

Emile: Es bastante.

Taze: ¡Es miserable! ¡Si hubiéramos conseguido a la tripulación entera tendríamos más del doble!

El cazarecompensas, furioso, golpea una pared dejándole un cráter, y causando un ligero susto a su subordinada.

Taze:  Y contando el número de heridos, puedo decir con total seguridad que está operación apenas y valió la pena.

Emile: No es tan malo, Taze-san. Descontando la cuota para la sociedad, aún tendremos poco más de ochenta millones para nosotros.

Taze: Risible.

El hombre se dispone a salir de su camarote, bastante molesto y luego se dirige a la zona de las celdas, dispuesto a “desahogarse “ con sus prisioneros.

Taze: Greco, ¿podrías dejarnos solos por un momento?

El Cazarecompensas sale, mientras que su jefe entra a la celda, para el disgusto de Jean, James y Taylor.

James: ¡Maldito!

Taylor: ¡Déjanos salir, desgraciado!

Jean: ¡Juro que pagarás por ….!

Pero Jean no alcanza a terminar su amenaza pues recibe un golpe en la tripa, dejándolo sin aire y haciendo que caiga al suelo.

Taze: Calmado, muchachito guapo. Tch…si que ustedes y sus amigos son una molestia. Si no fuera por esa maldita chica copiada, los tendría a todos pero ya que...

Taylor: Ja, pero no los tienes.

James: Te aseguro que el resto vendrá por ti y cuando eso pase, te van a ….

De nuevo, la amenaza es interrumpida por el jefe de Behave or Behead, el cual da una bofetada al muchacho rubio tan fuerte que lo hace chocar con uno de los barrotes.

Taze: No me interrumpas. Decía que ya que no es así, voy a tener que desquitarme con alguien. Normalmente castigaría al transgresor, en este caso, su amiguita pálida. Pero ella no está aquí….aunque ustedes si.

Taze empieza a reírse mientras se relame los labios, empezando a perturbar realmente a sus prisioneros a la vez que da vueltas alrededor de la prisión.

Taze: Me preguntó con cuál de ustedes empezaré. ¿El de cabello celeste y ojos como lunas? ¿El de mentón cuadrado y cabellos dorados? ¿O será el pálido y delgado?

El Cazarecompensas se acerca al médico y luego lo obliga a pegarse contra una pared, invadiendo por completo su espacio personal.

Taze: ¿Sabes? Me gustan los chicos como tú.

El hombre súbitamente acerca su boca al cuello de Taylor y le pega un lengüetazo, haciendo al muchacho estremecerse por la sensación húmeda.

Taze: *relamiendose* Uhmmm, sabes a sangre.

Taylor: ¡Ughhh! ¡¿Qué demonios te sucede?

Jean: ¡¿Estas dañado!?

James: ¡Aléjate de el, pervertido!

Sus amigos tratan de quitarle a Taze de encima, pero este los despacha de una patada. Por fortuna para Taylor, es interrumpido por Samir, el cual hace acto de presencia en el lugar.

Taze: Ashhh. ¡¿Qué demonios quieres, Samir? ¡¿No ves que estoy ocupado!?

Samir: Ya se. Pero tienes una llamada vía Den Den Mushi. Trate de decirle que no estabas pero dijeron que era importante. Algo así como un asunto de la “sociedad” o eso entendí.

Ante estás palabras, Taze se levanta velozmente, se arregla un poco y sale de la celda, dejando a Samir vigilando a sus prisioneros para ir a su camarote. Una vez ahí, atiende la llamada.

Taze: ¿Diga?

¿???: Oh, ahí estás, Taze. Me habían dicho que estabas ocupado.

Taze: Nunca lo suficiente para usted, señor.

¿???: Excelente. Ahora. ¿Cómo están las cosas por allá?

Capitulo 382: ¿Cuál es nuestro objetivo?

¿???: ¿Cómo están las cosas por allá? 

La voz que habla lo hace desde las sombras, con calma pero también con cierta intimidación, lo que perturba un poco a Taze.

Taze: Las cosas están…bien, Reaper.

  • Reaper: Cobrador y Ejecutor de la “Sociedad de los Parca”

Reaper: ¿En serio? Entonces… ¿Por qué no he recibido ninguna ganancia de tu parte este mes? Sabes que la Sociedad solo toma bajo su ala a las organizaciones que dan la talla, ¿No? 

Taze: Por supuesto que lo sé.

¿???: ¿No será qué mentiste sobre lo bien que están los negocios?... O quizá será que si están ganado pero no quieres darnos nuestra parte.

Taze: Claro que no. Es solo que hemos tardado un poco más de lo usual, es todo. De hecho, hoy mismo hemos dado un golpe y capturamos a varios criminales con recompensa. En cuanto lleguemos a Sabaody y cobremos, les enviaremos su parte.

Reaper: Hmph…ya veo. 

El hombre tras el auricular no suena del todo convencido, pero se conforma.

Taze: El treinta por ciento será suyo como está acordado.

Reaper: Cuarenta por ciento.

Taze: ¿Perdón?

Reaper: Tendrás que darnos el cuarenta por ciento. ¿Recuerdas que los morosos deben pagar más?

Taze: Si, pero es que…

¿???: Sin peros. Tú aceptaste las condiciones cuando aceptaste afiliarte a nosotros. Ya sabes que el dinero no va para nosotros y mucho menos para el jefe Mors. A él no le importan banalidades como el oro o las riquezas. Ese dinero es para poder conseguir medios para subsistir y seguir haciendo nuestro trabajo. ¿De dónde crees que se pagaron las mejoras que Ultra le hizo a tu nave? ¿Las armas extras que les proporcionamos?

Taze: Lo comprendo, Reaper.

Reaper: Recuerda, ¿Cuál es el objetivo de la Sociedad de los Parca?

Taze: Acabar con la escoria criminal del mundo.

Reaper: Exacto. Tú como líder de un grupo con el nombre de “Behave or Behead” debe entenderlo bien. 

Taze: Si.

Reaper: Perfecto. Es bueno ver que entiendes las cosas en cuanto te las dicen. 

Taze: Cuarenta por ciento entonces. De Ciento Veintitrés millones entonces serán cuarenta y nueve para ustedes.

Reaper: Hmmph…sigue siendo algo bajo incluso con el aumento por moroso. ¿Qué acaso los criminales que atrapado eran muy patéticos?

Taze: En realidad, debo decir que tenían buen nivel. Y es por eso que solo pudimos capturar a tres de ellos.

Reaper: Hmphh. Extraño. Solo por curiosidad, ¿Quiénes son los piratas que capturaste?

Taze: Meh, un montón de donnadies de rostros bonitos de los Piratas del Ave Azul.

Reaper: ¿Piratas del Ave Azul?

Este nombre resuena en el cobrador de los Parca, así que exige más detalles.

Reaper: ¿A cuales capturaste exactamente?

Taze: Son James “El Cazador”, Taylor “El no muerto” y el capitán, Jean Black “Pluma Azul Dorada”.

Al oír el nombre de Jean, el cobrador de inmediato saca otro Den Den Mushi y hace una rápida llamada por él. Obteniendo pronta respuesta, este de inmediato se pone a dar órdenes a Taze, el cual ya  se está preguntando qué sucede.

Reaper: Muy bien , Taze esto es lo que harás. No irás a Sabaody como tenías planeado, irás a Merveille y me esperarás. Llegaré desde Nuevo Mundo en cuatro días. 

Taze: ¿Pero que hay de las recompensas?

Reaper: Ya no tendrás que pagar tú cuota. Es más , el jefe Mors está dispuesto a darte el doble de lo que ibas a conseguir por ellos, con tal de que los dejes reservados para nosotros, y lo mas intactos posible. Está muy complacido con tu desempeño y quiere recompensarte.

El líder de Behave or Behead, aunque intrigado por lo que acaban de ordenarle, es superado por su avaricia y decide iniciar la marcha de inmediato hacia Merveille.

Taze: Entendido, Reaper. Lo veré allá. Mande mis agradecimientos para el jefe Mors.

Ka'cha

Taze se va canturreando sobre su buena fortuna después de colgar, mientras se dirige a sus subordinados. 

Taze: Cambio de planes  muchachos.

Por su parte, en algún lugar del Nuevo Mundo,  Reaper finalmente sale de entre las sombras, , revelándose como un tritón de aspecto absolutamente siniestro. 

Reaper: Hora de trabajar.

Capítulo 383: Mío

Mientras tanto, los Piratas del Ave Azul a bordo del Ocean Spirit han terminado de reparar el timón y se dirigen tan velozmente como pueden hacia el último punto en el que pudieron avistar a Behave or Behead,

Angélique: ¡Todas las velas izadas a su máximo!

Bert: ¡Entendido!

Angélique: ¡Big Bird! ¡Al nido de cuervo! ¡Mantén vigilado el horizonte!

Big Bird: ¡Entendido! ¡Entendido!

Angélique: ¡Y el resto prepárense! ¡Seguro que encontraremos batalla!

Todos: ¡Si!

Con estas palabras en mente, van a buscar a sus amigos. Sin externar lo que todos saben de sobra y que hace sentir un nudo en sus pechos, como si sus corazones pesaran, que sus compañeros están en riesgo y que las posibilidades de encontrarlos son pocas.

En el barco de Behave or Behead…

El timonel da media vuelta al navío, moviendo su curso de Sabaody a Merveille. Esto extraña a la mayoría de los subordinados de Taze, y algunos no dudan en externarlo.

Greco: ¿Y porque vamos a Merveille? ¿No se supone que fuéramos a Sabaody patas entregarlos a la base de la Marine?

Taze: La Sociedad ha ofrecido un mejor trato, y no quieren que la Marine pueda interferir ni siquiera por casualidad. Merveille no está bajo su jurisdicción así que , pues por eso.

Greco: Uhmmm, entiendo.

Taze: Ahora, si me disculpas…

El hombre se dispone a entrar nuevamente a la zona de celdas.

Taze: Iré a revisar a nuestras minitas de oro, Juju.

Al mismo tiempo, los tres muchachos prisioneros intentan en vano liberarse de sus cadenas, pero es inútil. 

Jean: ¡Maldición!

Taylor: ¡Cómo odio el Kairoseki!

James: Rápido, chicos. Necesitamos un plan antes de que a ese dañado se le ocurra querer “abusar” de nuevo a alguno.

Taylor: *escalofríos* No me lo recuerdes.

Pero por desgracia para los tres piratas prisioneros, Taze vuelve a aparecer frente a ellos, sonriendo con lujuria.

Taze: Hola, guapotes. Traje algo para ustedes 

El hombre vuelve a abrir la jaula y saca de su bolsillo tres tiras de cuero, cosa que de inmediato alarma a los muchachos. Luego,  valiéndose de movimientos veloces vuelve a someterlos, para luego atar las cintas alrededor de los cuellos de Jean y James.

Taze: Que delicia, Roar. Ahora son como lindos perritos de mi propiedad.

Jean: Tsk…maldito…

James: Cuando por fin salgamos de aquí, juro te sacaré los ojos.

Taze se dispone a hacer lo mismo a Taylor, pero una vez más, Samir hace acto de presencia e interrumpe al pelinegro.

Samir: Dice Emile que subas rápido, es urgente. 

Taze: Tch… Ya voy.

El líder de Behave or Behead sale a buscar a su subordinada, dejando nuevamente somos a los piratas, mientras que Samir se queda a vigilarlos.

Taylor: ¡Ughh! De nuevo estuvo cerca.

James: Habla por ti. 

Samir: Lo siento… el no debería hacerles esto.

Jean, James y Taylor: ¿Huh?

Los piratas se sorprenden de oír a su actual celador empatizar sobre su situación, pero este no vuelve a decir nada más y ni siquiera los mira. James y Taylor se quedan pendan al respecto pero a Jean, esto le genera un sentimiento de desconfianza. Taze, mientras tanto, ha regresado a cubierta y le pregunta a Emile que es lo que quiere.

Taze: ¿Qué es eso tan urgente que requiere mi presencia inmediata?

Emile: ¿Qué? 

Taze: Samir dijo que me llamaste.

Emile: Yo jamás te llame.

Dándose cuenta de que Samir le ha mentido, Taze enfurece.

Taze: Ese imbécil… Acto seguido, Taze  manda a Greco a que vigile a los prisioneros en lugar de Samir y convoca a este a su camarote, presentándose el castaño con un rostro aburrido y sin interés.

Samir:  ¿Órdenes?

Taze: Ninguna por el momento.

Samir: ¿Entonces para que me llamaste?

Taze: No te hagas el tonto conmigo. Hace un rato interrumpiste mis “asuntos” porque dijiste que Emile me llamaba. ¿Y sabes que? Ella dice que es mentira.

Samir: Debí haberla escuchado mal.

Taze: Oh sí, debió ser ¡Eso!

El líder de los Cazarrecompensas le da  un rodillazo el la tripa tan fuerte que incluso le hace escupir algo de sangre y lo deja en el suelo. Acto seguido, lo levanta agarrándolo del pendiente que lleva en el cuello hasta que sus narices se tocan y luego lame la sangre que brota de sus labios.

Taze: Mira, imbécil. Tal vez ya se te olvidó por la falta de cadenas  pero tú eres “mi perra”. No olvides cual es tu lugar. Así que si empiezas de nuevo con tus pequeñas “rebeliones”, me encargaré personalmente que acabes como ese viejo repugnante. ¡¿Entendiste!?

Samir no responde de inmediato, así que Taze le clava las uñas en la piel, haciéndole sangrar aún más.

Taze: ¡Dime si entendiste!

Samir: Si…

Taze entonces lo deja caer y Samir se queda en el suelo, jadeando.

Taze: Ahora largo de mi vista.

Samir: Si, señor…

Capitulo 384: Siganme y encontrarán

Ha pasado un día desde que  Jean, James y Taylor fueron capturados por Behave or Behead. A bordo de Spirit, los miembros restantes han buscado de manera incansable a sus camaradas, tratando de seguir la ruta que sus captores han seguido. Sin embargo, por más que han tratado, no han logrado encontrar ni el más mínimo indicio y esto hace que la tripulación empiece a desmoralizarse.

Angélique: ¿No ven nada?

Bert: Nada…nada de nada…absolutamente nada.

Angélique: *suspiro* Hay que seguir buscando entonces.

El ambiente del barco está tan decaído que Mía incluso ha comenzado a embriagarse para dejar de preocuparse. Katrina , por su parte, se ha puesto a limpiar la cubierta, aún llena de maderos armas y algo sangre por la batalla previa, mientras que su cerebro divaga sobre las posibilidades.

Katrina: (para si misma)  ¿Qué tal si los envían a prisión y nunca volvemos a verlos? O peor aún ¿¡Qué tal si deciden ejecutarlos!? …. ¡Callae, estúpido cerebro! Todo saldrá bien. Piensa positivo para que pasen cosas positivas, piensa positivo para que pasen cosas…

Es entonces cuando la joven pirata encuentra entre los restos de la batalla una pequeña hoja de papel. Está tiene algo escrito que la chica procede a leer y al hacerlo, deja de inmediato su limpieza del barco y corre.

Katrina: ¡Angélique!  ¡Tienes que ver esto!

La joven músico pasa el trocito de papel a su camarada y está lo lee intrigada, junto al resto de sus camaradas que se reúnen para observar.

Angélique: “Síganme y encontrarán a Taze.” Firma: “S”. 

Mia: ¿Qué se supone* hic* que significa* hic* eso?

Bert: Miren, el papel se mueve.

Big Bird: Se mueve, se mueve, ahh.

Evangeline: ¡Es una Vivre Card! ¡Cómo la que el hermano del capitán le dio!

El ánimo se sube repentinamente al tener una forma de encontrar y salvar a sus amigos, aunque también empiezan a aparecer dudas. ¿Quien dejó la Vivre Card y porque?

Katrina: Tal vez se le cayó a alguien mientras lo golpeábamos.

Evangeline: No tendría un mensaje en ese caso. Alguien escribió eso específicamente para nosotros.

Mia: ¿Una trampa talvez? Para atraernos a todos.

Bert: Es lo más probable.

Angélique: Trampa o no, algo es seguro. Esa cosa nos llevará hasta los muchachos. Fijen el curso hacia…

La mujer se queda viendo al papelito para saber en qué dirección se mueve, sorprendiéndose un poco de que se dirija por completo en la dirección opuesta a la que iban.

Angélique: Vaya. Bueno, vamos de regreso 

Todos: ¡Entendido!

Mientras tanto… a bordo del navío de Behave or Behead…

Con un día encerrados y encadenados, la moral de Jean, James y Taylor está por los suelos. Saben que sus amigos deben de estar intentando rescatarlos, pero hasta que eso suceda, están bajo la incertidumbre de que pasará con ellos si sus amigos no llegan a tiempo, y están además a merced de Taze y sus constantes acosos, que afortunadamente para ellos, siempre son interrumpidos de una u otra forma.

James: Van a entregarnos a la Marine ,¿No?

Taylor: Es lo más probable. 

Jean: No van a entregarnos a la marine, par de pesimistas. Los chicos vendrán por nosotros y luego le patearemos tan fuerte el trasero a ese imbécil de Taze que…

En ese momento, como si supiera que lo están nombrando, el Cazarrecompensas hace acto de presencia, mostrando una mueca que los piratas ya reconocen bien y  de la cual ya están hartos: una mueca de lujuria.

Taze: ¿Me llamaron, guapotes? Solo pude escuchar Taze, fuerte y trasero. *Se relame*

James: Ughh…

Jean: ¿Qué hicimos para merecer esto?

El líder de Behave or Behead vuelve a meterse a la celda, somete a James y Taylor y ya está desabrochando el chaleco y la camisa de Jean, pero, muy para suerte del peliazul, la voz de Emile le interrumpe.

Emile: ¡Taze- San!

Taze: ¡Maldición¡ ¡Ahora que!

Emile: Merveille a la vista.

Jean, James y Taylor: ¿¡Merveille!?

Taze, entonces  procede a dejar a Jean en paz y se levanta.

Taze: Lo lamento cariño, pero debo hacer una pequeña llamada. Ya vuelvo.

El hombre sale de la celda, mientras que los piratas prisioneros piensan en el lugar al que se dirigen.

Taylor: Merveille….Nooo …¿Por qué Merveille?

James: Apenas y escapamos vivos de ese lugar ¡Sin contar a Maximilian!

Jean: No lo entiendo. ¿Por qué nos están llevando a Merveille?

Capitulo 385: Planes para el pequeño Blackie

Conforme Behave or Behead se acerca a Merveille, Taze llama a Reaper, para avisar de su llegada y confirmar el punto específico en el cual habrán de organizar su “reunión” de negocios.

Reaper: Entonces, ¿Ya has llegado a Merveille? 

Taze: Así es. Pero necesito las coordenadas específicas de donde se realizará el cambio.

Reaper: En la parte norte de la isla, en la región selvática, hay una pequeña cala. Te veré ahí en tres días, tal como acordamos.

Taze: Entendido.

Ka’cha

Taze: ¡Muy bien  muchachos! Desembarcaremos en el norte de la isla.

Cazarrecompensas: Si, señor.

Mientras tanto, Reaper vuelve a llamar a su jefe, Azrael Mors, informándole de que Taze ya está en el lugar pactado.

Azrael: Excelente. Recuerdas la generosa oferta que vas a hacerle, ¿No?

Reaper: Por supuesto. La oportunidad de convertirse en “Un Parca”

Azrael: Y en caso de que sea un tonto, ¿Qué haces?

Reaper: Lo despacho y despacho a todos.

Azrael: Se que suena algo radical pero la gloria de capturar a uno de los hijos del bastardo de Black y esa ramera de ojos bonitos debe quedarse en la Sociedad, no en alguna afiliaducha sin importancia.

Reaper: Tenga que matarlo o no. Igual tendré a Black junior y a dos de sus hombres. ¿Qué le hago  esos dos?

Azrael: Úsalos para enseñarle a Black junior quien manda. Mata al más débil para que vea que vas en serio, eso lo quebrará, y si no entiende, matas al otro también.

Reaper: Entendido.

Ka'cha

Sentado cómodamente entre las sombras, Azrael esboza una sonrisa solo de pensar que pronto tendrá a Black. Baltazar, que está jugando solitario en la misma sala, se da cuenta y también se ríe.

Baltazar: Veo que estás emocionado.

Azrael: Por supuesto. Yo creí que íbamos a tener que esperar a que el muchachito se dignara a entrar a Nuevo Mundo, pero parece que podremos empezar mucho antes.

El hombre se vuelve a reír, pero esta vez, de manera más sonora, profunda y siniestra.

Azrael: (sarcástico) Me preguntó si el pequeño Blackie me reconocerá… aunque no ha sido tanto tiempo, solo han pasado diecisiete años.

Mientras tanto…

Jean, James y Taylor han sido dejados solos en su celda mientras que Taze y sus hombres se encuentran desembarcando y montando un pequeño perímetro para protegerse de las bestias que habitan el lugar. Aprovechando esto, los piratas intentan comentar otro plan de escape.

Taylor: Deberíamos someter al siguiente que se aparezca con las llaves.

James: ¿Y cómo lo vamos a hacer desde aquí adentro?

Jean: Hay que aprovechar eso de que se meten a la celda, igual que ese imbécil que nos acosa. Aunque, igual no sé cómo lo someteríamos. Siempre los que acaban sometidos somos nosotros.

Los piratas se quedan pensativos un momento, particularmente James, el cual parece tener una idea, pero por su expresión, no es una que le guste mucho.

James A ver… se cómo podemos hacerlo. Tengo mi revólver apache conmigo.

Jean: ¿¡Que!?

Taylor: ¿¡Porque no la usas entonces!? 

James: Número uno: Con tantos guardias no podía sacarla sin que me la quitarán. Número dos: Está guardada en mi entrepierna…y con las esposas puestas no la alcanzo. *Suspiro* uno de ustedes va tener que sacarla por mi.

Dicho esto, el ambiente se queda en absoluto silencio e incomodidad  por unos segundos.

Jean: Entonces... Me estás diciendo…que para poder salir de aquí...¿uno de nosotros tiene que meterte la mano ahí abajo?

James: Si…tampoco me gusta la idea.  Pero no tenemos nada mejor. Así que mejor decidan quién lo hará y rápido porque no sé si tengamos otra oportunidad.

Taylor: ¡Yo no!

Jean: ¡Yo no!

Taylor: ¡Lo dijiste al último! ¡Vas tú!

Jean: ¡No es justo!

Luego de varias réplicas de parte del peliazul, termina accediendo a sacar la pistola de adentro de los pantalones de su camarada, lográndolo después de mucho esfuerzo y vergüenza.

Jean: (totalmente rojo de la cara) Ahí está tu dichosa pistola. ¿Ahora que?

James: Ahora ,solo hay que esperar a que ese desgraciado baje con las llaves y…

Justo en ese momento, se oye la puerta abrirse y la voz de Taze, igual de molesta como.siempre.

Taze: Hola, deliciosos.

¿La oportunidad de salir?

Capitulo 386: De escapes y deudas

El Cazarecompensas baja las escaleras, trae una lata de crema batida en la mano y se relame los labios. A los tres piratas, como siempre, les parece repugnante la lascivia de su captor, pero esta vez, planean aprovecharla.

Taze: Pensé que talvez tendrían hambre así que…

El hombre oprime el dispensador de la lata y cubre sus pezones con la cremosa y dulce sustancia que sale de ella, para luego proceder a entrar a la jaula.

Taze: Así que… ¿Quién quiere probar un poco?

Jean y Taylor se niegan a mirarlo, asqueados solo por la idea que sugiere su captor. James mientras trata de ponerse en alguna posición que le permita dispararle, sin embargo, Taze, mal interpreta a propósito los movimientos y mirada fija de James, y lo aprovecha para obligarlo a comer de sus pectorales.

Taze: Veo a alguien que quiere un poco...

James: ¡Wooahh!

El Cazarecompensas jala al rubio contra su cuerpo, haciéndole tirar su revolver. James, nervioso, intenta recuperarlo pero hay forma de hacerlo puesto que  Taze lo tiene bien agarrado.

Taze: Ahora, come…

Jean, viendo la situación,  se apresura a tomar el revólver y como puede apunta y dispara a su enemigo, tratando de tener cuidado de no darle a James, aunque fallando de igual forma.

Taze: ¡Ahhhhhh!

James: ¡Ugh!

El disparo también acaba dañando a Jean por el retroceso del arma a la cual no está acostumbrado, no obstante, logra su objetivo, haciendo que a Taze se le caigan las llaves, que  de inmediato usa para intentar quitarse las cadenas que le restringen.

Taylor: ¡Vamos! ¡Funciona, estúpida llave!

Taze, por su parte, se levanta algo herido y muy furioso. En definitiva no se esperaba algo como eso, así que dirige su furia hacia la primera persona que encuentran sus ojos: Jean.

Taze: Desgraciados. ¡Lo tenían todo planeado! ¡¿Verdad!?

El hombre se arma con su cachiporra y se dispone a atacar al peliazul, el cual asunto está aturdido por el retroceso del revólver de James.

Taze: ¡Silver Breaker!

El hombre esta a punto de dar un golpe contundente a las costillas del joven Capitán, pero antes de que pueda hacerlo, su mano se detiene en seco, enredada en una gruesa cinta de lino hecha por los poderes de Taylor, recién recuperados tras librarse del Kairoseki.

Taylor: ¡Ni siquiera te atrevas! ¡Coral Grab! 

El pelirrojo arroja a su captor contra los barrotes de la puerta, dejándolo momentáneamente incapacitado y luego procede a pasar las llaves a James, que es a quien tiene más cerca.

Taylor : Tenemos que apresurarnos a salir de aq…

Justo en el momento en el que va a decir eso, Su cara casi es empalada por la alabarda de Greco, quien ha oído todo el barullo desde la cubierta superior y ha bajado para ayudar a su líder.

Greco: ¡Los prisioneros escapan!

Una decena de cazadores de recompensa corre a auxiliar a Taze y Greco. Superados en número y aún encadenados dos de ellos, los piratas huyen mediante un agujero creado en el casco por el revólver de James.

Taylor: ¡Corran! ¡Y Quitense las esposas rápido!

James: ¡En eso estoy!

Taze:! Tras ellos! 

Los piratas corren hacia la jungla de Merveille, mientras son perseguidos por casi la totalidad de Behave or Behead. Taylor defiende a sus camaradas como puede, logrando James quitarse las esposas y tomando su revolver apache para defenderse.

James: ¡Brawler Impact!

James logra librarse de varios Cazarrecompensas que le persiguen, mientras que Taylor se enfrenta a aquellos dejados en el perímetro, y Jean, es el último en poder liberarse, estando aún batallando con sus esposas.

Jean: ¡Abrete, maldita cosa! ¡Abrete!

De los enemigos que están cuidando el perímetro está Samir, el cual no sabe que hacer y simplemente se queda mirando hasta que oye los gritos de Taze.

Taze: ¡Detenlos, idiota! ¡Detenlos!

Samir, no está seguro aún de si proceder contra los muchachos que a el nada han hecho y seguir las órdenes de quién detesta pero que es su dueño. Taze, dándose cuenta de su vacilación y no queriendo perder su boleto de lotería, dice algo inesperado.

Taze: ¡Valen una fortuna! ¡Si los capturas, consideraré pagada tu deuda!

Ante estás palabras, los ojos del castaño se iluminan repentinamente, sacando sus Kukris y disponiéndose a enfrentar a los piratas.

Samir: ¡Vuelvan acá!

James: ¡Es el tipo castaño otra vez!

Jean: ¡Lo sabía! ¡Sabía que no era de fiar!

Taylor y James intentan enfrentarlo con sus cintas y balas, dando a Jean tiempo para poder librar una de sus manos de las esposas, no obstante, Samir resulta ser un luchador formidable, cortando con facilidad tanto tela como estallidos de pólvora.

James: ¡Devil Swing!

Taylor: ¡Coral Grab!

Samir: ¡Kuroiro Giri!

Tan distraídos están los piratas y el castaño en la lucha y la persecución, que no se fijan en el acantilado al que se dirigen, parcialmente oculto por la vegetación.

James: ¡Coyote Waltz!

Samir: ¡Shiroiro Giri!

El hombre de los Kukris reflecta el ataque de James, destruyendo el suelo y sin advertirlo haciendo caer a los piratas y a si mismo hacia el abismo.

Todos: ¡Ahhhhhh!

Capitulo 387: En el abismo

En Ocean Spirit, los Piratas del Ave Azul continúan siguiendo la Vivre Card con la esperanza de encontrar a sus camaradas secuestrados. Pronto, logran avistar una isla que a todos les resulta familiar, y ninguno está contento con ello.

Mia: Merveille…que sorpresa.

Katrina: ¡¿Otra vez!?

Big Bird: ¡¿ Otra vez, otra vez!?

La Primer Oficial por su parte, se queda observando la hoja de papel que los ha guiado hasta ahí, la cual se empieza a mover de forma más errática.

Angélique: Tch... La cosa se va a poner muy fea seguro.

Mientras tanto, en la parte selvática de Merveille, Taze está caótico tras el escape y súbita desaparición de sus prisioneros y su “trabajador”.

Taze: ¡¿Cómo que no están!?

Emile: No hay ni pista de ellos, Taze. No hay ni un rastro ni una huella ni nada que nos diga dónde están.

Taze: ¡Maldición! ¡¿Tienen idea de lo mucho que valen esos tres!? ¡Busquenlos y tráiganle de vuelta! ¡Vivos!

Emile: ¿Y que hay de ese roñoso de Samir?

Solo de oír su nombre, la mueca furiosa en la cara de Taze crece aún más de lo que ya estaba.

Taze: ¡Esa repugnante babosa…! ¡Si aparece bien y si no también! El es el menor de mis problemas ahora.¡A quien quiero es a los Piratas! ¡El cobrador vendrá en tres días y no puedo presentarme sin ellos!

Emile: Como digas, Taze.

Por su parte, los tres piratas prófugos se levantan con dificultad tras caer del acantilado. Afortunadamente para ellos, unas plantas han amortiguado la mayor parte de su caída, solo teniendo un par de rasguños y moretones que lamentar.

Taylor: ¿Están todos bien?

James: Creo…

El lugar donde han caído está muy profundo y oscuro. Demasiado escarpado como para poder escalar y sin salientes como para que Taylor pueda usar sus cintas. Aunque están libres de los Cazarrecompensas, nuevamente están atrapados.

Taylor: Creo que ir por arriba no es una opción. Vamos a tener que buscar alguna otra salida.

Jean: ¡Carajo! ¡Se me cayeron las malditas llaves!

Jean aún tiene una mano esposada lo que si bien, ya no limita su movimiento, si impide que use su Fruta del Diablo al ser de Kairoseki las esposas.

James: ¿No te las has quitado aún?

Jean: (sarcasmo) No. Me las quité hace media hora y decidí no salir volando porque caer del precipicio se veía divertido… ¡Claro que aún no me las he quitado!

James: Pues quitatelas…

Jean: ¿Qué no me oyes?  Las tiré. Ayúdame a encontrarlas.

Los piratas se proponen a buscar las llaves y liberar a Jean de una vez por todas. No obstante se encuentran con aquel que los ha dejado en esa situación. Samir, que ha caído un poco más lejos, se está levantando. Aunque magullado, agarra de inmediato sus Kukris y toma posición contra los piratas.

Jean: ¡Tu!

Samir: ¡Ríndanse! ¡Ahora!

James: ¡Eso quisieras! ¡Devi…! *Jadeo*

James se dispone a atacar al hombre castaño, pero cuando quiere tomar su revolver  se da cuenta de que no lo tiene, también lo ha perdido con la caída.

James: ¡Demonios!

Samir: ¡Shirotora Gari!

Con un ágil movimiento de ambos brazos, el castaño da dos tajos con cada un de sus cuchillos creando una onda de aire en forma de cruz que corta todo lo que tiene enfrente y se dirige velozmente hacia Jean y James.

Taylor: ¡Chicos!

De no ser por la intervención del pelirrojo, que los quita del camino con su habilidad, Jean y James habría salido seriamente heridos. Samir, viendo fallido su ataque, se propone a dar otro potente tajo mientras que Taylor prepara sus cintas y Jean y James buscan con desesperación su pistola y las llaves de las esposas.

Taylor: ¡¿Qué demonios te crees!? ¡Ayudándonos antes para quitarnos a Taze encima y atacandonos ahora!

Jean: ¡ Es el enemigo, Taylor! ¡No intentes razonar con el!

No obstante, contrario  a lo que Jean cree, Samir si se ve arrepentido de lo que hace. Aunque aún así, mantiene su postura de ataque.

Samir: Lo siento. Pero son ustedes o yo. ¡Zebura…!

Pero en el momento en que se dispone a atacar, se detiene en seco, fijando su mirada atrás de los muchachos, y llenándose de miedo. 

Taylor: ¿Huh?

Los tres piratas voltean para ver a una docena de gigantescas arañas que se yerguen detrás suyo. Todas con miradas hambrientas en sus ocho ojos. Samir de inmediato se va corriendo y los piratas pronto hacen lo mismo mientras las arañas les perseguían con la velocidad de todas sus extremidades.

Capítulo 388: Se bueno

Los tres piratas y el hombre castaño intentan huir de las enormes arañas que les persiguen, pero estas, como arañas que son, andan por las paredes que para ellos son imposibles de trepar, aventajando su velocidad y pronto dejándolos rodeados.

Jean: ¡Demonios! ¡¿dónde están esas malditas llaves!?

James: …o mi revólver.

Taylor: Me lleva…voy a intentar ganarles algo de tiempo para que los busquen. ¡Pero háganlo rápido! ¡!Twin Coral Grab!

El pelirrojo crea dos gruesos listones y los enreda en las patas de dos diferentes arañas, para luego halar de ellas en sentidos opuestos y hacerlas chocar, dejando a estas noqueadas al impactar sus durísimos exoesqueletos. No obstante, esto ha enviado enfurecer al resto de arañas restantes.

Arañas: ¡Roaaaaar!

Taylor: Tchhh…

Otra de las arañas corre directamente hacia él, amenazando con usar sus enormes colmillos, Taylor, no obstante, usa las arañas que ha derrotado antes para prensar a la que viene hacia el.

Taylor: ¡Snake Double Flail-Press!

Otra araña más cae derrotada, y el resto se dispone atacar. Mientras, Jean y James buscan con desesperación los artefactos que les permitirán luchar libremente. El peliazul ve entonces un destello metálico y corre a cogerlo.

Jean: ¡Ja! ¡Las encontré!

Pero al levantar el objeto metálico resulta que lo que ha encontrado no son las llaves, sino el revólver de James.

Jean: Awww…

James: ¡Dame eso! 

El muchacho rubio arrebata la pistola de las manos de su amigo y dispara a una triada de arañas que ya estaban muy cerca.

James: ¡Brawler Impact!

Las arañas caen al suelo, humeando y James sopla el humo que emite su pistola. Mientras tanto, Samir se deshace de los arácnidos que van tras el, valiéndose de sus Kukris.

Samir: ¡Kuroiro Giri! ¡ Shiroiro Giri!

Con la mano derecha y luego la izquierda, el castaño lanza un corte tras otro, hiriendo varias de las patas de las criaturas y haciéndolas huir por el dolor y el daño que les ha causado. Tras caer derrotadas ocho de las doce arañas, las terribles criaturas restantes se lanzan una contra cada uno de los humanos que quedan, atacando más viciosamente que antes.

Samir: ¡Kuroiro Giri!

Samir logra deshacerse de su araña como hizo con las otras, pero Jean, sin poderes, a pesar de usar sus mejores golpes,  ha sido derribado y acorralado contra el suelo.

Jean: Ugh…. ¡Me lleva! ¡ Una ayudita, chicos!

Pero sus amigos están ocupados con sus propias arañas, por lo que no son capaces de brindarle ayuda.

James: ¡Ocupado!

Taylor: ¡un segundo!

Esto hace que Samir sea la única persona que actualmente no tiene que lidiar con las arañas. Podría escapar…pero no lo hace.

Samir: Si me escapo Taze me volverá a encontrar como siempre lo hace….y me irá mal. Pero si regreso con estos tipos y se los entrego, al fin seré libre.

Con esto en mente, Samir se dispone a atacar a aquel que ve más indefenso: Jean, el cual sigue en el suelo tratando de que la araña gigante no se coma sus entrañas.

Jean: ¡Suéltame…maldita…cosa!

Taylor: ¡Ascending Python! 

El pelirrojo ata a la criatura que arregle contra el de una de sus patas y tras un salto y un jalón, realiza una inversión entera del animal, dejándole incapacitado al quedar patas arriba.

James: ¡ Devil Swing!

James, lanzando una onda desde su revolver, logra calcinar parcialmente a otra de las bestias de ocho patas, haciendo que está decida escapar.

James: Ja ¡y no vuelvas, cobarde!

Solo cuando vencen a las criaturas es que James y Taylor se dan cuenta de que Samir se dirige hacia su capitán y amigo.

James: ¡Déjalo! ¡Coyote Waltz!

Taylor: ¡Coral Grab!

Ambos ataques son esquivados con relativa facilidad por el castaño, mientras que mueve sus Kukris con la intención de crear una onda.

James: ¡Jean!

Taylor: ¡Cuidado!

Jean: ¡...!

Samir: ¡ Shirotora…!

Pero justo cuando va alcanzar el ataque, algo resuena en el interior de Samir, un recuerdo, la voz e imagen de un hombre viejo.

¿????: Se bueno, Samir…

Con esto en mente, Samir mueve el ángulo de sus brazos, lanzando el ataque a la araña que ataca a Jean y no al peliazul.

Jean: ¿Qué?

James y Taylor: ¡…!

La araña cae hecha pedazos, y Jean se levanta de inmediato, tratando de alzar su escasa guardia contra Samir, el cual aún continúa con su última pose de ataque. Taylor y James pronto se unen a su capitán, pero de manera súbita, Samir deja caer sus armas, se sienta en el suelo en posición de loto y extiende sus brazos hacia arriba en señal de rendición.

Samir: Lo lamento mucho. Pueden hacer lo que deseen conmigo ahora.

Capitulo 389: Los seres más repugnantes

Los piratas se quedan observando a Samir, el cual se queda perfectamente quieto y con las manos aún alzadas hacia ellos. James y Taylor están algo confundidos pero Jean parece molesto por alguna razón.

Jean: (con sorna) Ja. ¿En serio? ¿Te rindes? ¿Incluso cuando hace un rato estabas tan determinado para atrapar nos y llevarnos con ese malparido pervertido de Taze?

Samir: Si, me rindo.

Jean: Tch…patrañas…

Jean parece desconfiar por completo del hombre de los Kukris, pero Taylor y James le conceden el beneficio de la duda por algunas de sus acciones pasadas.

James: No seas tan pesado, acaba de salvarte. 

Jean: Seguramente lo hizo para poder llevarnos enteros con su jefe.

Taylor: Pero también impidió que ese enfermo intentará abusar de mi.

Ante esto Jean no tiene un argumento en contra, pero sigue sin cambiar de opinión, comenzando a dar entonces una especie de discurso.

Jean:  Los piratas tienen sueños o por lo menos objetivos concretos. Los marines serán molestos, desgraciados y obstinados como una puñetera cabra pero al menos se rigen en lo que para ellos es su ideal de justicia, pero los Cazarrecompensas no tienen ni uno ni otro…

El peliazul hace una pausa antes de seguir espetando palabras furiosas al castaño.

Jean: Los Cazarrecompensas no tienen sueños, ni objetivos que valgan la pena o ideales por los que deseen arriesgarlo todo, no. Para ellos…solo es cuestión de dinero…solo es cuestión de ellos mismos…no importa como lo disfracen...

Taylor y James se miran uno al otro con incomodidad. Es la primera vez que ven a Jean tan molesto con alguien que a su parecer no merece ese nivel de ira.

Jean: ¡Los Cazarrecompensas son los seres más repugnantes que existen en todo el ancho mar! ¡Se creen que pueden destruir los sueños y objetivos de los piratas solo para poder conseguir unos cuantos belies! ¡Así que no creas que voy a confiar en ti solo porque…!

Samir: ¡No soy uno de ellos!

Ante esta contestación, Jean se queda un silencio por un segundo y sus camaradas igual.

Jean; ¿No eres un que?

Samir: Un Cazarrecompensas. Pero tienes razón son los seres más detestables que puedan haber en existencia, los desprecio tanto o tal es más de lo que tú lo haces.

Jean: (sarcasmo) No me digas. ¿Entonces porque demonios estás con una organización de Cazarrecompensas siguiendo las órdenes de Cazarrecompensas?

Samir: ¡Porque quiero seguir con vida!

Esta vez, lo que dice Samir si logra disipar la ira de Jean, el cual se queda sin saber que decir, mientras que James llega rápido a una conclusión.

James: Eres un esclavo ¿No?

Samir: Podría ser una forma de definirlo. Estoy obligado a trabajar para ellos y cumplir todo lo que me digan hasta que salde una deuda, sino, me matarán.  Una vez que salde la deuda, me puedo ir, pero esa cosa es monstruosa, no es algo que puedas pagar con una moneda de cien belies.

El hombre castaño hace una pausa y prosigue.

Samir: Quisiera luchar o enfrentarlos, sobre todo a ese desgraciado perro malparido de Taze, pero ni por asomo soy tan fuerte y la verdad no quiero morir antes de cumplir mi sueño. Por eso sigo sus órdenes, por eso intente seguir sus reglas y capturarlos para saldar mi deuda, pero ya no quiero hacerlo.

Ante esto Jean se ve confundido aunque aún receloso.

Jean: ¿Por qué ya no quieres hacerlo? ¿Qué eso no te haría libre?

Samir: Si, lo haría. Pero sería traicionar a lo que creo que es bueno… todo lo que me enseñaron que era bueno. ¿De que me sirve vivir si olvido quien soy al final? Así que si quieren matarme, sacar su ira conmigo, dejarme abandonado o lo que sea, por mí está bien.

Tras esto, todos se quedan en silencio, meditando lo que acaban de oír o decir. Luego, después de ese momento de análisis, Jean vuelve a dirigirse a Samir, aunque ya mucho más calmado que antes.

Jean: Dijiste que hiciéramos contigo lo que deseáramos, ¿no?

Samir: Si…

El hombre de los Kukris vuelve a alzar las manos hacia arriba, mientras baja la cabeza como una manera de mostrar sumisión.

Jean: Muy bien. 

Samir cierra los ojos con fuerza, esperando un golpe, un disparo, algo que ponga fin a su existencia. Pero cuando nada de eso sucede, abre los ojos, dándose cuenta  con asombro que el peliazul le ofrece su mano para levantarse.

Jean: Levantate: Ya se que es lo que quiero de ti.

Samir toma su mano con mirada confundida y se pone de pie, tras  año que Jean le muestra su muñeca, aún encadenados por la esposa de Kairoseki.

Jean: Lo que quiero de ti es que me ayudes a buscar la llave de esto. ¿podrás hacerlo?

Samir aunque confundido al principio, termina por  asentir con la cabeza.

Jean: Muy bien, entonces hagamos eso. Pero aún te estoy vigilando, ¿Eh? Dónde resulte que  nos mentiste, patearé tu trasero hasta el mar del cielo.

Capitulo 390: Arañas asadas

Los piratas y Samir siguen buscando la llave por una hora entera hasta que se empiezan a formular una idea. ¿Qué al si esta se encuentra permanentemente pérdida?. Sintiéndose derrotados, los cuatro deciden tomarse un respiro, tirándose a descansar entre el barro y el lodo del abismo.

Taylor: Es oficial. No más encuentro.

Jean: ¡Malditas llaves de porquería! ¡Malditas esposas de porquería!

James: Demonios, ¿Por qué no las quitaste antes?

Jean: Porque “alguien” hizo que nos cayéramos del acantilado antes.

Obviamente aun increpado a Samir por sus acciones pasadas, este se disculpa de nuevo con abatimiento en su voz.

Samir: Lo siento…

En ese momento, se oye un rugido, que al principio preocupa a los presentes, no obstante, pronto le siguen otros de la misma naturaleza, dándose cuenta entonces de su origen: sus estómagos y tripas vacías.

James: Demonios. Me muero de hambre.

Taylor: Pues no es para menos, no hemos comido como en dos días.

Jean: Joder… para colmo esos Cazarrecompensas idiotas nos interrumpieron justo a la hora de la cena.

Los tres piratas babean, pensando en el maki de pulpo que degustaban justo antes de meterse en su dilema actual hasta que huelen humo. Al buscar su origen, logran ver que Samir ha hecho una fogata y está poniendo a asar un pedazo de la araña que ha matado antes, para curiosidad de todos.

Jean: ¿Qué haces?

Samir:  Pensé que deberíamos comer algo. No es que nos queden muchas fuerzas. Podemos seguir buscando después.

Aunque la idea de comer araña no les atrae mucho, su hambre puede más, uniéndose a Samir para cocinar pedazos de las criaturas muertas.

Mientras tanto…

Todos los hombres y mujeres que conforman Behave or Behead siguen buscando a los tres piratas, teniendo tanto éxito en encontrarlos como estos han tenido buscando las llaves.

Taze: ¡Maldición! ¡Cómo pudimos dejar que escaparan!

Greco: No pueden haber ido muy lejos. 

Taze: ¡¿Entonces porque no los hemos encontrado aún!?

Es entonces cuando los hombres huelen algo. Humo. Tras esto, se oye un grito de Emile, que se encuentra investigando en un área cercana. 

Emile: ¡Taze! ¡Mira!

Su subordinada del corset ha encontrado las llaves de las esposas de Jean. Aunado al humo que huelen, Taze establece que no pueden estar lejos.

Taze: Mantengan los ojos abiertos.

De regreso con los tres piratas y Samir, estos están ya comiéndose las patas de la araña gigante. Está no tiene particularmente buen sabor aunque a los piratas les es suficiente para satisfacer su hambre. 

Jean: Tchh…que mal sabe esto.

Taylor: Supongo que mientras sea comida…

James: *con la boca llena* Fabe a fangrefo pero máf  correofo.

Es por esto que a los les sorprende ver que Samir come o más bien devora la carne con desesperación. Cómo si no hubiese comido en días…o años.

Samir: Esto está excelente. 

Taylor: A mí me sabe malísimo.

Samir: ¿en serio? Bueno, supongo que cuando solo te permiten comer arroz, todo lo demás es como mana del cielo.

Este comentario parece causar verdadera lastima, en los piratas, que empiezan a preguntarse qué cosas le han tocado vivir al castaño.  No obstante, no les da mucho tiempo de pensar en eso pues de repente se oye un disparo.

James: ¿!Que demonios!?

Taylor: ¡Aghhh!

Jean: ¡Taylor!

Una bala perfora el hombro del médico, desparramando sangre en la tierra mojada. La bala proviene de mano de Emile que les observa desde arriba del barranco.

Emile: Los encontré.

No obstante, su jefe no está complacido por el disparo, al contrario, está furioso.

Taze: ¿¡Qué haces idiota!? ¡Se supone que debemos entregarlos lo mas intactos posible!

Emile: Uy, mi error.

Taze: Tch…como sea. ¡Tras ellos!

Behave or Behead: ¡Siiiiiii!

¿¡Acorralados otra vez!?

Capitulo 391: Yo quería ser como él

Ante este ataque, Jean de inmediato corre a socorrer a su amigo herido y James defiende a sus ahora dos indefensos camaradas con su revolver apache, mientras que Samir le hace segunda, al destruir proyectiles.

James: ¡Lucky Seven!

Samir: ¡ Kuroiro Giri!

Esto último no pasa inadvertido para Taze y compañía, el cual se molesta aún más de lo que ya estaba.

Greco: ¿Qué se cree ese imbécil?

Taze: Desgraciado. Le advertí que pasaría si causaba otra de sus estúpidas rebeliones. ¡Sométanlos a todos!

Los Cazarrecompensas se vuelven más agresivos en sus ataques de larga distancia, mientras que algunos empiezan a bajar al abismo usando cuerdas para montañismo. Jean por su parte, usa sus manos trata de parar la sangre que brota del hombro de Taylor, empezando a preocupar cuando esta no deja de brotar.

Jean: ¡¿Qué te hago, amigo!? ¿¡Como te arreglamos!?

Taylor: No estoy seguro por ahora, aghhh. Necesito un lugar tranquilo para poder revisar.

Jean: ¡Bien! ¡Salgamos de aquí! ¡James y ….tu, como sea que te llames! ¡Vámonos!

Los aludidos se disponen a hacer lo que les dicen,  pero es en ese momento que la increíble vista de James percibe un diminuto destello metálico atado a los pantalones de Taze. Las llaves de las esposas de Jean.

James: ¡Ese pervertido tiene tus llaves!

Jean: ¿¡Que!?

Samir: Hay que quitárselas entonces.

El castaño ya se propone a atacar al hombre moreno, pero Jean lo para a gritos.

Jean: ¡Detente, tonto! ¡No podemos recuperarlas ahora! ¡Nos superan ampliamente en número! ¡Además, atender a Taylor es más importante! ¡Vámonos!

Samir se muestra bastante sorprendido de que el peliazul elija la seguridad de su amigo antes que su propia libertad, pero aún así, hace lo que le pide. Los Cazarrecompensas ya han bajado al abismo y les están siguiendo pero James se encarga de ellos de manera veloz.

James: ¡Horizon Final Twilight!

Usando toda la potencia que su pequeña arma le permite, James derrumba los muros de la grieta en la que están, impidiendo que sus enemigos los alcancen y facilitando su huida, para gran ofuscación del líder de Behave or Behead.

Taze: ¡Maldición! ¡Quiten esas rocas! ¡Atrápenlos a todos!

Un rato más tarde…

El grupo de Jean ha logrado escapar con éxito de los Cazarrecompensas y además también han salido de la grieta, estando ahora en alguna playa cercana al bosque de cerezos. Ahí, le han sacado la bala a Taylor según sus instrucciones y se disponen a vendarle con los propios poderes del herido.

Jean: ¿Entonces, solo las ponemos?

Taylor: Normalmente se desinfectaría  antes para evitar infecciones, agh... Pero no tenemos nada para eso.

Samir: Espera, si hay con que desinfectar.

El hombre castaño toma una planta y valiéndose de un par de rocas, la muele hasta formar una pasta que procede a aplicar sobre la herida de Taylor, aunque acercándose talvez un poco demasiado para hacerlo.

Samir: Mi abuelo solía ponerme esto para curar mis rodillas raspadas. 

Taylor hace un pequeño gesto por el ardor de la aplicación pero pronto la planta le ayuda a sentir algo de alivio,  aunque la cercanía de Samir mientras le pone algo nervioso. Samir lo nota y se ruboriza, haciendo sin querer que Taylor se ruborice de vuelta.

Samir: Bueno…. Ahmmm. Con esto te sentirás mejor.

Taylor: Si…gracias...

Tras esto, Taylor procede a crear las vendas con las que le vendaran, aunque tras esto, la sangre pérdida y las consecuencias de su enfermedad, el muchacho pronto acaba demasiado cansado, por lo que sus compañeros deciden montar guardia mientras esté duerme para recuperar fuerzas, mientras comentan el que harán después.

Jean: Ese desgraciado tiene las llaves de esta cosa. Queramos o no, habrá que enfrentarlo para quitárselas.

James: Entonces, una vez que Taylor se sienta mejor, iremos a por el. Ey, tu…ahhmmm..

Samir: Mi nombre es Samir.

James: Si, Samir. ¿Nos vas a ayudar?

Jean: Espera, James…no deberíamos pedirle...

Samir: Pues si ustedes me lo permiten, los ayudaré.

A Jean le sorprende la facilidad con la que Samir ha decidido apoyarlos. Este, en anticipación a la batalla, se pone a afilar sus Kukri. El extremo cuidado con el que lo hace y la calidad de las armas, llaman la atención de James.

James: Por cierto, Samir. Esos cuchillos se ven excelentes.

Samir: ¿Te gustan? Ellas son Ebony y Ivory. 

El hombre pasa cada uno de sus cuchillos a Jean y James respectivamente, y estos los toman con cuidado.

Samir: A Ebony la hizo mi abuelo, a Ivory la hice yo.

Ambos muchachos regresan los cuchillos después de revisar su finura y belleza. Una hoja blanca impoluta en el caso de Ivory y una negra como la noche en el caso de Ebony. GG

Jean: Vaya…

James: ¿Eres herrero?

Samir: Mi abuelo me enseñó aunque. No fui herrero en el sentido estricto pero quería serlo. Justo como el viejo lo era…

Jean: ¿Era?

Samir: Pero luego Taze se apareció…y mando todo a la Mierda.

El castaño se pone muy furioso, lanzando a Ivory contra un árbol cercano, atravesándole por completo y clavándose en el que está detrás.

James: Si es que puedo preguntar ¿Cómo es que acabaste “sirviéndole” a ese idiota?

Samir se pone aún más serio de lo que ya está, mientras aprieta a Ebony con fuerza.

Samir: Es una larga historia, y comienza con mi padre…

Hace 28 años…

Capitulo 392: El herrero, el descarriado y el aprendiz

¿El lugar? Un pequeño pueblo de aspecto pobre en alguna isla desértica del Grand Line. ¿La hora? definitivamente ya muy caída la noche pues la oscuridad y el silencio reinan con fuerza mientras que el aire podría helar a cualquiera hasta los huesos. Lo único que se oye es el sonido de pasos que remueven la tierra y la arena al andar y que pertenecen a un hombre. Este último no se distingue bien en la oscuridad, solo se aprecia que lleva cargando algo a una de las casas y toca a la puerta tres veces con fuerza , tras lo cual, se puede ver una luz encenderse al interior.

¿???: ¿Quién demonios toca a esta hora?

Un hombre de edad avanzada se dispone a abrir la entrada a su casa con una farola en la mano. Su cabello y su barba ya están a medio encanecer pero aún se aprecia su color castaño original, igual al de sus ojos. Al abrir la puerta, se encuentra con un hombre  que podría ser el mismo hace décadas, el mismo cabello castaño y los mismos ojos marrones, aunque el viejo le llama por otro nombre.

Anciano: ¿Qué haces aquí, Casim? Te dije la última vez que si te ibas de la casa era para no volver.

Casim: Necesito que hagas algo.

Anciano: Ja, y todavía tienes el descaro de pedir favores. No creas que...

Casim: No es para mí, anciano. Es para él.

Anciano: ¿El?

Es solo entonces cuando el anciano nota que el hombre frente a su puerta lleva a su espalda un pequeño bultito envuelto en tela. Casim lo toma en sus manos y se lo entrega al hombre, descubriendo el rostro de un bebé de pocos días de nacido en él.

Casim: Su nombre es Samir.

Anciano: ¡Casim! ¡¿Pero ahora que hiciste!? ¿Acaso tú robaste a este niño?

Casim: Su madre murió en el parto, y yo no puedo criar a un bebé… no solo… no sin ella.

Anciano: Entonces… ¿Este…este es tu hijo?

Casim: No, es tu nieto. 

Súbitamente, el bebé comienza a llorar, así que el anciano trata de arrullarlo para calmarle.

Anciano: Shushsushush. Calma. Todo está bien, bebé. No llores. Yo me llamo Haddad…y…y soy tu abuelo…supongo.

El bebé deja de llorar y entonces abre los ojos, unos ojos enormes y marrones, idénticos a los de su padre, idénticos a los de su abuelo, el cual se siente súbitamente embargado por un enorme sentimiento de ternura.

Haddad: Está bien, puedes dejarlo con…

El anciano trata de hablar con su hijo pero cuando alza la cabeza este ya se ha ido.

James: Entonces, tu padre te abandono con tu abuelo.

Samir: Si. Creo que me culpa por la muerte de mi madre, me detesta desde que nací.

El rubio y el peliazul  sienten genuina lástima por el hombre castaño, aunque aún continúan con la incógnita.

Jean: No entiendo. ¿Qué tiene eso que ver con qué acabarás trabajando para Taze?

Samir: A eso voy…te dije que era una historia larga.

Hace 14 años…

Un muchachito de cabello castaño está trabajando en una forja, haciendo lo que parece ser un cuchillo Kukri. Se trata de Samir, el cual toma la hoja al rojo vivo con unas pinzas y luego la sumerge en un barril para templarla. El muchacho procede entonces a pulirla, quedando de un color blanco perfecto y luego le fabrica una bella empuñadura de madera de ébano.

Samir: ¡Está listo!

El muchacho pasa su obra a Haddad mucho más canoso y arrugado que antes pero con los mismos ojos castaños. Este revisa minuciosamente la hoja, la empuñadura, lo siente, lo usa para rajar el aire y luego hace lo mismo con  un tallo de bambú, partiéndolo a la perfección y sin dejar ni una muesca en el metal.ñ, luego lo compara con otro cuchillo idéntico pero con los colores invertidos y sonríe.

Haddad: Samir… ¡Es perfecto! 

Samir: ¿En serio? No me estás mintiendo ¿o si?

Haddad: Por favor. Soy tu viejo, sabes que digo la verdad. Como cuando la cagaste en tus últimos siete intentos, pero finalmente lo lograste, este cuchillo es un verdadero trabajo de artesano, incluso se compara a mi Ebony.

Samir: Genial. ¿Entonces ya puedo usarlo para matar malos?

Ante esa pregunta, Haddad le da con el mango del Kukri en la nuca, sacandole un chichón enorme y una lágrima.

Haddad: ¡Ya te lo dije, tonto! Los cuchillos no son armas, son herramientas.

Mientras dice esto, Haddad mueve ambos cuchillos con extrema soltura y elegancia, demostrando una técnica única que casi es una lástima que no sea usada para el combate.

Haddad: Recuerda, solo te he enseñado a usar cuchillos para que aprendas a como ser un mejor herrero, debes saber para que funciona lo que haces. Con suerte, nunca tendrás que usar esto contra nadie, porque toda vida es sagrada.

Samir:¿ Incluso la de los tipos malos? 

Haddad: ¿Qué tipos malos?

Samir: No se. Los asesinos y ladrones.

Ante esta pregunta, Haddad se sienta y hace un gesto a su nieto para que se siente a su lado.

Haddad: Escucha, Samir No hay gente realmente mala. Solo descarriada. Que por una u otra razón han perdido el camino. Hay quien lo vuelve a encontrar y hay quien no. Pero nosotros no somos nadie para saber o juzgar eso. Solo nos queda esperar que vuelvan a encaminarse  y talvez, servirles de guía para encontrarlo.

Samir: ¿Cómo con mi padre?

Este comentario parece doler a ambos, pero aún así Haddad responde.

Haddad: Si… como con tu padre… en fin. Lávate para cenar, hoy compre carne seca.

Samir: ¡Si! ¡Carne seca!

Capitulo 393: Pago en especie

Días después, Samir se encuentra puliendo su nuevo cuchillo, al cual ha bautizado como Ivory. Mientras, su abuelo trabaja en la fragua, esforzándose para avivar el fuego de su enorme horno y poder fundir el hierro. Afanados cada quien en su tarea, oyen que alguien llama a la puerta.

Haddad: Hijo, ¿Podrías ir a abrir? No puedo dejar que el horno se enfríe.

Samir: Voy.

El muchacho corre con alegría y velocidad para abrir su portal, pero su sonrisa se borra al hacerlo, pues frente a él se encuentra nada más y nada menos que a Casim.

Casim: Oh…eres tú. ¿Dónde está tu abuelo? No, ¿sabes que?, olvídalo… no hace falta.

El hombre trata de tomar al chico por la muñeca y lo jala para que vaya consigo. Samir no obstante se retuerce como lombriz y grita pidiendo ayuda.

Samir: ¡No! ¡Suéltame! ¡Abuelo! ¡Abuelo!

Casim: ¡Deja de gritar, carajo, y ven conmigo!

El muchacho sigue resistiéndose hasta que Haddad aparece de improvisto, obligando a Casim a que suelte a su nieto.

Haddad: ¿Qué demonios crees que haces?

Casim: Llevándome a mi hijo conmigo. 

Haddad: ¿Tu hijo? ¿Pensé que habías dicho que era mi nieto? Y no voy a dejar marchar a mi nieto con un sicario como tú. Trate de enseñarte que toda vida es sagrada pero solo te interesa la tuya y el dinero que puedas conseguir por las de los demás.

Casim: *suspiro* Se lo que dije... Y lo lamento. Sé que he cometido muchos errores en el pasado pero quiero empezar a enmendar mi vida. Quiero enmendarme con mi hijo…y contigo.

Esto sorprende a al anciano y su nieto. ¿Casim realmente quiere redimirse? Pero sea lo que sea, hay algo en la voz y en la mirada del hombre que no acaba de gustar a Haddad. Además de querer llevarse al chico por la fuerza antes y no explicar sus intenciones causan las sospechas del anciano.

Haddad: ¿Y a dónde te llevarías a Samir?

Casim: Pues Ahmmm… a mi casa, a charlar…como padre e hijo. ¿ Te gustaría eso…ahm…Samir?

Samir: Ahmmm…no lo sé.

Haddad: ¿y dónde queda exactamente tu casa?

Casim: Pues…esta en una isla cercana al norte de aquí.

Haddad: Se oye bien. En ese caso iré también.

Casim: ¡No puedes venir!

El tono en el que su hijo le dice esto termina de afianzar sus dudas.

Haddad: ¿y porque no? Porque estás mintiendo, ¿¡Verdad!?

Casim quiere decirle lo contrario, responderle, pero no se le ocurre nada que decir, confirmando los he su padre dice con su silencio y luego por sus propias palabras.

Casim: ¡Bien! Estoy mintiendo.

Haddad: ¿¡Para que demonios quieres a Samir!?

¿???: Para pagar su deuda conmigo.

Encaramado en el techo de la casita de Haddad, hay un hombre de cabello negro y tez morena, un joven Taze, que ha estado escuchando toda la conversación.

Haddad: ¿¡Quien diablos es usted!?

Taze baja del techo dando un acrobático salto, y luego ofrece su mano al herrero.

Taze: Yo soy Taze. Cazarrecompensas. Hola, ¿Qué tal?

Pero Haddad rechaza su saludo haciendo su mano a un lado mientras lo mira con recelo.

Haddad: Cazarrecompensas .. solo un nombre bonito para un sicario. ¿A qué se refiere este desgraciado con pagar tu deuda, Casim?

Taze: Aish…que grosero. Verá, su hijo y yo hicimos una asociación para atrapar a un criminal y cobrar su recompensa. Pero al idiota se le pasó tanto la mano que dejó irreconocible el cuerpo del maldito y la Marine se negó a pagarnos. Ahora me debe ese dinero, Ciento cincuenta millones. Obviamente, el imbécil no tiene ese dinero, pero me ofreció un pago en especie, alguien que pague su deuda por el.

Taze se queda viendo fijamente a Samir, el cual se siente atemorizado, mientras que está revelación causa la furia de Haddad tanto hacia el Cazarrecompensas como a su hijo.

Haddad: ¡Grandísimo idiota desgraciado! ¿¡Qué hiciste!?  ¿¡Vendiste a tu propio hijo!?

Casim: Solo son negocios, viejo.  Nada fuera de lo normal. Además, no es mi hijo, es tu nieto.

El descarriado hijo de Haddad se da media vuelta simplemente.

Samir: Muy bien ,Taze, ahí está tu pago, cógelo cuando quieras. Yo me largo de aquí.

Casim  se marcha del lugar, mientras que Taze sigue mirando a Samir y se relame los labios. 

Taze: Que muchachito tan lindo, apuesto a que cuando crezcas te pondrás muy bueno.

Haddad: ¡Aléjate de mi nieto!

El anciano saca de su mandil a Ebony y Ivory y se pone entre el Cazarrecompensas y Samir.

Taze: Tch… ¿Quién te crees para alejarme de mi propiedad?

Haddad: ¡El no es de tu propiedad! ¡Casim no tenía ningún derecho!

Taze: Meh…supongo que habrá que hacer esto por las malas. ¡Chicos! 

De los techos de las otras casas bajan varias personas fuertemente armadas. Algunos no tienen ni siquiera la edad de Samir, pero aún así todos apuntan al anciano.

Taze: ¡Desháganse del viejo! ¡Ahora!

Capitulo 394: Cambiemos de tema

El viejo herrero se enfrenta a los hombres de Taze y al mismo Taze para evitar que estos se acerquen a su nieto, no obstante estos son demasiados y le es imposible detenerlos a todos.

Haddad: ¡Corre, Samir! ¡Corre!

Aunque en un principio renuente a dejar a su querido abuelo, Samir acaba corriendo lejos. No obstante, tiene una idea en mente: tomar algunas de las herramientas de la herrería y ayudar a Haddad.

Samir: ¡Tengo que llegar al taller!

Varios de los Cazarrecompensas le pidan los talones de cerca, incluyendo aun Greco recién adulto y a una Emile adolescente, pero el muchacho castaño llega a la herrería, logrando hacerse de un fierro al rojo vivo y un macho de fragua como armas.

Samir: ¡Déjenme en paz, tontos!

Emile: Aww, cosita. De verdad se cree que puede con nosotros 

Greco: Ja, no va a durar ni una semana trabajando para nosotros, para mí que el jefe hizo un mal trato.

Samir pelea como mejor puede, incluso alcanzando a dar pequeños roces a ambos Cazarrecompensas. No obstante, Emile y Greco logran desarmarlo, haciendo que tenga que huir una vez más.

Samir: ¡Maldición! ¡Abuelo!

Haddad: ¡ Monochrome Stopper!

Mientras tanto, Haddad se ha quitado de encima a varios de los perseguidores de Samir de la forma más pacífica que puede, lanzando cortes a sus pies y dejándolos incapacitados para correr o andar. El único que le queda enfrente entonces es Taze, el cual esquiva ágilmente cada corte, cada golpe del mango, cada onda de viento que el anciano herrero genera.

Taze: ¡Fallaste! ¡Fallaste! ¡Fallaste! ¡Accurate!

Haddad: ¡Night Mantle!

Taze intenta disparar al viejo con su revolver, pero este, usando una habilidad extraordinaria, logra bloquear la bala y desviar la de manera que se vuelve un trocito inofensivo de metal.

Taze: Vaya que eres bueno. ¿Y qué tal si mejor te tomo a ti como pago?

Haddad: ¡Antes muerto!

El anciano esta vez lanza un tajo más peligroso hacia el líder Cazarrecompensas, pero este lo esquiva con agilidad.

Taze: Mehh… de todos modos no eres la clase de “ bueno” que a mí me gusta. 

Haddad: Uhh…dañado.

Ambos contendientes se dispone  a seguir luchando pero es entonces cuando se distingue un grito. Samir ha sido alcanzado y sometido por Greco y Emile, que lo amarran de manos y pies.

Samir: ¡Maldición!

Emile: Jaja, ¡lo tenemos!

Haddad: ¡Samir!

Distraído por la captura de su nieto, el herrero se da vuelta, dejando a Taze a su espalda. Un error grave, un error…fatal.

Samir: ¡Abuelo!

Taze: ¡Accurate!

Samir solo puede observar con horror como la garganta de su abuelo es atravesada de lado a lado por una bala. Hadad, abrumado por el suceso tan repentino, deja caer los Kukri y se palpa la gravísima herida sangrante, que tiñe sus callosas manos de carmín.

Haddad: Sa… Samir… se bueno…

Samir: ¡¡ABUELO!!

Su voz es apenas audible, y tras unos segundos, con el rostro pálido y azulado, debido a la falta de oxígeno y sangre, Haddad cae al suelo para no volver a levantarse, mientras que Samir trata de liberarse con desesperación e ir con el, pero no puede.

Samir: ¡No! ¡Abuelo ¡ABUELO!

Taze: Ja, tarde menos de lo que creo. Llévenlo al barco.

El muchacho es arrastrado llorando y gritando, mientras que Taze recoge los Kukri del suelo, y los observa con interés. 

Taze: Lindas armas. Talvez el muchacho quiera un recuerdito de hoy. Y así no gasto en consegurle algo.

Jean y James quedan en silencio un rato tras oír la historia del castaño, inseguros de que decir. Mientras que Samir habla con calma, completamente imperturbable como si no le molestará en absoluto.

Samir: Y así es que acabe trabajando para Taze. Para cubrir la deuda de mi malnacido padre. Una vez que lo hiciera podría “volver” a mi vida normal. Ser un simple herrero. Pero ya no pienso hacer nada en nombre de ese loco que abusa hombres.

Jean: Por eso nos atacaste..

Samir: Ahm…si… lo siento por eso.

Tras esto, todo queda en un silencio sepulcral, mientras que Jean y James se miran el una al otro, sintiendo pena por Samir. No obstante, este cambia radicalmente la conversación.

Samir: En fin, no pude evitar darme que cuenta de que ustedes son muy cercanos ¿De casualidad... ustedes son...?

Jean: ¿Que cosa?

Samir: Bueno.... ya saben... eso

James: ¿Eso?

Samir hace un gesto muy sugerente pero ambos siguen sin entender.

Samir: ¡Oh, vamos! ¡Gay!

Jean: ¿¡Qué!? ¡No!

James: ¡Por supuesto que no!

Los dos piratas se pone. De inmediato a la defensiva, 

Samir: Digo, porque no está mal. De hecho, yo soy bi. A mí solo me importa el placer.

Ante estás palabras, Jean y James se sienten increíblemente incómodos, aunque de manera diferente a con Taze.

James: Dime qué no eres pervertido como ese desgraciado.

Samir: Nah… solo con quién quiere. Je. Y ya me dejaron en claro que a ustedes no les gusta.

James: Genial, ahora me siento 80% menos incómodo.

Los dos piratas y el hombre castaño se quedan entonces hablando de cosas relacionadas al sexo y similares , riendo y avergonzadose mutuamente hasta muy tarde.

Capitulo 395: Es defensa propia.

Tras un buen rato charlando, tanto a los piratas como a Samir acaba ganándoles el sueño y se quedan dormidos. Todo parece tranquilo por un par de horas y los cuatro hombres reposan en paz, pero entonces, el sonido de hojas moviéndose perturba el descanso de Taylor, el cual se despierta y se levanta a medias, tratando de averiguar la fuente del ruido.

Taylor: ¿Qué fue eso?

El pelirrojo busca con la mirada la fuente del ruido, pero no logra apreciar nada, por lo que se pone de pie completamente para encontrarla, sacando una cinta desde el brazo que no tiene lastimado.

Taylor: ¿Quién anda ahí!?

El sonido vuelve a aparecer, pero más fuerte y justo detrás del muchacho, por lo que esté toma acción de inmediato.

Taylor: ¡Coral Grab!

El muchacho lanza su cinta a la fuente del sonido y hala de esta, sorprendiéndose cuando este resulta ser un simple Framencho. El ave le grita, molesta, para luego marcharse corriendo.

Taylor: Uff… solo un pájaro.

El médico entonces se dispone a darse media vuelta y volverse a dormir, pero en el momento que se mueve, se oye un disparo, quedándose casi de piedra al darse cuenta de que una bala casi ha atravesado su cara, partiendo en su lugar la corteza de un árbol cercano.

Taylor: ¿¡Que demonios!?

Es entonces cuando nota a Emile encaramada en un árbol, apuntándole con su revolver, y alrededor de ella, el resto de Behave or Behead.

Emile: Joder. Se movió antes.

Taze: ¡Emile! ¿¡Qué parte de “ no dispares” es la que no entendiste?

Emile: Perdón, perdón . Se me olvidó.

El disparo despierta a los otros tres hombres del grupo, que se levantan sobresaltados y con las guardias en alto. Teniendo al mar detrás y a los enemigos enfrente, se puede decir que están perfectamente rodeados.

James: Demonios. Bajamos la guardia demasiado.

Jean:  Bueno. Igual teníamos que ir a por Taze.

Viendo a su “perra” alzando sus armas en contra suya, Taze de inmediato le increpa a Samir.

Taze: ¿Tu qué demonios estás haciendo?

Samir: Ahmm…duhhhh…¿Tu que crees que estoy haciendo? Enfrentarte de verdad por una vez en mi vida.

Taze: ¿¡Como te atreves!? ¡Eres de mi propiedad!

Samir: ¡No, no lo soy!  ¡Todos estos años que me obligaste a trabajar para ti fueron por el mucho miedo que te tenía! ¡Le temía a morir! ¡Le temía a que me hicieras lo mismo que a los pobres chicos que capturabas!  ¡Y por eso hice cosas horribles! ¡Lastime gente inocente! ¡Pero ya no más! 

Acto seguido, el hombre castaño alza a Ebony, su Kukri de hoja negra, y susurra unas palabras para si mismo.

Samir: Es defensa propia, abuelo. Lo juro. 

Luego da un poderoso tajo que crea una onda cortante justo en la dirección de Taze, una onda de color negro puro.

Samir: ¡Mayonaka Kogeki!

La onda se dirige a toda velocidad hacia Taze, ante la mirada atónita de los ex camaradas/captores de Samir y la de sus nuevos amigos que no esperaban un ataque de ese tipo por parte de Samir. Taze no obstante, esquiva, mientras que el árbol que estaba justo detrás de parte en dos de arriba hacia abajo.

Samir/Taze: Tch..

Taze: ¡Damas y Caballeros! ¡Les doy permiso de que maten a Samir! Al resto los quiero vivos. ¡¿Entendido!?

Behave or Behead: ¡SEHHHHHH!

Todos los Cazarrecompensas se preparan para atacar, mientras que Jean ,James , Taylor y Samir se preparan para defenderse y, en el caso de Jean, conseguir su libertad entera.

Taze: ¡A por ellos!

Jean: ¡A por las llaves!

Enfrentándose de nuevo…

Capitulo 396: Llega la caballería

James: ¡Lucky Seven!

El tirador tuerto lanza una tanda de disparos contra la veintena de Cazarrecompensas que se cierne sobre el y sus amigos. No obstante, solo un par de ellos cae, el resto sale prácticamente ileso.

James: ¡ Demonios!

Taylor por su parte, usa sus cintas como suele hacer para deshacerse de los enemigos, aunque la severa herida de su hombro derecho le impide esforzarse a su máximo.

Taylor: ¿Qué hago? ¿Qué hago? ¡Ya se! ¡Coral Grab!

Por fortuna para el médico, aún tiene un brazo bueno y mucha creatividad, capturando a un único Cazarrecompensas por un brazo y luego usándolo como flagelo contra sus propios compañeros al darle vueltas.

Taylor: ¡Wrecking ball!

Cazarrecompensas:  ¡AHHHH!

Miembros de Behave or Behead: ¡Joder! ¡Abajo!

Samir, a su vez , se enfrenta a sus antiguos compañeros forzados con gran furia aunque a la vez con gran piedad, pues se asegura de usar nada que pudiera causar daño permanente, limitándose solo a cortar la piel de los pies o la parte trasera de las rodillas, todo con el objetivo de incapacitar su movilidad, y con ello, su habilidad combativa.

Samir: ¡Monochrome Stopper!

Mientras, Jean, sin sus poderes de la fruta de diablo, se enfrenta a los enemigos de la forma clásica: puños y patadas. 

Jean: ¡Hiyaaaah!

El peliazul asesta un uppercut a uno de los rivales, dándole justo en la barbilla y dejándole K.O. por lo certero del golpe. No obstante, en su forma humana su cuerpo es más frágil, y el puñetazo repercute fuertemente en su mano y dedos, que aún se están recuperando de las fracturas sufridas contra Maximilian.

Jean: ¡Carajo! Eso duele.

El líder de Behave or Behead no tarda en notar esto, por lo que decide ir a por el peliazul nuevamente y esperando, que sea la última vez que deba hacerlo.

Taze: *con voz baja y lenta* Hola,guapo.

Jean: ¡Me lleva el diablo! ¡¿Otra vez tu!?

Taze: Oh, veo que alguien me extraño. ¿Listo para rendirte ante mi?

Jean no sabe si el hombre se refiere a que deje de luchar o si está acosando lo de nuevo, así que siente furia y asco a la vez.

Jean: ¡Aghh! ¡callate de una vez!

Jean intenta lanzar un puñetazo a su anterior captor para luego aprovechar y quitarle las llaves, pero este lo esquiva con increíble facilidad.

Taze: Ay, por favor. Antes te esforzaban mucho más.

Jean intenta darle una patada pero Taze vuelve a esquivarla de manera sencilla. 

Taze: Aish, nuestra pelea anterior fue divertida, cariño. Pero ahora no quiero jugar. Lo único que quiero es que vuelvas a tu jaulita.

Jean: ¡Antes muerto!

Ante estás palabras Taze no puede evitar reírse un poco.

Taze: Créeme que te cumpliría ese deseo, cielo. Pero no lo haré por dos cosas. Uno: Eres endiabladamente lindo. Y dos: Porque te quieren vivo. Así que, lo lamento pero no te voy a matar, aunque talvez si lastime tu bonita cara.

Jean: Espera. ¿Me quiere vivo quien?

Taze ya no le responde, y no quiere perder el tiempo sometiéndolo como la vez anterior, así que se arma con su porra, y da un golpe certero al rostro de Jean.

Taze: ¡Brutality!

Jean: ¡Aghhh!

El golpe le abre la frente a Jean y le deja aturdido en el suelo, viendo lucecitas colores. Taze se dispone a darle nuevamente, esperando noquearlo esta vez, no obstante, su porra plateada es detenida en seco por una hoja de metal blanco. El Kukri de Samir.

Samir: ¡Déjalo en paz!

Samir empuja a Taze y al mismo tiempo intenta arrebatarle la llave, no obstante, este le da un golpe con su porra, impidiendo que la tomé. Furioso, el hombre se harta de tonterías y manda a sus hombres contra Samir.

Taze: Meh. Igual superaste tu funcionalidad. ¡Ejecuten a Samir!

Varios de los Cazarrecompensas que siguen alrededor, aunque derribados, sacan armas de fuego o larga distancia y apuntan directamente al hombre castaño. Es imposible que pueda bloquear tantos tiros, pero justo cuando estos están por disparar…

Angélique: ¡Fuego!

Súbitamente, un cañonazo saca volando a muchos de los hombres que amenazaban al castaño. Los Cazarrecompensas y los piratas entonces buscan su origen, alegrándose estos últimos cuando ven a Ocean Spirit y a sus amigos llegando por la playa.

James: ¡Chicos!

La caballería llega…

Capitulo 397: Agujero Sangrante. Pistola Humeante.

Angélique: ¡Siguiente tanda!

James: ¡…! ¡Chicos! ¡Muevan el trasero!

James y Taylor se disponen a salir de la línea de fuego y Samir ayuda a Jean a levantarse mientras que Ocean Spirit se pone en paralelo a la playa para que sus cañones estén en línea.

Angélique: ¡Fuego!

Evangeline es la encargada de disparar los cañones, causando destrucción generalizada en la plataform. No obstante, al ver correr a los piratas, la mayoría de los Cazarrecompensas hace lo mismo, por lo que solo unos cuantos son derrotados.

Taze: ¡Contraataquen!

Angélique: Joder. Estos tipos son resistentes… ¡Todos al ataque!

Los del Ave Azul bajan todos del barco bien armados y listos para la batalla. Angélique es la primera en tomar la cabeza, friccionando sus tacones para calentarlos, mientras esquiva ágilmente los disparos y ataques enemigos.

Angélique: ¡Turning Flaming Heel!

La mujer se pone a girar sobre su eje mientras avanza como si fuera un trompo ardiente, pateando y quemando a los enemigos que más cerca están, para luego ir a con Jean, preocupada por la herida de su cabeza.

Angélique: Jean, tu frente..

Jean: No es nada. El hombro de Taylor estaba peor. ¿Cómo nos encontraron?

La pelirroja le enseña la Vivre Card con el mensaje escrito y este la lee con curiosidad, llegando de inmediayo a la conclusión de que su remitente “S”, es el propio Samir.

Jean: ¿Le dejaste a mis amigos una Vivre Card? ¿Por qué?

Samir solo hace un gesto con los brazos diciendo que no tiene idea, pero no les da tiempo de comentarlo, puesto que otros ya están a la espera de atacarlos. El resto de los del Ave Azul por su parte se deshacen de todos los que pueden.

Mia: ¡Estilo de Fuerza interna!

Bert: ¡Hog Chopper!

Katrina: ¡Replicant Fifty! 

Con los clones de Katrina, los  del Ave Azul una vez más tienen ventaja numérica sobre Behave or Behead. Taze lo sabe así que se propone a destruirlos como hizo la última vez: usando granadas.

Taze: ¡Fragmentate!

Si bien, los clones de la pelinegra caen cual moscas, estos les ha dado suficiente ventaja a sus camaradas. La mitad de los hombres de Taze ha caído ya mientras que la otra mitad ataca con uñas y dientes. Entre la mitad que aún pelea están Greco y Emile, que batallan brazo con brazo contra James y Taylor.

James: ¡Coyote Waltz!

Greco: ¡Diapasón!

El muchacho rubio dispara un proyectil de forma de canino contra ambos Cazarrecompensas, pero Greco lo revienta con un estoque de su alabarda.  

Taylor: ¡Coral Grab!

Emile: ¡Femme Stab!

Taylor intenta atrapar al Cazarrecompensas rubio con sus poderes, pero Emile corta las cintas que lanza con su daga para luego tratar de disparar a ambos.

Emile:  ¡Femme Shot! 

El tiro habría de dar, de no ser por  Big Bird Que en ese momento aparece volando y le golpea la mano, haciéndola desviar el tiro.

Taylor: ¡Big Bird!

El ave va cargando un cierto objeto que luego arroja hacia a James para luego retirarse, resultando ser lo que le ha entregado ni más ni menos que su Star Blaster, para gran satisfacción del tirador.

Big Bird: ¡Lo manda Evangeline! ¡Lo manda Evangeline, AHHHH!!

James: Genial. ¡Gracias ,pajarraco inútil! 

Greco: Ja, que un pajarillo te haya traído otra arma no mejora las cosas para ustedes.

James: Ya veremos. Ey, Taylor. ¿Qué te parece si acabamos con este par de una vez por todas?

Taylor: Estoy de acuerdo.

Mientras tanto, Jean y Samir siguen tratando de quitarle la llave a Taze, esta vez atacando a la par para tratar de conseguir una apertura.

Jean: ¡Knuff!

Samir: ¡Shiroiro Giri!

Taze: ¡Blockade! ¡Accurate!

Taze, No obstante, se defiende con su porra y su macana a la vez, bloqueando el tajo de  Samir y disparando hacia Jean. Afortunadamente, la bala solo roza el costado del Peliazul, pero si lo hace retroceder.

Jean: ¡Ughh!

Samir: Aghh. ¡Ya fue suficiente! ¡Shimauma Kizama reta!

El castaño clava sus Kukris en el suelo con tal fuerza que hace el suelo agrietarse justo hacia dónde está Taze, el cual pierde el equilibrio y cae al suelo. Acto seguido, Samir se le abalanza, logrando quitarle la llave a la fin y arrojándosela a Jean.

Samir: ¡Lo logramos!

Jean sonríe por al fin tener su libertad en sus manos, pero un segundo después, su sonrisa se borra cuando se oye otro disparo.

Jean: ¡Samir!

Samir no se da cuenta al principio que sucede hasta que nota el agujero sangrante en su abdomen y la pistola humeante en la mano de Taze 

Samir: *jadeo* Aghh…

Taze: Asquerosa rata. ¡Quítate de encima!

El líder de Behave or Behead entonces usa su porra para golpear a Samir en la cara, mandándolo a volar lejos de él y dejándolo en el suelo, inmóvil.

Taze: Je. Mucho mejor.

El Cazarecompensas se levanta y se quita el polvo y la sangre para luego mirar a Jean, solo dándose cuenta entonces en la ira que embarga al peliazul, y que este finalmente se ha quitado las esposas. 

Jean: ¡Pagarás por eso!

El peliazul se transforma de inmediato. No en su forma híbrida, no en su forma Engel, sino en la más poderosa forma Harpyie. Taze llega incluso a intimidarse un poco, pero no retrocede, solo toma su porra y su pistola con más fuerza.

Capitulo 398: Olé

James: ¡Orange Star – Solar Prophecy!

Greco: ¡Hellebarde Schlitz!

James lanza un pequeño orbe llameante  hacia Greco y este intenta destruirlo igual que ha hecho antes con los otros ataques. No obstante, al dividir este a la mitad, una gran llamarada se libera, alcanzando a quemarle las cejas y la barba, así como el cabello de Emile que está junto a él.

Greco: ¡Quema! ¡Quema!

Emile: ¡Maldición, Greco! ¡¿Qué hiciste!?

Aprovechando esto, Taylor usa su cinta y su brazo bueno para atrapar al Cazarrecompensas, y luego, adaptarlo múltiples veces contra el suelo y alguna que otra palmera cercana.

Taylor: ¡Coral Grab- Ragdoll!

Viendo a su compañero en problemas,  Emile de inmediato intenta cortar las cintas con su daga. No obstante, James la intercepta primero, al dispararle otro proyectil, uno con forma de demonio.

James: ¡Orange Star- Demon Interceptor!

La mujer sale disparado y cae al suelo humeando, mientras que Taylor suelta a Greco, después de mucho usarlo como porra humana. Pareciera que es imposible que alguno de los dos pueda levantarse. No obstante, ambos lo hacen, con heridas serias pero lo hacen.

Emile: Desgraciado…

Greco: Joder…eso dolió bastante…

Decididos a vengarse por lo que les acaban de hacer, ambos se lanzan al ataque. Emile saca su pistola contra Taylor y Greco mueve su alabarda de manera que crea una onda cortante.

Greco: ¡Hellebarde Enhaupten!

Emile: ¡Femme Shot!

Taylor: ¡No obstante, logra esquivar los disparos hasta que la cazadora de recompensas se queda sin municiones y cuando está se dispone a recargar, le arrebata el arma con su cinta.

Taylor: ¡Python Grab!

Emile: ¡No! ¡Me lleva!

Taylor: Creo que me voy a guardar esto.

James por su parte, se ha deshecho de la onda cortante de Greco, disparando un proyectil de forma felina en su dirección.

James: ¡Orange Star- Royal Cougar!

Ambos ataques acaban cancelándose a si mismos con una llamarada, para satisfacción de James y ofuscación de Greco. Cansados ya de todo lo vivido tras ser llevados de vuelta a Merveille, James y Taylor deciden que ya ha sido suficiente.

James: ¿Tu qué dices Taylor? ¿Los acabamos ya?

Taylor: Seh. Quiero volver al Spirit.

Greco: ¡Oigan! ¡Seguimos aquí!

Emile: ¡Dejen de hablar como si no estuviéramos!

James: Ok, ok. Bobos. Ya que siguen aquí, ¿Por qué no miran esto? ¡Red Star-Sky Heart!

Una brillante luz roja es disparada al cielo, deslumbrando a los Cazarrecompensas por un momento, siendo obligados a cubrirse los ojos con las manos.

Greco: ¡Ughhh! ¡Mis ojos!

Pero entonces, ambos sienten algo que los rodea y los obliga a acercarse uno a otro, al descubrirse los ojos, se dan cuenta de que Taylor ya los tiene amarrados entre ellos y  que también les ha quitado las armas.

Taylor: ¡Double Python Grab! ¡Silk Case!

Pegados entre ellos e incapaces de moverse, ambos quedan indefensos contra el siguiente tiro de James, el cual sube la potencia de su arma solo para ellos.

James: ¡Adiós, tontos! 

Emile y Greco: ¡No! ¡Espera! ¡Maldito cabron! ¡Detente!

James: ¡Yellow Star- Matador Fury!

El rubio dispara un proyectil que se torna en un enorme toro. Al impactar, hace explotar a sus objetivos, dejando esta vez a Emile y Greco efectivamente derrotados y a los dos piratas celebrando su victoria.

James: Olé

Taylor: Ja, lo lograste. Los dejaste como carbón

James: No lo habría logrado sin tus cintas.

Taylor da una palmada al hombro de James para felicitarlo y a James se le ocurre devolverle el gesto, dándole sin querer, en su herida.

Taylor: ¡Auchhh! ¡Oye!

James: Lo siento, lo siento.

Capitulo 399: En el lugar opuesto

Minutos antes…

Jean: ¡Ara Faustenkrallen!

El peliazul da un fuerte puñetazo y zarpazo en la barriga de Taze, el cual se resiente por el ardor y la pérdida de aire. No obstante, el líder de Behave or Behead  saca su porra y se dispone a atacar los pies de su rival para derribarlo.

Taze: ¡Summision!

Por desgracia para Taze, parece que ha olvidado que su rival tiene alas las cuales usa para saltar y suspenderse en el aire, evitando el ataque y posteriormente dando una vuelta vertical sobre sí mismo y golpear a Taze con su pierna derecha, la cual ya tiene las garras bien extendidas.

Jean: ¡Ara Kreissage!

Taze se hecha para atrás, pero no puede evitar el ataque por completo, siendo una de sus piernas impactada y casi hecha pedazos.

Taze: ¡Aghhh! ¡Maldición!

Jean: ¡Eso y más te mereces desgraciado!

Taze: Tsk.. ¡Accurate! 

Taze dispara hacia a Jean, no con la intención de matarlo pero si dejarlo incapacitado. El tiro logra darle a un brazo, pero aún que siente dolor, Jean no se detiene en su ataque.

Jean: ¡Ara Zergliederung!

De un potente zarpazo, Jean atraviesa el cañón del revolver , haciendo que caiga en pedazos, como si fuera una zanahoria rebanada en rodajas. Taze se ve sorprendido por esto y por el pensamiento de que si hubiera tenido los dedos un poco más al frente, también habrían sido rebanados.

Taze: (¡ Maldición! ¡Eso estuvo cerca!)  

Habiendo perdido su arma de larga distancia,  Taze regresa al ataque físico cercano, sacando su porra y disponiéndose a usarla con toda su fuerza.

Taze:¡Brutality!

Esta vez, Taze si logra darle a Jean, debido a que nuevamente, su cuerpo se resiente por la forma Harpyie. El golpe acierta en la barbilla del Peliazul, haciéndolo tambalearse.

Jean: Uhh…..¡Ara Flug! 

Jean toma a Taze por el brazo con las garras de sus piernas y lo alza mientras levanta el vuelo. Taze de inmediato capta su intención, ganar altura y dejarlo caer en su inminente suerte. El hombre, no obstante, no está dispuesto a dejar que eso pase, aporreando  su cuerpo y costillas en múltiples ocasiones en un intento de hacer que lo suelte a poca altura.

Taze: ¡Suéltame! ¡Maldita….cosa!

Jean:  Ugh….Ja… ¿Ahora soy cosa?....ufff… ¿Pensé habías dicho que era lindo?

Pero Jean, a pesar del dolor, no está dispuesto a soltarlo.  Taze se empieza a desesperar por esto, así que decide ir por un acercamiento aún más agresivo, presionando un botón en la empuñadura de su porra, haciendo que la punta de esta empieza a emitir chispas.

Taze: ¡Masive Brutality!

Jean: ¡Gahhh!

El choque eléctrico es tan potente que hace que Jean se destransformarse. Esto le hace caer a él y a su enemigo, que si bien no estaba a tanta altura como planeaba, si les causa daños considerables a los dos.

Jean: Ugh…desgraciado…

Taze: Maldita sea, estaba más alto de lo que planeaba.

Ambos están seriamente golpeados pero aún así, se vuelven a levantar determinados a acabar con el otro de manera definitiva.

Taze: Admito…que a pesar de tu cara bonita, eres mucho más duro de lo que creí. Pero no más halagos. Te derrotare a ti ya tus amigos y conseguiré incluso un mejor precio con Reaper ahora que el resto de tus perros amigos está aquí. Así que…basta de halagos…

Jean: Justo lo que quería…

Taze activa una vez más la electricidad de su porra, pero esta vez tan fuerte que incluso relampaguea, mientras que Jean se vuelve a transformar a su forma Harpyie y prepara una garra, lanzándose los dos a gran velocidad contra el otro.

Taze: ¡Sentence for life!

Jean: ¡Ara Style- Faustenkrallen Swert!

Los dos enfrentan sus ataques, se ve un estallido eléctrico unos segundos y al desvanecerse, se aprecia a Jean y Taze, en los lugares opuesto los años que comenzaron. Jean está muy chamuscado y trastabilla un poco pero logra quedarse en pie. Taze por su parte, empieza a sangrar profusamente de un costado en donde se ven cinco marcas de garra extremadamente profundas para caer al suelo, finalmente derrotado.

Jean: Desgraciado…si me dolió.

Capitulo 400: Y contigo somos diez

Darkarchangel: WOW…Miren ese bello número. Me hace pensar en mis orígenes humildes cuando mis arcos duraban ocho capítulos y no más de treinta. Les agradezco a todos los que me han acompañado en este viaje. Esta vez, para celebrar esta ocasión tan especial, les traigo a *redoble de tambores* los grandes villanos de esta historia, recién traídos del momento en el que los derrotaron.Especial 400

Ácrono: *fastidiado* viva…

Mayhem: ¿Por qué tengo que usar este estúpido sombrero?

Maximilian: A Malve le gustaban las fiestas… *llora*

Tuvalu: Esto no estaba en el contrato…

Metatrón: Se supone que yo estoy muerto.

José: No eres el único.

Darkarchangel: Dejen de estar de amargados y celebren, carajo.

Ivonne: *sonido de espantasuegras*

Dark: Mejor. Bueno, y para continuar con la celebración, sin más preámbulos, les presento el capítulo 400. *Vitoreo del público*


Con Taze derrotado, Jean corre hasta Samir, el cual sigue tirado y sangrando profusamente por nariz, boca, y abdomen. Jean le ayuda a mantener tener la cabeza levantada mientras que el propio Samir intenta parar la hemorragia haciendo presión. Casi al mismo tiempo, el resto de los del Ave Azul llega a lugar, tras haber acabado finalmente con todos los Cazarrecompensas.

Jean: ¡Taylor! ¡Ven aquí rápido!

Taylor: ¡Santo cielo! ¡¿Que les paso a ustedes dos!?

Jean: ¡Yo estoy bien! ¡Atiende lo a él!

El médico procede a revisar las serias heridas, sin embargo, Samir tose un poco de sangre para luego esbozar una sonrisa cansada, lo que alarma a todos los piratas, especialmente a Jean y James.

Jean: Tranquilo, Samir.

James: Estas en buenas manos, te repondrás.

Samir: Je... Gracias por el apoyo, chicos. Pero sé que no voy a salir de esta… 

Samir parece estar en sus últimos momentos, así que Jean, James y compañía intentan confortarle.

Jean: Lamento todo. Me comporte como un idiota.

James: Esto no tenía porque suceder.

Samir: Je…no se preocupen...

Katrina: ¿Hay alguna cosa de la que te arrepientas?

Big Bird: ¿Arrepientas, arrepientas, ahh?

Samir: Solo una… desearía también haberle dicho a Greco y Emile…que se fueran al demonio cuando aún podía. Jejeje…ugh…

Taylor: Pues, no te preocupes. Aun podrás.

Ante esta afirmación, todos, incluyendo al herido Samir, se sorprenden.

Jean, James y Samir: ¿Qué?

Taylor: Tu herida es seria, si. Pero no es letal. 

Jean: Pero que hay de la sangre que sale de su boca. ¿Qué eso no es muy malo?

Taylor: Es sangre de su nariz rota que llegó a su boca. Solo necesito limpiarte, coserte y darte unos antibióticos. Necesitarás descanso y probablemente te sientas del asco por un tiempo pero suponiendo que tu capacidad curativa es como la de este par de Monstruos de aquí…

El médico señala a su capitán y su camarada tirador.

Taylor: ...Que supongo es el caso, estarás bien en unos días.

Ante esto, Samir emite un gigantesco grito de júbilo, tan sonoro que algunos de los piratas deben cubrirse los oídos.

Samir: ¡Ja! ¡Mira, Taze! ¡No pudiste matarme! …Ughh…

Al día siguiente…

El Spirit ha zarpado nuevamente de Merveille. A bordo, tal y como ha dicho Taylor, Samir se recupera adecuadamente y a las pocas horas ya es capaz de ponerse de pie de nuevo, para alegría de los del Ave Azul. Un rato después, Samir tiene en sus manos una cajita negra, con dos pendientes de oro en ella, los cuales mira sorprendido mientras que Jean y compañía lo observan sonrientes.

Samir: Espera un segundo. ¿Estas diciéndome que quieren que me una a ustedes?

Jean: Sip. Eres un buen tipo, Samir. Además, tener a un herrero con nosotros podría ser muy útil l.

Samir: Pero los conocí hace menos de tres días…y solo a tres de ustedes.

Mia: Es más de lo que yo los conocí. Me uní a esta tripulación menos de 18 horas después de haberlos conocido.

Angélique: Pfff… yo menos de diez minutos.

Samir: Pero supongo que ustedes no los atacaron.

Bert: ¿Cuánta haberlos lanzado fuera de mi casa?

James: Por favor. Yo trate de delatarlos con el enemigo para salvar mi pellejo 

Evangeline: Yo los inculpe de un intento de golpe de estado…y heme aquí.

Viendo que los piratas hablan muy muy en serio, Samir solo esboza una gigantesca sonrisa.

Samir: ¡Oh, que demonios!  

Súbitamente, Samir le da un beso en la boca a todos los miembros de la tripulación menos a Big Bird.

Samir: Estoy dentro entonces.

Ante esto, todos se quedan un momento en absoluto silencio por un momento, tratando de procesar lo que acaba de ocurrir, hasta que James y Bert empiezan a escupir y a tratar de limpiarse la lengua mientras que otros se avergüenzan hasta niveles insospechados.

Jean: Nunca…nunca…vuelvas a hacer eso jamás.

Angélique: Podrías solo haber dicho que si querías …no era necesario tanto…cariño.

Samir: Lo siento, me deje llevar jejeje.

Evangeline no dice nada al respecto y Katrina y Mía se ríen como colegialas por lo que acaba de suceder, pero en el caso de Taylor, tras el beso esboza una leve sonrisa de la que Samir se da cuenta, alegrándose en su interior. Tras esto, La ceremonia de iniciación se realiza. Katrina perfora las orejas de Samir y este luce orgullosamente sus pendientes.

Jean: ¡Ahora traigan la comida y el alcohol que vamos a celebrar!

Y entonces comienza la fiesta.

Capitulo 401: Cuestiones de Cazadores

Tras mucho festejar, la mayoría de los piratas han caído rendidos por el cansancio y el exceso de alcohol, siendo de todos Katrina la que más se ha bebido. Los únicos que siguen despiertos son Jean, Taylor y Samir, que han debido moderar su consumo de licor por estar aún recuperándose de sus heridas, además de Mia, que es de carrera larga y sigue bebiendo, aunque su mente ya no está muy bien que digamos.

Mia: ¡Soy la reina de los lagartos!

Jean: Si, si, eso ya lo dijiste.

Samir: ¿Siempre es así? 

Jean: Solo cuando está muy feliz…o muy triste.

La pelinaranja ebria se aferra a su nuevo camarada, y lo mira de manera sugestiva

Mia: La verdad…hic…es que estás muy bueno. ¿Por qué no nos damos cariño?

Samir: Mejor cuando estés menos…etílica.

Mia: Awww, que aburrido eres…hic … zzzzzzz

La mujer finalmente cae, ciega de borracha y el resto simplemente la deja ser para seguir charlando.

Taylor: Como sea. ¿De que estábamos hablando?

Samir: Ah sí. Me preguntaste por mi sueño.

Jean: Oh sí. ¿Cuál es tu sueño?

Samir: Oh, en realidad es algo simple. ¿Han oído hablar de las Saijo O Wazamono?

Taylor: ¿Las espadas de grado supremo?

Samir: Si. Dicen que no hay mejores armas en el mundo. Pero la verdad, yo creo que las espadas están sobrevaloradas. Los cuchillos son mejores, y mi sueño es forjar un cuchillo que sea de tan alts calidad como una espada de ese grado.

Taylor: Cool.

Jean: Apuntas alto. Eso es bueno para un camarada del futuro Rey de los Piratas.

Tras esta pregunta, los nuevos amigos y camaradas se quedan platicando un rato más de otras cosas más banales o simples, hasta que a Samir lo asalta una duda.

Samir: Oye, Jean. Ya…ya hay confianza, ¿no?

Jean: Eres mi camarada, ¿no? Hay toda la confianza que quieras.

Samir: ¿Te puedo hacer una pregunta? 

El peliazul asiente, dándole a entender que puede preguntarle lo que sea.

Samir: ¿Por qué odias tanto a los Cazarrecompensas? Digo, yo también los odio bastante pero por lo que me dijiste aquella vez, se oía como si creyeras que ellos son la fuente del mal del mundo.

Ante esta pregunta, Jean se pone bastante serio, pero ha prometido implícitamente que iba a responder por lo que así lo hace.

Jean: Así me fue enseñado. De hecho, día una de las primeras cosas que mi padre me enseñó de su experiencia como pirata. Los Cazarrecompensas son la escoria del mundo, jamás confíes en ellos.

A Samir le extraña la respuesta. Esperaba que su ahora capitán tuviera una razón más propia, más profunda o más válida que solo “porque su padre se lo dijo”.

Samir: Parece un tanto radical tu padre.

Taylor: Vaya…nunca creí que John Black tuviera esa clase de ideas.  Cuando lo conocí era tan amable y despreocupado.

El castaño, al oír este nombre, casi se va de espaldas y su rostro refleja una mezcla de sorpresa y preocupación.

Samir:¡¿TU PADRE ES JOHN BLACK!?

Jean: Si, ¿Qué tiene?

Samir: ¿Entonces es cierto? ¿Los rumores sobre John Black y los cazadores de recompensas son reales?

Taylor:  ¿Rumores? ¿De qué rumores estás hablando?

Samkr:  Taze y los otros a veces decían muchas cosas sobre John Black y  lo referían como un pirata muy extraño. Se enfrentó a incontables marines y a cientos de Piratas y venció en todas las ocasiones. Pero a pesar  de su tremendo poder, casi todos vivieron para contarlo, ellos creían que para contarán sus victorias al mundo.

Jean: A papá no le gusta matar solo porque si. Solo eso.

Samir: El caso es que ellos decían que con los Cazarrecompensas, el era muy diferente 

Taylor: ¿Diferente en que sentido?

Samir: Decían que John Black asesino brutalmente a todo Cazarrecompensas que se atrevió a interponerse en su camino, pero no solo a los que iban tras de el, también los que se encontraba por casualidad. Luego, mutilaba sus cuerpos y los dejaba para decoración en alguna isla. Advertencias para cualquier otro que se le ocurriera siquiera pensar en atacarlo. Es por eso que lo llaman John Black "Cazador de Cazadores"

Taylor: Iiik, eso da miedo. Pero...solo es un rumor, ¿no, Jean?

Pero Jean no responde, quedándose en silencio y muy, muy serio.

Samir: ¿Jean?

Jean: A papá no le gusta matar solo porque si… 

La situación se vuelve muy incómoda por un momento hasta que, Jean vuelve a su estado dual alegre.

Jean: Como sea. Hablando de Cazarrecompensas, Taze dijo que iba a vendernos a un tal Reaper. ¿De casualidad no sabes quién?

Samir: Ni idea. Nunca me decían nada importante, solo me decían que atacará personas.

Jean: Ya veo, me pregunto quién será.

Tiempo después… en Merveille…

Emile: ¡No! ¡Por favor! ¡¡NOO!!

El cuerpo sin vida de Emile cae sobre la arena, tiñendo el terreno de carmesí. Junto a ella, yacen los cadáveres de casi todos los miembros de Behave or Behead, slavo por Taze y Greco. ¿El culpable? Reaper, cuya alabarda gotea sangre en el suelo.

Greco: ¡Pagaras por eso , maldito!

Greco, al ver morir a su compañera, enfurece por completo y trata de enfrentar al tritón con su propia alabarda. Pero este es superado en menos de un segundo cuando Reaper le raja el cuello, desangrándose y muriendo en un instante.

Reaper: Que patético intento. Aunque su arma es linda. Creo que me la voy a quedar.

Ahora, con una alabarda en cada mano, Reaper se dirige a Taze. El último que queda. Este se hecha para atrás con su porra eléctrica encendida mientras que el no deja de temblar. Pero Reaper la parte a la mitad de un simple estoque.

Taze: Po…por favor, Reaper. Dame otra oportunidad… los volveré a capturar…sólo…sólo dame una semana…y te prometo que…

Pero Taze lo silencia, poniendo la pica de una de sus armas sobre sus labios.

Reaper: Ay, Taze. Ya hablamos de esto. La Sociedad solo acoge bajo su ala a aquellos que dan la talla…y ustedes ni siquiera pudieron mantener a tres prisioneros en su poder por unos días…en definitiva, no alcanzan el estándar.

El tritón pez tigre quita el arma de los labios del pelinegro y luego alza las dos alabardas con la intención de acabar con Taze.

Taze: ¡Dame una oportunidad! ¡Dame una..!

Y de un tajo cruzado, la cabeza de Taze cae rodando al suelo. Acto seguido, Reaper llama por Den Den Mushi a su jefe, el cual contesta desde las sombras

Azrael: ¿Ya tienes a los del Ave Azul?

Reaper: Por desgracia no. Resultaron ser más que lo que Behave or Behead podía controlar. Todos escaparon.

Azrael: ¿Y Behave or Behead?

Reaper: Castigados como se debe.

Azrael: Tch…es una pena. Eso me indica que Blackie Junior están problemático como Blackie Senior. 

Reaper: ¿Quiere que vaya por ellos?

Azrael: No hace falta. Tu sigue con tus deberes. Ellos ya deben estar acercándose a Sabaody y por ende, pronto llegarán aquí a Nuevo Mundo. 

Mors sale de entre las sombras finalmente, mostrándose de cuerpo entero. Un hombre maduro de pelo verde, decenas de cicatrices, ataviado con una gabardina negra muy dañada y empuñando una guadaña de hoja doble llena de sangre seca.

Azrael: Mejor esperar a que lleguen a nuestra puerta.

TO BE CONTINUED